DÍA DE LA MUJER

​Las asociaciones feministas de Salamanca recuerdan que “el asesinato es la punta del iceberg de la violencia machista”

​Las asociaciones feministas de Salamanca recuerdan que “el asesinato es la punta del iceberg de la violencia machista”
​Las asociaciones feministas de Salamanca recuerdan que “el asesinato es la punta del iceberg de la violencia machista”

Además, lamentan que la extrema derecha “niegue la violencia machista y diga que las manadas no son relevantes” mientras que 2019 se cerró con una cifra “récord”

En ADAVAS recuerdan que hoy es un día “no para celebrar sino para reivindicar” que todavía hay mujeres que sufren violencia por el hecho de serlo

Una de las asociaciones que más tiempo lleva en Salamanca ofreciendo ayuda a la mujer que sufre violencia, ya sea sexual o de género, es Adavas (Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia de Género). Desde 1994, año en el que se constituyó, lleva prestando un servicio de asistencia profesional -siendo pionera en la ciudad en este sentido- a las mujeres charras.

Su presidenta, Raquel López, atiende a este medio con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Un día que es “importante” pero que debe ser una jornada “más para celebrar sino de reivindicar” saliendo a las calles y mostrando su protesta y rechazo a que siga existiendo la violencia hacia la mujer por el mero hecho de serlo.

Adavas, un año más, no organizará actividades, sino que participará en las que otros colectivos hayan programado, especialmente en la manifestación que recorrerá, al mediodía, Salamanca desde la plaza de la Concordia hasta la Plaza Mayor. Una vez pase el 8M, la asociación “seguirá trabajando en nuestra sede, denunciando, apoyando y dando asistencia a las mujeres víctimas de la violencia machista y sexual”, tal y como hacen diariamente.

Este año, por el momento, hay 14 víctimas de la violencia de género según las cifras oficiales del Ministerio de Igualdad. Unas cifras “escalofriantes” en apenas dos meses y una semana de 2020, independientemente de si hubiera denuncia previa o se conociese violencia hacia estas mujeres por parte de sus parejas o exparejas.

Porque el dato es que “14 mujeres ya no están con nosotras”, prosigue Raquel López, recordando que “el asesinato es la punta del iceberg de la violencia machista” y que hay un número incalculable de mujeres que sufren “violencia en la pareja, en la familia o en el trabajo por el mero hecho de ser mujer”.

En lo que al anteproyecto de la Ley de Libertad Sexual, Verónica López explica que, como abogada, se está leyendo lo propuesto “con detenimiento” y prefiere reservar su opinión hasta que haya profundizado en el texto, si bien ya ha escuchado diversas quejas tanto en algunos medios de comunicación como en las redes sociales. Eso sí, cree que, como bien dijo Soledad Murillo recientemente, se trata de “un primer paso” que ayuda a reconocer la violencia hacia la mujer que no se incluyó en la Ley de Violencia de Género de 2004.

“Ahora viene otro paso, muy importante, que es el de discutir la Ley en el Congreso y escuchar a los profesionales y entidades que trabajan en el tema, como Adavas”, prosigue, señalando que “al final, puede quedar una ley buena y necesaria”, si bien insiste en que el problema, como con la Ley del 2004 o la Ley de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres de 2007, es “llevarla a cabo”. Es decir, dotarla con fondos “y aplicarla”, porque con las dos anteriores “en muchísimos casos, se está fallando”.

Respecto al número de atenciones de Adavas, la presidenta señala que durante 2019 siguieron con la media de 200 casos en Salamanca, si bien aumentaron las mujeres víctimas de agresiones sexuales. Para contactar con la asociación se puede hacer a través de su web (adavas-salamanca.org), su teléfono (923 26 05 99 o 609 835 336 para urgencias), vía mail (adavas@gmail.com), a través de su sede (calle Corral de Villaverde, 1, 5ºB) o de sus redes sociales.

Desde Plaza Mayor indican que “había mucho machismo que ha aflorado” pero que se debe seguir luchando por la liberación de la mujer y “no dar ni un paso atrás”

Otra de las asociaciones que más tiempo lleva en Salamanca atendiendo a mujeres víctimas de violencia de género y de violencia sexual es Plaza Mayor. Su presidenta, Ascensión Iglesias, atiende a SALAMANCA4HORAS confiando en que el de este domingo sea otro 8 de marzo “histórico” en Salamanca, y coincide en que “no es un día de celebración, como mucha gente piensa, sino de reivindicación”.

