​VÍDEO | Salamanca reencuentra a Dani Sotres y Mario Fernández, los dos últimos porteros ‘de Primera’ del Racing de Santander

​VÍDEO | Salamanca reencuentra a Dani Sotres y Mario Fernández, los dos últimos porteros ‘de Primera’ del Racing de Santander

Uno de los grandes sueños más extendidos entre los niños y niñas de este país es ser futbolista. Cuando alguien juega al deporte rey su mayor deseo es en, algún día, ser profesional y compartir terreno de juego con los que ahora son sus ídolos.

Un deseo que aumenta cuando uno forma parte de la cantera de un club que tiene a su primer equipo en Primera o Segunda División. Y un sueño que se ve más cerca cuando dicho equipo no sólo tiene una plantilla profesional, sino que la misma se nutre habitualmente de canteranos para confeccionar su equipo.

Algo así le pasaba a Dani Sotres. Este portero cántabro, nacido en Santiago de Cuyedo -un pequeño municipio a las puertas del parque natural de Cabárceno y a 20 minutos en coche de Santander-, era uno de los jugadores más prometedores del Real Racing Club de Santander. Internacional en categorías inferiores de la Selección Española, Dani poco a poco iba quemando etapas en la cantera del club cántabro y tenía su objetivo puesto en el primer equipo.

Sotres

Dani, como muchos otros canteranos de cualquier club, tenía como modelo seguir a los jugadores del primer equipo, sobre todo a los que se desenvolvían en su mismo puesto. Y más aún si, como él, eran canteranos de la zona que se habían logrado hacer un hueco en una plantilla de primera división.

Este era el caso de Mario Fernández, el otro protagonista de nuestra historia. Cinco años mayor que Sotres, con apenas ocho años se enroló en el club de su ciudad, el Racing de Santander, y poco a poco fue escalando categorías hasta ser jugador del primer equipo en la 2006/2007.

Mario

Mario siempre fue uno de los referentes de Dani. Y sus carreras siempre iban a estar estrechamente relacionadas, más allá de por todas las similitudes que pudieran guardar entre sí. Sotres, como Fernández, iba a ser convocado por primera vez con el primer equipo del Racing -aunque ya había realizado la pretemporada con ellos- con 18 años y, precisamente, por una pequeña lesión de Mario.

Otra lesión de Mario le iba a dar la oportunidad unos meses después de debutar con el club de sus amores, el Racing de Santander, y en Primera División. Dani jugaría un partido más como titular antes de dejarle el puesto nuevamente a Mario -que era capitán del equipo- en lo que restaba de temporada.

Pese a competir por un mismo puesto en el once, Mario y Dani eran compañeros y amigos. Ambos compartieron momentos buenos y malos durante dos temporadas y media. Era entonces, en 2014, cuando el fútbol, tal y como había unido sus caminos, los separaba. Sotres marchaba al Recreativo de Huelva, el decano del fútbol español, y cuando volvía al Racing ya no estaba Fernández, que había firmado por Osasuna.

Sotres mario 1

Dos carreras que habían seguido pasos muy parecidos y que parecían haberse separado para siempre. Pese a la distancia, no perdieron ni el contacto ni la pista el uno del otro, e hicieron bien. Porque el fútbol les tenía preparada una sorpresa que seguramente, cuando estaban en el Racing de Santander, ninguno intuía.

Seis años después, Mario Fernández y Dani Sotres volvían a coincidir en una misma ciudad: Salamanca. Sin embargo, esta vez no iban a ser compañeros de portería, sino que cada uno defiende unos colores distintos. Dani lleva temporada y media siendo el meta titular del Salamanca CF UDS, mientras que Fernández llegó hace poco más de una semana para ocupar el mismo puesto en Unionistas de Salamanca.

Pese a que ambos equipos sean rivales, ellos siguen siendo compañeros y amigos, tal y como puede constatar SALAMANCA24HORAS, que reúne a ambos jugadores varios años después de que se viesen por última vez.

Como dos amigos que llevan tiempo sin verse, además de fundirse en un abrazo, rápidamente se preguntan el uno por la vida del otro. Y se ponen al día, tanto en el tema personal como en lo futbolístico, rememorando por dónde les ha llevado la vida durante estos seis años.

Si Mario fue el mentor de Dani en el primer equipo del Racing -el meta más joven reconoce que Fernández era un espejo en el que mirarse, ya que era un canterano que había llegado hasta el primer equipo-, ahora es turno de que él, que conoce Salamanca a la perfección, sea el guía de Fernández en la ciudad. De hecho, durante el paseo que ambos porteros dan por el centro, Sotres le indica varios lugares donde comer y qué es lo primero que tiene que visitar.

En la posterior entrevista que ambos conceden a este medio, los dos reconocen que solamente serán rivales el día que se enfrenten con sus respectivos equipos. Aunque minutos después de terminarla, los dos porteros incumplen su palabra y se retan a una partida de billar. “Soy competitivo en todo”, asegura Mario Fernández entre risas, a lo que Dani Sotres añade, también con una sonrisa: “Doy fe”.

Aunque llegaron separados, Mario y Dani se marchan juntos. Al menos durante los próximos seis meses, ambos podrán disfrutar de una amistad que parecía lejana. Porque lo que separó el fútbol, el fútbol lo ha vuelto a unir.

*Entrevista grabada en Holy Cross - Calle Obispo Jarrín, 12

Comentarios