Aouatif, de trabajar en Salamanca a morir presuntamente asesinada a manos de su propia madre

Aouatif, de trabajar en Salamanca a morir presuntamente asesinada a manos de su propia madre
Ghita, la mujer detenida por el presunto asesinato, junto a unos familiares y su abogado, Estanislao Martín. FOTO: ANDY SOLÉ-HOY
Aouatif, de trabajar en Salamanca a morir presuntamente asesinada a manos de su propia madre

Se llamaba Aouatif y tenía 25 años. Había nacido en Marruecos, pero desde hace casi dos décadas vivía con su familia en Carcaboso, localidad cacereña de poco más de 1.000 habitantes situada junto a la Vía de la Plata y a 14 kilómetros de Plasencia. Hasta el pasado mes de febrero, Aouatif había residido en Salamanca, ciudad a la que se había trasladado para trabajar. El 6 de febrero, la joven falleció en su casa familiar de Carcaboso durante un incendio


Las primeras investigaciones apuntaron a un cortocircuito producido en un enchufe en el que la joven cargaba el teléfono móvil en su habitación. La primera planta de la vivienda quedó completamente destrozada por el fuego y el Ayuntamiento, en solidaridad con la familia que era querida y muy respetada en el pueblo tras tanto tiempo viviendo allí. De hecho, el Consistorio anunció que iba a montar  una colecta solidaria que tendría como fin conseguir fondos económicos para cubrir las necesidades más urgentes de la familia de la fallecida, que tenia seis hermanos más de los cuales cinco habían nacido en Carcaboso. 

Sin embargo, los resultados de la autopsia realizada al cadáver de la joven dieron un vuelco a la investigación. Según informó Canal Extremadura Radio el 22 de febrero, Aouatif no había muerto como consecuencia del incendio, sino que fue asfixiada por parte de un tercero o terceros que, después, provocaron el fuego para encubrir lo que habían hecho. La investigación de la Guardia Civil se desarrolló durante varios meses y de forma inmediata el Juzgado de Instrucción número 4 de Plasencia decretó el secreto de sumario. El cuerpo de la joven fue enterrada por su familia en un cementario musulmán ubicado en la localidad malagueña de Fuengirola.

El 29 de mayo pasado, la madre de la joven, de nombre Ghita, fue detenida por la Guardia Civil, pero tras comparecer ante el juez fue puesta en libertad con cargos. El abogado defensor de la investigada, Estanislao Martín, declaró entonces a los medios de comunicación a la salida del juzgado que la causa "seguía abierta" y  bajo secreto de sumario" por lo que seguían realizándose las pertinentes investigaciones, aunque por el momento la única investigada era su defendida. El 23 de julio, la Audiencia Provincial de Cáceres ordenó el ingreso en prisión de la madre al entender que existía riesgo de fuga de que huyera a Marruecos. Ghita permanece en la cárcel desde entonces a la espera de juicio.



¿Qué pudo pasar?

Los medios de comunicación indicaron en todo momento que Aouatif había estado trabajando en Salamanca. Lo cierto es que lo hizo hasta pocas horas antes de su muerte, cuando por circunstancias que se están investigando regresó a la vivienda familiar en Carcaboso y allí encontró la muerte. SALAMANCA24HORAS ha podido saber que Aouatif trabajó como chica de alterne, y esta circunstancia, tras conocerla la familia, pudo ser el desencadenante de su muerte por asfixia. De hecho, fuentes del caso indican que mantuvo engañada a su familia mientras residía en Salamanca.

El asunto, por el momento, sigue en instrucción, pendiente de recibir pruebas de laboratorio. "El secreto de sumario se levantó en su día, pero como sumario, las diligencias siguen siendo reservadas", indica en conversación con SALAMANCA24HORAS el abogado de la mujer encarcelada, Estanislao Martín.

El letrado afirma, eso sí, que existe "la sospecha" de que Aouatif, la joven fallecida, "pudiera haber estado trabajando en un club de Salamanca". "Si bien, no hay una constancia clara de que su trabajo consistiera en acompañar a clientes por dinero", explica. "La Guardia Civil apunta a que el conocimiento de la presunta dedicación a la prostitución pudiera ser mal visto por la familia y que, por eso, pudo existir alguna discusión entre miembros de la familia, en el transcurso de la cual pudiera haber sido axfixiada. No hay una constancia clara, más alla de las sospechas de que la madre, que fue la última que la vio con vida, pudiera haber sido la causante del fallecimiento". 

Ghita, la madre, es la única investigada por los hechos, aunque vecinos del municipio consultados por este periódico, que prefieren preservar su anominato, aseguran que la mujer estaría "cargando con la culpa". Es decir, que coinciden en señalar que habría algún cómplice.

"De momento, la única encartada, que figura como investigada es su madre, de nacionalidad marroquí, pero con una estancia muy larga en España. De hecho, sus hijas menores son españolas. "Esta familia estaba muy integrada en la localidad y la localidad de Carcaboso se volcó cuando ocurrió el incendio", indican.

Un posible nuevo giro a la investigación

La linea de la defensa, por lo tanto, es considerar a Ghita inocente, "pues ella mismo se ha declarado inocente desde el inicio de la investigación, manifestando que no ha tenido nada que ver en la muerte de su hija y en el posterior incencio que se produjo en la vivienda", indica su abogado a este diario.

Sin embargo, Estanislao Martín asegura que "quedan numerosas pruebas de laboratorio por llegar, y estas podrían dar un giro a la investigación". "Seguramente en este mes de septiembre solicitaremos de nuevo la libertad", finaliza.

Lo más