SALMANTINOS EN BARCELONA

Salmantinos en Barcelona: "El independentismo es una cortina de humo para ocultar temas más preocupantes"

Salmantinos en Barcelona: "El independentismo es una cortina de humo para ocultar temas más preocupantes"
Salmantinos en Barcelona: "El independentismo es una cortina de humo para ocultar temas más preocupantes"

Las manifestaciones por la condena del Tribunal Supremo a los líderes independentistas derivaron en la noche del martes en una batalla campal en Barcelona que se reprodujo en muchos lugares de Cataluña. Grupos de violentos se hicieron con el control de las protestas pacíficas y alimentaron los argumentos de los que dicen que lo de "revolución de las sonrisas" tiene bien poco

Primero La Moncloa emitió un comunicado nocturno, tras los disturbios vividos durante todo el día, en el que asegura que la "violencia está siendo generalizada en todas las protestas" y que el objetivo del Gobierno Central "es y será en todo momento garantizar la seguridad y la convivencia". Ya durante toda la jornada del miércoles los partidos políticos han ido lanzando consignas y han realizado reuniones para tratar de ponerse de acuerdo en la forma de tratar el asunto. Sánchez transmitió a Casado que no descarta "ningún escenario", que todo está previsto y que actuará, si es preciso, desde la firmeza y la unidad. 

Sin embargo, al mismo tiempo el ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, aseguraba en una rueda de prensa en Ferraz que "no se dan los supuestos" para aplicar la Ley de Seguridad Nacional.

En clave local, ¿cómo están viviendo los salmantinos residentes en Barcelona estos días? SALAMANCA24HORAS ha hablado con alguno de ellos. 

Sergio González, periodista salmantino residente en Barcelona, vive en la plaza de Tetuán, muy cerca de la Diagonal, epicentro de muchas de las protestas. "Durante la noche de ayer (por la del martes) se podían ver las columnas de humo desde las ventanas y el sonido del helicóptero de la Policía Nacional y de las sirenas es una constante durante el día y bien entrada la noche", explica.

"A las 22:00 horas, cada día suele haber caceroladas entre los vecinos, pocos la verdad, pero siempre se genera un murmullo metalero que dura unos 15-20 minutos", cuenta a este diario.

Sergio cuenta que, por el momento, su día a día no se ha visto afectado. "No he tenido que completar trayectos fuera de la ciudad o ir al aeropuerto", asegura, "aunque sí tengo el temor de que este viernes, cuando tenga que coger un vuelo para viajar a La Coruña para visitar a un amigo, pueda sufrir retrasos o cancelaciones por los cortes en la carretera de acceso al aeropuerto o por un repunte en las protestas en las mismas terminales", explica.

"Una cortina de humo"

"Lo que si afecta en mi día a día y de personas cercanas a mí es el incremento de la inseguridad debido a los robos y asaltos cometidos por carteristas en muchos puntos del centro de la ciudad. Creo que el independentismo es una cortina de humo para ocultar situaciones más graves", asegura. 

"Lo más preocupante es el uso de la violencia como medio y de la trivialización del robo, tanto en carteristas que no temen las consecuencias, como en los propios usuarios, que se ven despojados de cualquier acción punitiva salvo una demanda en la comisaría de Mossos de turno. Esta situación es una consecuencia más de la propia degradación de la ciudad, abarrotada por el turismo extranjero más al estilo Benidorm que cultural, siendo este último el que había definido a Barcelona durante muchos años", indica.

"Aunque la situación de la ciudad no la ligaría directamente al independentismo, sino a la falta de políticas efectivas del gobierno local, sí que la atención mediática y ciudadana hacia todo lo relativo a la independencia ha dejado de lado temas preocupantes como la corrupción (caso Pujol); la subida de los precios del alquiler; la seguridad o la caída de inversión extranjera que afecta directamente a las oportunidades laborales", asegura.

"No todo pasa en todos los puntos de Barcelona, las actividades se siguen haciendo normalmente"

Otra salmantina que vive en Barcelona es Clara Hernández, quien llegó a debutar con Perfumerías Avenida en la temporada 2015/2016, formando parte de su primer equipo aquella temporada. La charra ahora estudia Fisioterapia en la ciudad condal y, si bien los disturbios no le están afectando, ya que vive en una zona tranquila de la ciudad y no en el centro -donde tienen lugar las manifestaciones-, sí que a la hora de dar clase está sufriendo algunos percances.

Concretamente, son las huelgas estudiantiles que están siendo convocadas las que han provocado que se pierda alguna asignatura, ya que los profesores también se han sumado a esa huelga.

“Pero no todo lo que está pasando y se ve en las televisiones pasa en todos los puntos de Barcelona”, remarca Clara, quien explica que para ir a clase va andando -vive a dos minutos de la universidad- y, para ir a entrenar y a jugar en baloncesto, se desplaza en coche sin ningún problema. “La Federación Catalana el lunes suspendió, por ejemplo, todos los entrenamientos y partidos oficiales. Pero yo sí entrené, así que depende un poco del club”, apunta, indicando que se siguen haciendo las actividades de manera normal.

Si bien al no usar el metro no sabe si está viéndose muy afectado, sí sabe que en la huelga general convocada para el viernes puede ser cuando más paralizada se vea la ciudad. Sin embargo, ella no estará en Barcelona esos días, ya que tenía un viaje programado. “Como el lunes pasó todo lo que pasó en el aeropuerto, este jueves que viajo iré pronto, un poco más de lo normal, por si tenemos algún problema en llegar”, si bien su esperanza es que eso no ocurra.

Comentarios
Lo más