Un viejo fármaco contra la artritis demuestra ser eficaz contra el coronavirus

Un viejo fármaco contra la artritis demuestra ser eficaz contra el coronavirus
Foto: El Confidencial
Un viejo fármaco contra la artritis demuestra ser eficaz contra el coronavirus

Investigadores chinos han aplicado la cloroquina, habitualmente usado contra artritis reumatoide, la malaria o el lupus por sus propiedades antivirales y antiinflamatorias a más de 100 pacientes con éxito

La epidemia que comenzó en el mercado de Wuhan a finales de diciembre se ha extendido ya a 32 países, ha infectado a casi 80.000 personas y ha acabado con la vida de 2.627 personas, en su gran mayoría en la región de Hubei, según informa el diario El Confidencial

Científicos de medio mundo están a la carrera por encontrar una forma de combatir esta nueva amenaza, pero lograr una vacuna eficaz contra el Covid-19 llevará tiempo. Por ello, los investigadores chinos llevan semanas probando diferentes compuestos —ya existentes y disponibles en cualquier farmacia— para ver si alguno logra combatir o, al menos, proteger a los pacientes de la neumonía, que es lo que últimamente acaba provocando las muertes.

Hace unos días, Jianjun Gao, Zhenxue Tian y Xu Yang, farmacólogos del Hospital Universitario de Qingdao, presentaron un estudio donde se señala a un viejo fármaco, la cloroquina —también conocida como fosfato de cloroquina— como un remedio aparentemente eficaz para detener la infección por este nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

"En los primeros estudios 'in vitro', se encontró que la cloroquina bloqueaba la infección por Covid-19 a unas concentraciones muy bajas", explican en este trabajo, publicado en la revista 'BioScience Trends'. Hasta la fecha, el fármaco ha sido aplicado a más de cien pacientes en más de diez hospitales de Wuhan, Jingzhou, Guangzhou, Beijing o Shanghai, demostrando ser mejor que los tratamientos convencionales.

"Los resultados han demostrado que el fosfato de cloroquina es superior a los tratamientos de control al inhibir la exacerbación de la neumonía, mejorar los resultados en las imágenes de pulmón, promover una conversión negativa del virus y acortar el curso de la enfermedad", explican los investigadores.

Los resultados son prometedores, dada la disponibilidad del fármaco. Hace años, la cloroquina era el tratamiento de referencia contra la malaria, hasta que este parásito se volvió resistente en muchas áreas del mundo. Por sus características antivirales y antiinflamatorias también se emplea habitualmente contra otras enfermedades como el lupus eritematoso o la artritis reumatoide.

En España, por ejemplo, hay cuatro fármacos distintos con la cloroquina o la hidroxicloroquina como principio activo. Evidentemente requieren de prescripción médica, pero es posible encontrarlos en farmacias.

Comentarios
Lo más