FÚTBOL - SEGUNDA B

​La pegada del Bilbao Athletic supera a Unionistas

​La pegada del Bilbao Athletic supera a Unionistas
Foto: Athletic Club
​La pegada del Bilbao Athletic supera a Unionistas

A pesar del 4-1, los de Jabi Luaces plantaron cara en muchos momentos del partido al líder

Unionistas se quedó de vacío ante el líder. Y eso que los de Jabi Luaces trataron de tú a tú a un Bilbao Athletic que se impuso por 4-1. Una goleada excesiva en un duelo en el que los charros tuvieron opciones de puntuar durante muchas fases.

Jabi Luaces colocó de inicio un once formado por Brais en la portería; Piojo, Góngora, Zubiri y Ayoze en la defensa; Ribelles, Portilla, Diego González y Javi Navas en la medular; y De la Nava como enganche hasta David Grande.

Los locales salieron dominaron y tuvieron el balón ante un Unionistas sólido y bien plantado. Sin embargo, a los dieciocho minutos, Morcillo se tiró dentro del área ante Ribelles y el árbitro ‘picó’ (y erró en su decisión) a pesar de las protestas de los unionistas. Once metros y el propio Morcillo que no desaprovechaba la ocasión.

Tras el gol, Unionistas fue valiente. Tuvo el balón, con Portilla muy participativo y Diego González muy descarado. En un balón largo del cántabro, el joven salmantino controló y se quedó solo ante el meta local, que le sacó el 1-1 con una gran parada con el pie.

No hubo más ocasiones en la primera mitad pero sí se vio a los de Luaces con mayor posesión de balón y con la sensación de seguridad para plantar cara al líder.

El arranque de la segunda mitad trabo el empate. Una falta potente de Góngora, que tocó en la barrera, acabó con la parada de Ezkeita y un barullo dentro del área que mandó a la red Diego González.

Los de Jabi Luaces fueron valientes y trataron de dar la vuelta al partido. Pero Ezkeita negó el gol a Ribelles tras un buen remate de cabeza del valenciano. Y los locales volvieron a golpear al cuarto de hora de la reanudación con n tanto de Baqué, que empujó la pelota a las mallas.

Sin embargo, los charros reaccionaron con la entrada de Garrido y Álvaro Romero al campo. El sevillano fue objeto de penalti en el minuto 70 y David Grande, que había anotado todo desde el punto fatídico, se encontró con la intervención de Ezkeita. El meta volvió a sacar una mano decisiva en un centro chut de Portilla.

Y el Bilbao Athletic penalizó con un tanto de Luengo, en el minuto 82, y otro de Salado, en el minuto 90, para mandar a la lona al equipo de Jabi Luaces.

Comentarios