​Ya son cinco conductores de autobús urbano de Salamanca de baja, alguno de ellos con síntomas de coronavirus: “Las medidas de seguridad dejan mucho que desear”

​Ya son cinco conductores de autobús urbano de Salamanca de baja, alguno de ellos con síntomas de coronavirus: “Las medidas de seguridad dejan mucho que desear”
​Ya son cinco conductores de autobús urbano de Salamanca de baja, alguno de ellos con síntomas de coronavirus: “Las medidas de seguridad dejan mucho que desear”

Desde las secciones sindicales de CGT y UGT recuerdan que, desde un primer momento, se pidió a la empresa que los pasajeros entraran por la puerta de en medio y no pagaran, algo que se les denegó. Si se cumpliera el pliego de condiciones, habría una máquina para picar la tarjeta en la zona de pasajeros


Los conductores de autobús urbano de Salamanca ya avisaron en su día: “Las medidas de seguridad son ridículas”. Y, por más que advirtieron, las mismas no mejoraron, y también se les denegó la petición de que los pasajeros entraran por la puerta del medio y no pagaran, puesto que esta sería la mejor medida para garantizar la seguridad de los conductores.

Pero tanto va el cántaro a la fuente... que, menos de dos semanas después de que se retomara el servicio de autobús urbano en la ciudad charra, ya son cinco los conductores que se encuentran de baja, alguno de ellos con síntomas de Covid-19, si bien está a la espera de que se le realicen las pruebas.

Así informan las secciones sindicales de CGT y UGT, que lamentan que Salamanca de Transportes, del Grupo Ruiz, no se haya tomado en serio la salud de sus empleados, como demuestra que es una mampara de plástico que les impide ver correctamente -y que incluso está sujetada con un clip en algunos casos- la única medida que separa a los conductores de los pasajeros.

WhatsApp Image 2020 03 26 at 15.04.49

No sólo eso, sino que como aseguraron en su día, esa mampara resta visibilidad al conductor, por lo que podrían tener un accidente.

WhatsApp Image 2020 03 26 at 15.04.40

Igualmente, ambas secciones sindicales remarcan que, de cumplirse el pliego de condiciones, una máquina para picar la tarjeta estaría situada en la zona de pasajeros y que, en ese caso, sí que podrían entrar por la puerta del medio. Pero, al incumplirse, la única máquina de cobro está junto al conductor.

Medidas insuficientes y poco serio

En un comunicado, CGT y UGT explican que la desinfección diaria de los autobuses según la empresa se realiza por la noche -aunque no saben con qué productos-, por lo que, dentro de lo que cabe, el conductor de mañana sí coge un vehículo 'limpio', algo que no sucede con el del turno de tarde, que trabaja en un vehículo en el que, durante ocho horas, han estado montando y bajando personas.

Además, valoran que como la empresa tampoco esta cumpliendo la proporcionalidad de la reducción del servicio con los trabajadores efectivos que están, en cuanto se produce una baja, el servicio se ve afectado, tal y como ocurrió el pasado 25 de marzo, cuando la linea 4 estuvo toda la mañana con un coche menos, provocando que en cada autobús “montara mucha mas gente de la habitual provocando así mas riesgo de contagio para todos”.

Para sustituir a esos trabajadores que van 'cayendo', y según denuncian las secciones sindicales de CGT y UGT, la empresa decide “sacar a un trabajador del ERTE” y así busca una solución, algo que consideran poco serio, reiterando la necesidad de aplicar unas mejores medidas de seguridad.

Por último, relatan que una denuncia formal ya ha sido tramitada, por lo que esperan que se depuren responsabilidades cuando “llegue el momento” y que la autoridad competente pida explicaciones.

Comentarios
Lo más