​Condenada a pagar 20.000 euros una empleada de hogar por robar joyas en la casa donde trabajaba y empeñarlas para el juego

​Condenada a pagar 20.000 euros una empleada de hogar por robar joyas en la casa donde trabajaba y empeñarlas para el juego
​Condenada a pagar 20.000 euros una empleada de hogar por robar joyas en la casa donde trabajaba y empeñarlas para el juego

La acusada ha reconocido los hechos y ha aceptado abonar la indemnización a la víctima, así como una pena de seis meses de prisión por un delito continuado de hurto 

Una mujer de iniciales A.H.S. tendrá que pagar 20.000 euros de indemnización a la propietaria de la vivienda donde trabajaba después de robarle en múltiples ocasiones una gran cantidad de joyas que después empeñaba para dedicarlas a su adicción al juego.

A parte de la mencionada cuantía monetaria que tendrá que abonar, la mujer, que ha reconocido los hechos este jueves en el Juzgado de lo Penal Número 2, también ha aceptado una pena de prisión de seis meses.

La denuncia se presentó el 19 de septiembre de 2018 cuando la víctima alegó en Comisaría la sustracción de joyas del interior de una caja de seguridad que tenía alquilada en una entidad bancaria. Funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la UDEV, tras las investigaciones llevadas a cabo, concluyeron que los hechos no podían haber sucedido como ella relataba, detallando en un informe por qué habían llegado a esa conclusión.

La denunciante fue citada nuevamente en dependencias policiales e insistió en que le habían desaparecido las joyas de la Caja de seguridad. Se le informó que la sustracción del interior de la sucursal estaba descartada y se iniciaron nuevas líneas de investigación y, ante la posibilidad de que el origen de dicha desparición pudiera estar en el entorno familiar, se le solicitó que facilitara los datos de las personas que habían podido tener fácil acceso a las joyas que tenía en el domicilio.

El pasado jueves, la víctima volvió a llamar a la Policía, para informar que al pedirle los datos de identidad a una empleada de hogar que lleva muchos años con ellos y era de total confianza, terminó confesándole que las joyas las había cogido ella de casa y las había colocado en diversas casas de compraventa de Salamanca.

Fuentes policiales señalan que, en uno de estos negocios, se habían realizado 173 movimientos desde el año 2013 al 2014, de los cuales, se habían podido recuperar 153 lotes. Que recibió por ello 2.121 euros. Durante el periodo 2014-2015, también empeñó 331 gramos, por valor de 5.070 euros y, desde el 2015 al 2018, vendió 616 gramos, percibiendo un total de 9.729 euros. El total de las ventas de las joyas asciende a 16.920 euros.

La empleada de hogar señaló que tiene adicción al juego y ese era el motivo de los robos, por lo que tras ser citada se procedió a su detención, información de derechos y posterior puesta en libertad con cargos.

Comentarios
Lo más