​VÍDEO | Cocaína, una nave abandonada, coches y armas ¿A qué se dedican los RS2?

​VÍDEO | Cocaína, una nave abandonada, coches y armas ¿A qué se dedican los RS2?
​VÍDEO | Cocaína, una nave abandonada, coches y armas ¿A qué se dedican los RS2?

Son solo algunas de las cosas que se pueden ver en múltiples vídeos que el difunto ‘Kepa’ publicó en sus redes sociales. El supuesto cabecilla de los RS2 tenía diferente material audiovisual donde se le ve consumiendo cocaína y disparando un arma dentro de la nave donde se reunía el grupo de jóvenes y en la que, presuntamente, abusó sexualmente de un menor

A raíz de su muerte en un accidente el pasado 1 de noviembre a la altura de Villar de Plasencia, diferentes informaciones sobre el historial delictivo de El Kepa han salido a la luz. Sin embargo, la duda queda ahora del lado del número que alcanza la lista de sus presuntas víctimas y, sobre todo, de las personas que pueden acabar salpicadas por sus actos, ¿Tienen la misma carrera de delincuencia el resto de los RS2? o ¿Vivían ajenos a los actos de su supuesto cabecilla?

WhatsApp Image 2019 11 06 at 14.42.38Son preguntas que actualmente guardan difícil respuesta más allá de los historiales delictivos, si los hubiera, que pueda tener a recaudo la Policía Nacional. Sin embargo, llevados por la idea –y aunque ahora la mayoría nieguen incluso formar parte del grupo cuando diferentes fuentes consultadas por este medio afirman que se les ha visto por esa nave abandonada- incomprensible del morbo que les pudiera llevar vivir ajenos a la ley, compartían el día a día con un presunto delincuente que hacía uso de sus redes sociales para alardear de múltiples actos, de consumo de drogas, de conducción temeraria y de exhibir abundantes cantidades de dinero en metálico del que no le importaba presumir en sus grupos de su dudosa procedencia.

Otros, sin embargo, y según confirman a este medio, vivían ajenos a la vida delictiva del Kepa y aunque pensaba que “tendría pequeñas cosas” solamente compartían la afición por los coches yendo a concentraciones y eventos para mostrar sus vehículos, varios además con fines benéficos.

La nave abandonada

En la fachada de la nave donde la Policía Nacional detuvo a el Kepa se puede leer una pintada: “central RS2”; a modo de serigrafía improvisada que distinguía su sede. Una fábrica abandonada, situada en una calzada perpendicular de la calle Juan de la Cierva del Montalvo 1, compuesta por diferentes apartados, muchos de ellos completamente llenos de escombros. En la parte superior de la misma se encuentran tres improvisadas habitaciones con colchones en el suelo y otras estancias más que utilizaban para “pasar las tardes”. Una amplia instalación donde podían circular sin dificultad con sus coches y donde entraban una gran cantidad de los mismos.

Con la detención del Kepa, la nave fue precintada por la Policía y se mantuvo así varios días. Sin embargo, según ha podido saber este medio, ya ha sido okupada, aunque todo apunta a que por otras personas que no tienen nada que ver con el grupo de los RS2. Ya cuenta con nuevos candados y por allí aparecen otras personas diferentes a las que antiguamente visitaban la nave semiabandonada.

WhatsApp Image 2019 11 06 at 14.42.39Imagen actual de la puerta de entrada a la nave

276226Imagen anterior de la misma puerta de la nave cuando fue precintada por la Policía 

Armas incautadas

Que la Policía pudiera en cualquier momento ver un vídeo donde se hacía uso de un arma dentro de la nave abandonada, no era algo que pareciera importarle al Kepa y a los RS2. En esta grabación otras personas, una de ellas mujer por la voz que se puede escuchar, filmaban al cabecilla del grupo mientras este hacía alarde de su pistola Astra del calibre 9 mm corto disparándola contra una de las paredes de la nave. “Ay que me muero. Sí, sí pues ha reventado el ladrillín”, dice la voz femenina. “Sí, de mentira” contesta irónicamente el Kepa.

Precisamente ese arma, junto a otra simulada, fue incautada por la Policía en el registro que realizaron en su vivienda de la calle Galileo. Se encontraba cargada con seis cartuchos y contaba con otra caja con 22 del mismo calibre. Un modelo de arma poco habitual, conocida entre los coleccionistas, y con unas balas que resultan más difíciles de encontrar que de lo habitual y que se pueden localizar con mayor facilidad en el país vecino de Portugal.

276105


Drogas y amenazas: “Tú no sabes quién soy y lo que he hecho”

Los RS2, encabezados por un joven de 29 años, con otros pocos de edad similar, pero integrado en su mayoría por menores o que habían cumplido recientemente los dieciocho y que se valían de las amenazas para amedrentar a otros adolescentes, pero que no les importaba encararse a otras personas que les llevaran la contraria.

Múltiples acusaciones a su cabecilla y denuncias por abusos, detenciones por robos –como el de una nave de Mozárbez-, por robo con violencia en Plasencia, otro de tráfico de drogas a domicilio en Almería, o un juicio, precisamente en mayo, por amenazar y pinchar las ruedas al coche de una chica de uno de los pueblos del Alfoz.

Ella trabajaba en un centro joven y allí vio múltiples veces a los supuestos “RS2”, con el Kepa a la cabeza que acompañado de menores entraba y salía del establecimiento a pesar de la negación al acceso de la joven “porque ya le había visto en múltiples ocasiones llevándose a menores en su coche. Les decía que si se iban con él los invitaba luego al McDonald's. Como yo sabía que no estaba bien lo que él estaba haciendo con ellos, porque los adolescentes del centro me contaban lo que se decía que hacía con ellos, le dije el fin de semana siguiente –en otra actividad- que allí no podía entrar”. Él acompañado de otros dos individuos, al menos uno menor de edad, le dijo “Tú no sabes quién soy y lo que he hecho, ten mucho cuidado conmigo. Después me pinchó las ruedas de mi coche”.

Muchas personas que lo conocían afirman que era una persona psicológicamente inestable, “tenía como dos caras” y llevaba tiempo diciendo que él no volvería a entrar en la cárcel. Las drogas eran otro problema para él, y no le importaba subir múltiples vídeos consumiendo rayas de cocaína junto a otros jóvenes.

Una carrera delictiva que se ha cerrado con su muerte el pasado 1 de noviembre en la A-66 a la altura de Villar de Plasencia. Sin embargo, estaba en búsqueda y captura por el goteo constante de denuncias por abuso que llegaron hasta la Comisaría de Policía de Salamanca después de su detención. El Kepa ya no está, pero su sombra sigue marcada entre sus presuntas víctimas y sus actos podrían salpicar a sus compañeros de banda. Solo el tiempo acabará dictando si las acciones delictivas que vinculaban al grupo, murieron con él. 

Comentarios
Lo más