Frenar cuando estás cerca del radar no sirve de nada con el nuevo dispositivo en pruebas de la DGT

Frenar cuando estás cerca del radar no sirve de nada con el nuevo dispositivo en pruebas de la DGT

Hace apenas unas semanas, concretamente el pasado mes de noviembre, la DGT dio a conocer las infracciones más frecuentes en vías convecionales. Todo ello a través de un estudio, publicado en base a los resultados obtenidos durante su última campaña, mediante el que revelaba que conducir bajo el efecto del alcohol y las drogas, el uso del teléfono móvil al volante y el exceso de velocidad eran las vulneraciones más recurrentes al volante.

Por esa misma razón, y con el objetivo de reducir la preocupante cifra de 1.200 muertos en las carreteras y más de 500 en vías urbanas de las ciudades, el director general de la DGT, Pere Navarro, trabaja en una serie de medidas para revertir la situación. Tal y como indica la Cadena SER, desde sanciones de hasta seis puntos del carné por utilizar el móvil al volante hasta una nueva serie de radares para controlar el tráfico. 

El radar en cascada

Entre estos radares destaca uno, que ha comenzado a probarse en distintas ciudades del país durante los últimos meses, que ha sido diseñado para evitar que se reduzca la velocidad antes de llegar a un radar fijo de forma repentina. Es conocido como el radar en cascada y consiste en colocar un cinemómetro móvil tras el radar fijo para detectar los excesos de velocidad.

De esta manera, cada vez que el conductor o conductora trate de acelerar más de la cuenta tras superar un radar, el cinemómetro móvil registrará el exceso de velocidad y multará al infractor o infractora. Así, la Dirección General de Tráfico pretende acabar con la costumbre de llegar a un radar, frenar y volver a acelerar una vez lo hayamos pasado.

Este método se basa en la colocación de un cinemómetro móvil algunos metros depués del radar fijo. Así, cuando el conductor haya pasado el radar y vuelva a acelerar, el cinemómetro móvil registrará el exceso de velocidad, 'cazando' al infractor, tal y como cuenta Autofacil.es.

Se trata, por el momento, de una prueba piloto llevada a cabo por la Policía Foral de Navarra. Frente a las críticas de este sistema, el organismo ha asegurado que no se trata de una medida recaudatoria y que el objetivo no otro que reducir el número de accidentes. No obstante, los agentes avisan a los infractores que la próxima vez que pasen por un radar fijo se lo piensen dos veces antes de acelerar, pues podría haber un cinemómetro móvil unos metros más adelante. La mejor opción es siempre circular de acuerdo a los límites de velocidad.

Comentarios