El PSOE carga contra los planes de la Junta para la sanidad del medio rural: “No es reforma, es desmantelamiento”

El PSOE carga contra los planes de la Junta para la sanidad del medio rural: “No es reforma, es desmantelamiento”
El PSOE carga contra los planes de la Junta para la sanidad del medio rural: “No es reforma, es desmantelamiento”

Aseguran que, según las declaraciones de la consejera de Sanidad para que no haya médicos en municipios de menos de 200 habitantes, en la provincia de Salamanca se deberían cerrar 178 consultorios de los 409 existentes

Hace unos días, la Junta de Castilla y León hizo públicos sus planes para la asistencia sanitaria en el medio rural, un documento que han rechazado públicamente partidos de la oposición y sindicatos por no haber sido consensuado. El Partido socialista, por su parte, ha pedido su paralización y prepara un manifiesto abierto. Además, amenazan con movilizaciones para evitar que se lleve a cabo.

Tal y como contabilizaban, según declaraciones de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para que no haya médicos en municipios de menos de 200 habitantes, en la provincia de Salamanca supondría el cierre de 178 de los 409 consultorios. La procuradora Rosa Rubio consideraba que esta planificación supone un desconocimiento de la comunidad: “Castilla y León es eso, la mayoría de municipios tienen menos de 200 habitantes. Crean un modelo para una comunidad que no es la nuestra”.

Los socialistas, sin embargo, sí son conscientes de que es necesaria una reordenación para organizar de manera eficiente a los profesionales. Pero el cambio debe tener en cuenta la orografía de la comunidad, las malas comunicaciones y la falta de internet en muchas zonas, ya que se propone que se pida la cita previa online y que los pacientes se desplacen en algunos casos a más de 30 minutos: “No se puede pedir a personas solas, que no conducen ni tienen movilidad, que se desplacen”, apuntaba la secretaria de Sanidad en la Ejecutiva Provincial del PSOE, María García.

Este documento, según opinaban, “estaba pensado y redactado desde antes de formar el grupo de trabajo, pero han esperado a que pasen las elecciones para sacarlo”, refiriéndose a la falta de consenso. En este sentido, aseguraban que los planes “son un desmantelamiento de la sanidad, una nueva fase de recortes porque la Consejería de Sanidad tiene un déficit muy importante”.

Por su parte, el portavoz socialista en la Diputación de Salamanca, Fernando Rubio, tachaba al presidente de la Junta, Fernández Mañueco, como responsable máximo de esto. Recordaba la promesa del salmantino de no cerrar consultorios médicos: “Ni él se cree que no va a cerrar consultorios. Vaciar un consultorio es cerrarlo”.

Por este motivo, piden la paralización completa del modelo y preparan un manifiesto abierto conjunto. Además, amenazan “con todas las movilizaciones que sean necesarias, no vamos a consentir que esto se lleve a cabo”.

Comentarios
Lo más