CANDIDATOS AL CONGRESO

María Jesús Moro (PP): "En el proyecto popular participamos personas a las que nos preocupan nuestros paisanos y contamos con uno de los nuestros: Pablo Casado"

María Jesús Moro (PP): "En el proyecto popular participamos personas a las que nos preocupan nuestros paisanos y contamos con uno de los nuestros: Pablo Casado"
María Jesús Moro (PP): "En el proyecto popular participamos personas a las que nos preocupan nuestros paisanos y contamos con uno de los nuestros: Pablo Casado"

La candidata popular al Congreso por Salamanca responde a las preguntas de SALAMANCA24HORAS

¿Qué ha ocurrido para que tengamos que votar de nuevo este domingo?

Nunca ha sido tan evidente la razón: El señor Sánchez ganó las elecciones el 28 de abril y ha sido incapaz -realmente creo que no ha querido- de llegar a acuerdos para gobernar. Es un caso único en democracia de egocentrismo; le estorban todas las opiniones distintas a la suya, incluidas las de su partido. Quiere gobernar sin que el parlamento le controle, privando a éste de sus funciones, también de la legislativa, y con esa actitud es imposible que pueda llegar a acuerdos con nadie.

Esta corta campaña electoral toca a su fin ¿Qué sensaciones le ha dejado?

Percibo que los ciudadanos son cada vez más conscientes de la situación que vivimos en España y que se ha pasado del rechazo por hartazgo a un nuevo proceso electoral, al compromiso para ejercer su derecho en una segunda oportunidad valorando muy cuidadosamente su elección.

¿Qué se está jugando Salamanca este domingo?

Se está jugando la tranquilidad de quienes tanto han trabajado en años pasados y el futuro de quienes necesitan que sus gobernantes trabajen por sus necesidades, con los pies en la tierra, con responsabilidad. Los salmantinos somos gente seria, austera, muy conscientes de lo que cuesta progresar. Necesitamos que los gobernantes no nos dejen en la zona de sombra de un territorio del oeste español. Por desgracia, ya hemos padecido las consecuencias de ese olvido de las políticas socialistas. Sólo hay que recordar que perdimos la oportunidad de los años de bonanza en la planificación de nuestras infraestructuras de movilidad y agrarias gracias al gobierno de Zapatero.

¿Puede el Partido Popular presentarse con la cabezaHa hecho los deberes el Partido Popular para presentarse con la frente alta a estos comicios?

Si, estoy convencida. No hemos dejado de trabajar ni un minuto. En poco más de un año pasamos del gobierno a la oposición y a un cambio de dirección en el Partido y no se ha perdido el tiempo en lamentos. Hemos escuchado a los salmantinos, a los españoles y trabajamos por lo que necesitan, buscando soluciones y propuestas en todas las administraciones en las que gobernamos y en los parlamentos. Somos muy conscientes de la encrucijada que atravesamos en lo económico, en lo institucional, en las relaciones internaciones y, a diferencia de otros, hemos volcado en ello todo el esfuerzo y no en mirarnos a nosotros mismos. Por eso, desde las diferencias, hemos llegado a acuerdos de Gobierno, porque urge afrontar desde instituciones con estabilidad los retos sociales y económicos que afectan a nuestros agricultores y ganaderos, a los emprendedores, a los mayores y  a los jóvenes.

¿Puede resumirme el trabajo desempeñado por los diputados populares por Salamanca durante esta fugaz legislatura?

Hay que recordar que terminamos la XII legislatura de forma abrupta con el adelanto electoral que forzó el señor Sánchez después de haber presentado una moción de censura. Eso ya pone de manifiesto su capacidad de gestión y que pone por delante de los intereses de los españoles los suyos propios. No supo concitar el acuerdo de las fuerzas políticas para sacar sus presupuestos. El gobierno popular había aprobado dos presupuestos (2017 y 2018) con el acuerdo de siete partidos. El presidente en funciones interrumpió la tramitación de muchas leyes relevantes que se encontraban en la recta final para su aprobación. Con idéntica actitud autoritaria bloqueó el funcionamiento del Congreso y retrasó al máximo, y después de múltiples requerimientos por nuestra parte, la constitución de comisiones y su comparecencia en Pleno. 

A pesar de ello, el grupo popular y los diputados populares salmantinos, desde el primer día, ejercimos nuestras funciones presentando iniciativas legislativas y preguntas. El Gobierno socialista ya nos había negado respuesta a nuestras preguntas de seguimiento de inversiones, de paralización de obras, de carencias en las plantillas de Policía y Guardia civil o de pagos pendientes a la Universidad de Salamanca, pero seguimos insistiendo porque nuestra gran preocupación eran los importantes incumplimientos con Salamanca; la forma en la que no estaba ejecutando las partidas presupuestadas para las infraestructuras y para proyectos en distintas instituciones de la provincia, como lo acreditan las 85 iniciativas que presentamos los populares salmantinos.

¿Es la despoblación nuestro principal problema en Salamanca?

