Misterio resuelto: Alba, la enfermera residente en Salamanca que le salvó la vida a una joven en pleno vuelo transoceánico

Misterio resuelto: Alba, la enfermera residente en Salamanca que le salvó la vida a una joven en pleno vuelo transoceánico
La enfermera residente en Salamanca Alba Díaz, de visita en el estadio del equipo que perdió la final de la Copa Libertadores frente a River Plate
Misterio resuelto: Alba, la enfermera residente en Salamanca que le salvó la vida a una joven en pleno vuelo transoceánico

SALAMANCA24HORAS ha podido hablar con Alba Díaz, la enfermera residente en Salamanca que intervino en el suceso en pleno vuelo. La joven se encuentra pasando unos días de vacaciones y turismo en Buenos Aires, pero ha tenido tiempo para contar lo ocurrido

El pasado lunes, el Diario de Sevilla publicó un reportaje sobre cuatro jóvenes médicos residentes del Hospital de Valme que, durante un viaje transoceánico entre Madrid y Buenos Aires, intervinieron para salverle la vida a una joven que empezó a convulsionar y entró en parada cardiorrespiratoria. 

La identidad de los cuatro médicos residentes fue revelada tanto por el periódico sevillano como por ellos mismos, que en un vídeo explicaron lo que había ocurrido. Sin embargo, los cuatro médicos indicaron que, en el vuelo de Air Europa en el que se encontraban, fueron ayudades por "una enfermera de Salamanca" que también tuvo un papel crucial para salvarle la vida a la chica. SALAMANCA24HORAS pudo saber, gracias a la madre de uno de estos médicos, que la enfermera se llamaba Alba, nada más.

Sin embargo, este miércoles, 20 de noviembre, el misterio se ha desvelado. Este diario ha podido hablar con Alba Díaz, la enfermera residente en Salamanca que intervino en el suceso en pleno vuelo. La joven se encuentra pasando unos días de vacaciones y turismo en Buenos Aires, pero ha tenido tiempo para contar lo ocurrido.

Alba finalizó sus estudios de enfermería en 2017 en Madrid, ya es de Leganés, y entre junio y octubre estuvo trabajando en el Hospital Virgen de la Vega en el servicio de Urología. Actualmente, estudía en la Universidad de Salamanca un máster en Cuidados Paliativos.

"Quedando unas tres horas de vuelo avisaron si había algún médico a bordo, debido a que una chica se había empezado a encontrar mal, sufriendo un ataque epiléptico que le llevó incluso a entrar en parada cardiorrespiratoria", explica. "Tanto yo como los médicos de Sevilla nos acercamos e intentamos saber qué estaba ocurriendo. Realizamos un test de glucemia y le tomamos la tensión", indica la enfermera.

"Al iniciarse la convulsión le pusimos medicación intramuscular y, trabajando en equipo en todo momento, intentamos ir resolviendo la situación", recuerda. La joven afirma que tuvieron que realizarle incluso la reanimación cardiopulmonar además de canalizarle una vía para administrarle medicación. Gracias al desempeño de estos cinco profesionales sanitarios, lograron que la víctima siguera con vida.

Preguntada sobre su actuación, Alba afirma que "lo único importante es que todo salió bien". "El sentimiento fue general de satisfacción tanto de los cuatro médicos como mío, así como de todos los que estábamos a bordo. Te sientes muy útil de haber podido ayudar a salvar la vida de una persona", al fin y al cabo, es para lo que se han preparado. 

"Los cuatro médicos, Santiago, Mario, José Miguel y Antonio tuvieron una actuación ejemplar conmigo y con todo el personal. Reitero que actuamos siempre en equipo", cuenta a SALAMANCA24HORAS la joven, que asegura que "la tripulación fue igualmente ejemplar y el avión contaba con un botiquín bastante amplio y con una azafata que se quedó con nosotros para irnos guiando sobre dónde estaban los utensilios", finaliza desde Buenos Aires. 

Comentarios
Lo más