​El tiroteo de la calle Limón comenzó cuando los hermanos Matalaburra dispararon contra la casa de su sobrina

​El tiroteo de la calle Limón comenzó cuando los hermanos Matalaburra dispararon contra la casa de su sobrina
​El tiroteo de la calle Limón comenzó cuando los hermanos Matalaburra dispararon contra la casa de su sobrina

La Policía tuvo que disparar al aire de manera intimidatoria para disolver el gran revuelo que se había formado cuando familiares y allegados de la sobrina fueron a por los hermanos Matalaburra tras conocer que habían sido ellos los autores de los primeros tiros

Este pasado sábado saltaban las alarmas cuando, a eso de las 15:15 horas, agentes de la Policía Nacional y Local tenían que acudir de manera rápida a la parte alta del barrio de Pizarrales ante el aviso de una gran pelea en la que estaban involucradas más de una decena de personas y en la que había de por medio armas de fuego, según las primeras informaciones que recogió SALAMANCA24HORAS.

Esa gran pelea finalizó con la detención de dos varones, los hermanos Matalaburra, y con una serie de registros en viviendas relacionadas con los hechos donde finalmente arrestaban a otra mujer, pareja de uno de los hermanos.

Este lunes, la Policía Nacional ha confirmado que esa gran pelea se inició de manera previa cuando los hermanos Matalaburra acudieron a la casa donde residía su sobrina, con la que mantenían una rencilla familiar por, presuntamente, tema de drogas, en la calle Limón y realizaron dos disparos intimidatorios contra la fachada -impactando uno en la puerta y otro en la ventana de la vivienda-.

Una vez los Matalaburra se marcharon a su casa, familiares y allegados de la sobrina decidieron ir a por ellos, formándose en ese momento una gran pelea por la que tuvieron que intervenir los agentes. De hecho, uno de los agentes tuvo que realizar un disparo al aire para disolver esa trifulca en la que estaban involucradas, según la Policía, entre 20 y 25 personas.

Finalmente, los agentes lograron que los hermanos Matalaburra se entregaran tras tener la seguridad de que no corrían peligro, procediéndose a su detención.

Además, el operativo de prevención y seguridad permaneció durante varias horas y en el transcurso del mismo, la pareja de uno de los detenidos, de 25 años, tuvo un enfrentamiento verbal con un agente de la Policía Local, al que recriminó las molestias que le estaban causando con su manera de actuar, por lo que se procedió a su identificación.

Esta mujer posteriormente fue detenida al observar que salía de uno de los domicilios de la Plaza José Paz Maroto que estaban siendo objeto de control y que portaba en su poder y entre sus ropas una pistola con cargador y un cartucho modificado en la recámara, estando el arma amartillada, además de cinco balanzas de precisión.

En el transcurso de la investigación se han practicado cuatro registros domiciliarios, uno en la calle La Luz y tres más en domicilios de la Plaza José Paz Maroto, viviendas donde residen o que tienen relación con los implicados en los hechos.

Como consecuencia del operativo, además de la pistola y las balanzas encontradas en poder de la detenida, se han intervenido dos vehículos en los que los presuntos agresores llegaron a la calle Limón, dos pistolas con cargadores y munición, un teléfono móvil y pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes, presunta actividad delictiva que desarrollan los detenidos y que podría ser el detonante de las rencillas familiares causa de los hechos.

Los detenidos serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, continuando la investigación abierta para la realización de pruebas periciales y otras diligencias, hasta el total esclarecimiento de los hechos.

Comentarios
Lo más