RECOGIDA DE FIRMAS: "QUEREMOS QUE ENVÍEN UN PROFESOR YA"

Sequeros se moviliza para exigir a Educación la reapertura inmediata del colegio

Sequeros se moviliza para exigir a Educación la reapertura inmediata del colegio
Con tres escolares empadronados, Sequeros exige la reapertura del colegio
Sequeros se moviliza para exigir a Educación la reapertura inmediata del colegio

Los tres menores empadronados, de 4, 8 y 10 años, se han visto obligados a acudir a clase antes a Garcibuey y desde esta última semana, a Miranda

Sequeros pide a la Dirección Provincial de Educación que reabra el aula de esta localidad serrana para que puedan asistir al colegio los tres menores de 4, 8 y 10 años empadronados. Para ello, han iniciado una recogida de firmas en la plataforma change.org que harán llegar al responsable provincial, Ángel Morín. Por el momento, son casi 300 las firmas recogidas de vecinos de Sequeros y otras localidades del entorno.

Los tres escolares que residen en Sequeros han estado trasladándose a diario hasta este pasado lunes, 18 de noviembre, al colegio de Garcibuey por permanecer cerrado el aula de su pueblo. “Los llevaba y los volvía a recoger un familiar”. Esta última semana, explican fuentes municipales, los dos mayores están acudiendo a sus clases a Miranda con transporte escolar, mientras la menor se ha quedado en casa “porque el inspector de la zona pidió a la directora del CRA que los matriculara en Miranda” y los padres ha preferido dejar a la pequeña en casa, al no ser obligatoria la asistencia a clase.

Una situación que ha llevado a este pueblo a movilizarse para exigir a la Dirección Provincial de Educación que ponga en marcha la autorización concedida en la Consejería “para la apertura del colegio, al contar con tres niños en edad escolar”. Aseguran que el pasado 28 de octubre les comunicaron a la familia la decisión de abrir el centro, “ha pasado un mes y seguimos esperando un profesor”.

Estas mismas fuentes recuerdan que fue el pasado curso cuando el colegio de Sequeros se cerró de manera provisional porque este curso 2019/2020 no había niños suficientes. Sin embargo, con la llegada en septiembre de una familia, procedente de Valencia, con tres menores “se solicitó la reapertura del aula mediante los cauces establecidos”. Después de dos meses, “el aula sigue cerrada con el consiguiente quebradero de cabeza” para esta familia que tiene que trasladar diariamente a sus hijos, antes a Garcibuey y desde el lunes a Miranda.

Por el momento, critican que desde la Dirección Provincial de Educación no se hayan dado explicaciones a la ausencia de un profesor y lamentan que “hoy que tanto se habla de la España vaciada, sería triste pensar que detrás de este aplazamiento, que a todas luces parece intencionado, pueda haber intereses políticos o personales que estén provocando la inacción de las Administraciones”.

Asimismo, consideran que la reapertura del centro con estos tres niños tendrá continuidad durante unos años porque hay otra familia "con otros tres".

 


Comentarios
Lo más