Creo que el principal problema es que se mantenga un gobierno que nada hizo para buscar dotaciones para infraestructuras esenciales para Salamanca (hay que recordar su voto en contra) y que, después, en lugar de agilizar las haya bloqueado y las utilice de manera partidista; que no defienda las medidas imprescindibles para el campo charro; que haya negado que lleguen a todos nuestros núcleos de población una conexión de alta capacidad a internet; que no negocie y se resigne a las presiones de otras naciones en la PAC que debe ejecutarse a partir del 2020; que esté desaparecido en la defensa de nuestros productos en la lucha arancelaria de EEUU y China, que tanto nos afecta; que actúe con precipitación y frivolidad en las normas sobre combustibles o acusando a la ganadería como agente muy contaminante. El gobierno socialista ha ejercido de pirómano para la despoblación.

¿Cómo piensa tratar de ponerle remedio?

La despoblación no es fácil de superar en poco tiempo, pero si puede ser frenada para que medidas a medio y largo plazo puedan paliarla y dejarla atrás como en otras etapas históricas. Difícilmente podemos afrontarla con meras declaraciones si después privamos a los pueblos de movilidad, de conexión o de servicios y si no nos preocupamos del reto demográfico. Sólo un trabajo coordinado y constante de todas las administraciones puede ser eficaz. Por eso, somos defensores firmes de los municipios y de las administraciones y medidas que actúen de forma constante, coordinada e inteligente en proporcionar los mejores servicios, para fijar población, para facilitarle la vida a los que quieren vivir en las zonas rurales y no para complicársela y que sólo contentan a visitantes ocasionales o a teóricos de despacho. Cuidar a nuestros agricultores y ganaderos es cuidar la España rural, la sostenibilidad, los productos agroalimentarios de calidad y saludables.

Nuestro programa en empleo, apoyo a los autónomos y empresarios, en medidas tecnológicas y sobre la cuarta revolución industrial, etcétera, se ha hecho pensando en todos, priorizando y agilizando estrategias para las zonas más despobladas, porque la brecha que ya existe se acrecienta si no se piensa en todos y primero en los habitantes de la España que no queremos que se siga despoblando.

Y además son precisas medidas para el crecimiento de la natalidad, si no lo conseguimos pronto, lo demás se puede convertir en quimera.

¿Qué nuevas (o antiguas) infraestructuras considera necesarias (y prioritarias) para Salamanca en esta próxima legislatura?

Es necesario y prioritario concluir la electrificación de la línea férrea Medina del Campo/Salamanca/Fuentes de Oñoro y todas las obras complementarias (soterramiento de pasos a nivel, cerramiento de vías, etcétera) que permitan las máximas prestaciones para el transporte de viajeros y de mercancías, que ha retrasado injustificadamente el gobierno socialista desaprovechando el esfuerzo que hicimos los populares para garantizar las dotaciones presupuestarias que la hicieran posible, incluso en los peores momentos de la crisis.

También es urgente acometer la conclusión de la circunvalación de Salamanca con las obras de la rotonda de Salamanca tan necesarias para mejorar la seguridad en un punto negro y que si el señor Sánchez no hubiera llegado al gobierno estaría ejecutada.

Nosotros seguiremos peleando porque se ejecute todo lo que dejamos presupuestado y atentos a las necesidades que seguirán surgiendo.

Y si el resultado electoral no satisface a nadie y toca volver a negociar... ¿está usted preparado para ello?

Nosotros hemos demostrado que sabemos negociar y que lo hacemos en beneficio de la estabilidad que tanto necesita nuestro país para recuperar confianza y empleo. Si indagan verán que tenemos fama de buenos negociadores en el Gobierno y en el Parlamento y que hemos sacado adelante iniciativas muy positivas para mejorar las condiciones de nuestras fuerzas de seguridad, de los funcionarios de prisiones, de los interinos y funcionarios de la administración de justicia, entre otros.

Somos fiables y el señor Sánchez no puede decir lo mismo. Hoy defiende medidas que hace semanas rechazó, por tanto, uso y otros tenemos acreditadas cuáles son nuestras aptitudes para mejorar la vida de los salmantinos y de los españoles.

¿Qué les diría a los ciudadanos en los instantes antes del 10-N?

Que confiamos en ellos, que les respetamos. Somos conscientes que la incapacidad del presidente socialista nos salpica a todos, y con humildad pedimos disculpas. Pero no todos somos iguales y, por eso, porque estamos convencidos que lo saben, les pedimos que voten como actúan con sus familias, pensando en lo mejor para todos. Es el momento de sumar apoyos en quien tiene la convicción y la capacidad para poner a los salmantinos y a los españoles por delante de los intereses personales y de partido. Dispersar el voto en este momento no tiene fácil solución después. El proyecto popular es un proyecto renovado pero experimentado, serio, responsable, confiable, en el que participamos personas que “pisamos tierra”, nos preocupan nuestros paisanos y contamos con uno de los nuestros, Pablo Casado, al frente. Les pido su confianza, que nos sigan y nos exijan. A Salamanca le irá mejor.

Comentarios
Lo más