​Luis de Horna pronuncia el discurso de ingreso en el Centro De Estudios Salmantinos sobre ‘El Tarot de Salamanca’

​Luis de Horna pronuncia el discurso de ingreso en el Centro De Estudios Salmantinos sobre ‘El Tarot de Salamanca’
Foto: Enclave Revista
​Luis de Horna pronuncia el discurso de ingreso en el Centro De Estudios Salmantinos sobre ‘El Tarot de Salamanca’

La contestación correrá a cargo de Francisco Morales; y María Jesús Mancho será la encargada de la presentación

La Sala de Conferencias del Palacio de Figueroa acogerá este jueves, 21 de noviembre, a las 19:30 horas, el acto en el que Luis de Horna García pronunciará el discurso de ingreso como miembro de honor en el Centro de Estudios Salmantinos (CES). 

Discurso que lleva por título “Aproximación al Tarot de Salamanca”. Le responderá, en nombre del CES, el miembro numerario del mismo Francisco Morales Izquierdo, mientras que la presentación correrá a cargo de la  presidenta  de la institución cultural, María Jesús Mancho Duque.

Si se quiere buscar la esencia del Tarot de Salamanca, se ha de señalar que hace algo más de tres décadas  nació de la idea y la creatividad de Luis de Horna, que dio realidad a una larga ensoñación surgida de la admiración hacia las figuras e imágenes del tarot clásico siempre revestidas de un halo de misterio y oculta sabiduría.

Sin pretender crear un tarot nuevo con poca o nula conexión con los tradicionales, las imágenes de esta serie de Arcanos Mayores, fueron imbuidas de un trasfondo cristiano que les otorgan aún más hondura a los significados que de ellas se desprenden.

Dejando a un lado la utilización habitual de las cartas, las más de las veces engañosa y de modo pretendidamente adivinatorio, la propuesta del Tarot de Salamanca es la de servirse de su consulta, tratando de aplicar su contenido a las circunstancias personales. Ese honesto acercamiento sería semejante al del caminante sediento que busca en lugar umbrío la fuente de agua cristalina y fresca que atenúe su fatiga, y proporcione luz y ánimo para continuar su marcha.

Como viene siendo habitual, el Centro de Estudios Salmantinos ha editado, en su Serie Minor, este discurso de ingreso.

Luis de Horna, nacido en Salamanca, es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y doctor en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. Su tesis doctoral, “Reflexión plástica en torno a la cartomancia”,  obtuvo premio extraordinario. Catedrático de Didáctica de Expresión Artística en la Facultad de Educación de la Universidad de Salamanca, hoy ya  jubilado.

Su trabajo creativo se desarrolla fundamentalmente dentro de la pintura, aunque su actividad ha sido intensa en el campo del grabado y la ilustración, que le ha procurado entre otros importantes, el Premio Nacional de Ilustración en 1981. Como ilustrador ha publicado 53 títulos, con ediciones en 13 idiomas

Como pintor y desde 1960, ha realizado hasta el momento 60 exposiciones individuales en España y Europa, así como más de 260 colectivas. Podría destacarse la que tuvo lugar en Salamanca con motivo del ‘2002, Ciudad Cultural Europea’, en los palacios de La Salina y Garci-Grande.

Ha sido distinguido con numerosos premios, de los que cabe destacar el primer premio en la XIII Bienal de Pintura de Zamora (1996) y el primer premio Caja Vital-Ciudad de la Pintura (2001).  

Su obra puede encontrarse  en diversos museos (British Museum, The British Library, de Londres; Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid; Calcografía Nacional; Museo Nacional del Grabado; Muzeum Narodowego, de Varsovia; museos de Arte Contemporáneo de la Universidad de Sevilla y de Ibiza, y Museo de Bellas Artes de Salamanca). Asimismo, en diferentes colecciones públicas y privadas de España y Europa (Casa Real de España; Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León; Caja Duero; Fundación Caja Vital Kutxa, Vitoria; Diputación de Salamanca; Stadt Würzburg; Colegio Universitario de Zamora; Ayuntamiento de Zamora; Diputación de Zamora; Rickshospitalet, Oslo;  Acuarium Finisterrae, La Coruña; Obispado de Salamanca, e Instituto Cervantes, en Viena.

El pasado mes de mayo, la  sede oficial del Centro de Estudios Salmantinos acogió el acto en el curso del cual el pintor Luis de Horna y su esposa, la también pintora Felicidad Montero, entregaron tres de sus cuadros a la entidad cultural: dos de ellos, “El vendedor de pájaros” y un retrato de Miguel de Unamuno, obra de Luis de Horna, y el tercero “Puente Romano”, de Felicidad Montero. 

Comentarios
Lo más