Una reivindicación que es más necesaria que nunca para alcanzar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, y espera que este domingo, desde gente joven a las feministas “de toda la vida” salgan a la calle con pancartas para reclamar esa igualdad. “Es cierto que habíamos avanzado mucho, pero había mucho poso de machismo, y eso es lo que más cuesta cambiar: roles establecidos, costumbres... lo que es el poso social”, explica la presidenta de Plaza Mayor.

Ascensión Iglesias centra los objetivos en cambiar las mentalidades “primero de los hombres y luego de las mujeres que no terminan de entender el rol que les ha sido permanentemente adjudicado” para así alcanzar “lo más importante: la liberación de la mujer”. Precisamente, el no haber cambiado esa mentalidad ha dado pie a que el machismo que existía vuelva a aflorar a causa de “nuevos discursos que estamos viendo y que han provocado que esas personas que no se atrevían a levantar la voz, ahora lo hagan, porque tienen en qué apoyarse”.

Eso sí, Ascensión Iglesias recuerda que “ni hemos dado un solo paso atrás ni lo vamos a dar”, y pone como ejemplo el último caso que ha atendido de una mujer que lleva muchos años siendo víctima de violencia machista y que se ha atrevido a dar el paso de denunciar. “El germen de la violencia está en la falta de educación en igualdad”, apunta, y cree que las mujeres más atacadas son “aquellas que se rebelan ante determinadas situaciones” y rechazan los roles que se le han impuesto, sufriendo en muchos casos la muerte.

Con esto expone que muchas de las asesinadas se acaban de divorciar, separar o estaban en proceso. “Pero hay muchas más mujeres que sufren violencia y que no denuncian porque los pasos a seguir ni son fáciles ni se los ponen fáciles”, cuenta, e incide en que “renunciar a tu vida (en referencia a denunciar y separar de la pareja cuando esta ejerce violencia de género) es complicado”.

Así, la presidenta de Plaza Mayor reitera que es más que necesario que en las aulas se impartiera educación en igualdad, aunque matiza que “no todo lo solucionan las aulas” porque hay otros muchos factores, como los medios de comunicación, las familias, las series y películas... “Pero las agresiones sexuales, si a la gente se le educara en igualdad en la escuela, probablemente no existirían, o al menos tales barbaridades que estamos viendo y oyendo”, opina.

Sabe que esa educación en igualdad será “complicada y cuestionada en muchos centros escolares”, pero Ascensión Iglesias la cataloga como necesaria para que así la juventud no se eduque con la pornografía y repita “las barbaridades que ven y normalizan”. Por ello, también se debería ofertar una educación afectivo-sexual que hoy en día los jóvenes desconocen.

La presidenta de Plaza Mayor afirma, igualmente, que los asesinatos machistas son “la punta del iceberg” y que hay miles de mujeres que “no son capaces de denunciar”. También ocurre en las agresiones sexuales, cuando muchas acuden a los centros médicos al día siguiente”y por otros miedos”, como un embarazo o una ETS. “Habría que formar un protocolo más serio en el ámbito sanitario”, también valora.

Desde Plaza Mayor atienden a la mujer “hasta el final”, tanto psicológicamente como en materia jurídica. “Animamos y ayudamos en todo lo que tienen que hacer, cómo denunciar y qué pasos seguir”, explica Ascensión Iglesias, que recuerda que muchas de esas mujeres “necesitan un hombro amigo en el que estar porque, si no, es imposible llevar a cabo esto, que no es un camino de rosas”.

Las formas de contacto con la Asociación de Ayuda a la Mujer 'Plaza Mayor' son acudir a la sede, en la calle Arco, 2-6, 2ºF; a través de su página web (https://asociacionplazamayor.es/ ) o a través de sus teléfonos: 923 211 900 y 685 922 411 (este sólo para urgencias o atenciones 24 horas).

