SENTENCIA DEL PROCÉS

Vox considera "una vergüenza" la sentencia, "al gusto de Sánchez", y estudiará cómo recurrir: "Hay un golpe de Estado vivo"

Vox considera "una vergüenza" la sentencia, "al gusto de Sánchez", y estudiará cómo recurrir: "Hay un golpe de Estado vivo"
Vox considera "una vergüenza" la sentencia, "al gusto de Sánchez", y estudiará cómo recurrir: "Hay un golpe de Estado vivo"
Ortega Smith sostiene que el Supremo comete "un gravísimo error" porque "la rebelión continúa y no ha sido desactivada"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, considera que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista catalán es "una vergüenza", muy "al gusto de Pedro Sánchez", por lo que su partido estudiará la posibilidad de recurrir.

Tanto Abascal como su secretario general y abogado de la acusación popular durante el proceso judicial, Javier Ortega Smith, han comparecido en las inmediaciones del Supremo para criticar la sentencia del Alto Tribunal, que ha desechado el delito de rebelión que ellos reclamaban para los líderes del procés.

Una sentencia que consideran "muy desafortunada" y "una vergüenza para España" y para el propio Tribunal Supremo porque evidencia hasta qué punto el Estado es "incapaz" de defender el orden constitucional y la soberanía nacional ante unos hechos que ahora se resumen como "poco más que una algarada callejera", en palabras de Abascal.

"Hay un golpe de Estado vivo"

El líder de Vox defiende que "hay un golpe de Estado vivo" en Cataluña, donde hay un Gobierno "en rebeldía" que ha apostado por la vía eslovena y que, entre otras cosas, ha apoyado a unos "terroristas" que serán juzgados en la Audiencia Nacional tras haber sido detenidos con explosivos.

Y ha censurado que haya un proceso electoral al que concurren partidos que, a su juicio, han actuado como "organizaciones criminales", y un Congreso que ha otorgado la condición de diputados a "golpistas" y "cómplices" que juraron lealtad a los principios "golpistas" del 1-O.

Abascal ha acusado a PP y PSOE de llevar años "escondiéndose" detrás de los tribunales para no afrontar la amenaza separatista, abonando, en su opinión, un clima de "debilidad" de las instituciones del Estado, por lo que ha asegurado que su partido recurrirá la sentencia tras estudiarla detalladamente.

Y es que, según ha apuntado Ortega Smith, es un "gravísimo error" que el Supremo no haya valorado la rebelión cuando había hechos "perfectamente acreditados". Así lo sostuvieron, según ha recordado, el que fuera fiscal general José Manuel Maza, el juez instructor del sumario del procés Pablo Llarena, los magistrados de la Sala Especial de Apelaciones, los cuatro fiscales de la Sala de lo Penal o la propia Abogacía del Estado, que mantuvo la existencia de ese delito hasta que llegó Sánchez al Gobierno.

"Se ha perdido una oportunidad histórica"

"Si alguien tiene dudas sobre si había o no rebelión sólo tiene que estar pendiente de lo que ha ocurrido desde el juicio hasta hoy, con una Generalitat, un Puigdemont y una ANC y un Ómnium Cultural en rebelión permanente y hasta con grupos terroristas que han sido desactivados. La rebelión continúa y no ha sido desactivada", ha insistido Ortega Smith, antes de acusar al Supremo de haber perdido "una oportunidad histórica" de haber lanzado a la sociedad un mensaje de "confianza" en las instituciones y en el Poder Judicial.

Tanto Ortega Smith como Abascal se han mostrado preocupados por que algunos de los condenados puedan salir en libertad tras acceder al tercer grado y por que la Generalitat pueda llegar a otorgarles "una libertad camuflada". "Algunos españoles han podido tener la sensación de que se hacía justicia (con la sentencia), pero ésta se va a tornar en preocupación en los próximos meses cuando la Generalitat ejerza sus competencias", sostiene el líder de Vox.

En este punto, se le ha preguntado por unos comentarios publicados por la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, en los que hablaba que con la sentencia era "un triunfo de la democracia" y en los que apuntaba que hoy era "un gran día" para nuestro Estado de Derecho.

"Macarena ha dicho que tenía la misma sensación que muchos españoles, después ha dicho que iba a leer la sentencia e inmediatamente ha borrado los tuits una vez que ha leído la sentencia", se ha limitado a responder.


Comentarios
Lo más