SANTANDER

Un parque infantil se hunde sobre un aparcamiento

Un parque infantil se hunde sobre un aparcamiento
Un parque infantil se hunde sobre un aparcamiento

Ha ocurrido a las 6.30 horas y la Policía ha descartado que hubiera alguien en el garaje en ese momento

Un parque infantil con pista deportiva se ha hundido a primera hora de esta mañana sobre el aparcamiento subterráneo de una urbanización de edificios de Santander, a la que pertenece todo ese espacio, sin que se conozca si hay víctimas, según informa el diario digital 20minutos

El suceso se ha producido sobre las 6.30 horas en el cruce de las calles Luciano Malumbres y Tomás y Valiente, en el barrio de Nueva Montaña, en la urbanización de casas que está frente al centro comercial Bahía de Santander y al lado de la autovía A-67, de salida de Santander hacia la Meseta.

Se trata de un garaje comunitario de gran capacidad donde diversos efectivos de emergencias y policiales están buscando por si hubiera posibles víctimas, hecho que hasta el momento se desconoce por lo "aparatoso" del accidente.

Según informa El Correo, los servicios de emergencia ya han inspeccionado el aparcamiento y han descartado que alguien se encontrara en el mismo en el momento del hundimiento.

Desde que se produjo el suceso los bomberos de Santander, Policía Local, Protección Civil, Guardia Civily efectivos de emergencias de todos los servicios se encuentran en la zona, a la que también ha acudido la alcaldesa, Gema Igual, y otros integrantes de la Corporación municipal.

Por el momento, según las mismas fuentes, se desconoce si existen víctimas, ya que el parque infantil y una pequeña pista deportiva, que estaban anexos, se han hundido y el terreno ha caído sobre el aparcamiento subterráneo que pertenece a la urbanización de pisos que hay en esa zona de la ciudad.

Los testimonios de los vecinos del bloque de viviendas anexo a este parque recogidos por El Correo declaran que llevaban "años reclamando revisiones, había charcos en los garajes y unas humedades horribles".

Entre los vecinos afectados también se comentaba que habían notado "que se ha movido el edificio, como si fuera un terremoto. Una chica gritaba dentro del ascensor porque subía y bajaba y no paraba", recoge el mismo diario. 

Comentarios
Lo más