Libres y Combativas lamenta que “la extrema derecha se burle de nosotras diciendo que no existe la violencia machista o que las manadas no tienen relevancia”

Desde hace varios años, el Día de la Mujer es un día señalado como de huelga para trabajadores y estudiantes, sin importar sexo o género. Sin embargo, este 8M cae en domingo, lo que supone que la huelga tendrá menos repercusión nacional, especialmente a nivel estudiantil, ya que no hay clases.

Para evitar que sea en domingo y para seguir con las ya tradicionales movilizaciones, la huelga del estudiantado se ha adelantó a este pasado viernes, 6 de marzo. Concretamente, es una huelga “feminista, antirracista y antifascista”, tal y como apuntaba a SALAMANCA24HORAS una de las portavoces y miembro del área de Trabajo del Sindicato de Estudiantes Libres y Combativas, Paula Cruz.

Según señalaba Paula Cruz, la idea era que el alumnado saliese a la calle una vez más para movilizarse “contra la extrema derecha que está desatando la furia contra las mujeres además de contra la juventud, los inmigrantes y el colectivo LGTBI”. Algo que en Salamanca sucedió, ya que la convocatoria tuvo gran éxito.

La miembro de Libres y Combativas lamenta que los partidos políticos y las personas que simpatizan con la extrema derecha “se sigan burlando de nosotras diciendo que no existe la violencia machista o que las manadas no tienen relevancia” cuando 2019 terminó con “una cifra récord” de víctimas (99) y en lo que va de año ha habido 14 asesinadas y dos violaciones en manada.

Desde Libres y Combativas señalan, además, que lo que PP, Ciudadanos y VOX llaman 'pin parental', aprobado ya en Murcia y con la intención de implantarlo en Madrid y Andalucía -”y si fuera posible, en el resto del estado”-, en realidad es “una agresión no sólo hacia las mujeres, sino también hacia el colectivo LGTBI y al profesorado, que van a estar en listas negras y amordazados”.

Un amordazamiento que “ya sufrieron nuestros padres y abuelos durante 40 años de franquismo en España”, prosigue Paula Cruz, quien insiste en que “no podemos retroceder ni un paso”. De hecho, valora como positivas las diferentes reformas que está llevando a cabo el Gobierno -como la aprobación del anteproyecto de Ley de Libertad Sexual- pero cree que estas están teniendo lugar gracias a “las movilizaciones de las mujeres, que llevamos mucho tiempo en las calles manifestándonos y alzamos la voz por las que no pueden”.

Además, Libres y Combativas llevaron por bandera en la manifestación de este viernes cinco reivindicaciones “muy claras”: la prohibición “por ley” del 'pin parental'; la implantación “inmediata” de una asignatura de educación sexual “obligatoria y evaluable” en todos los niveles educativos; que se incluya en el régimen interno de los centros educativos “el respeto a la libertad sexual, a vestir como se desee y al colectivo LGTBI”; “sacar la religión de las aulas”; y la derogación de la LOMCE.

Paula Cruz también confirma que el Sindicato de Estudiantes Libres y Combativas estará presente en las movilizaciones del 8M. Más concretamente, en la manifestación que irá desde la plaza de la Concordia hasta la Plaza Mayor. También han desarrollado varias actividades en las semanas previas, si bien espera que la más potente sea la de este domingo.

Sobre el anteproyecto de Ley de Libertad Sexual antes mencionado, la miembro de Libres y Combativas asegura que cualquier reforma del Código Penal es “importantísima” aunque apunta que “si seguimos teniendo jueces y juezas retrógadas que dejan en libertad a los corruptos y fascistas, dejan impunes a los violadores y a los maltratadores y encarcelan a jóvenes de izquierda, como los de Alsasua, o a raperos”, el avance será menor.

“Parece siempre el mismo discurso, pero es real”, prosigue Paula, que indica que muchas veces el sector de la justicia “se ceba con la gente que alza su voz”, tal y como les ha tocado vivir a muchas de sus compañeras feministas en otros puntos de España, que están “teniendo inconvenientes”.

Por último, prefiere esperar para valorar dicha Ley a que “pase todos los cauces que tiene que pasar”, ya que por el momento es un proyecto, pero reitera que “todo lo que sea mejorar las leyes, son pequeños pasos”.

Comentarios
Lo más