FÚTBOL

​Héctor Méndez, representante de futbolistas, explica su método de trabajo durante el confinamiento

​Héctor Méndez, representante de futbolistas, explica su método de trabajo durante el confinamiento
​Héctor Méndez, representante de futbolistas, explica su método de trabajo durante el confinamiento

El salmantino, al frente de su empresa HMFootball, reconoce la incertidumbre de los futbolistas en esta situación

Héctor Méndez sigue con su trabajo a pesar del confinamiento. El representante salmantino, al mando de HMFootball, se encuentra en contacto permanente con sus representados, con los clubes y también con sus colaboradores, que se encuentran plenamente centrados en la visualización de partidos.

Forma de trabajo durante el COVID-19. “Pues la verdad que es una situación complicada y negativamente novedosa. Lo que ahora estoy intentando es preparar mucha documentación para clubes y recopilar información de futbolistas junto con mis colaboradores. También estoy haciendo scouting de futbolistas vía plataformas como Wyscout o Instat, para avanzar en la captación de futbolistas, formalizar relaciones de cara al próximo mercado y empezar a explorar nuevos mercados, como el del fútbol femenino, que por falta de tiempo anteriormente no tuve oportunidad. La comunicación con los representados está siendo continua por diferentes vías dado que la gran mayoría está encontrándose con ERTES de sus respectivos clubes o propuestas de rebaja de salario, además de ya tener una preocupación humana de que tanto el futbolista como sus seres queridos estén bien de salud. A los clubes, tanto nacionales como extranjeros les estamos ofreciendo la posibilidad de realizar videoconferencias. En definitiva, estamos intentando ofrecer soluciones y nuevas opciones a diario”.

Nerviosismo de los jugadores. “Todo nerviosismo es justificado ahora mismo. Tanto para futbolistas, como para cualquier persona vinculada al mundo del fútbol, como para cualquier ciudadano. Los futbolistas ahora tienen mucha incertidumbre. No pueden entrenar con normalidad, tienen que hacerlo en sus domicilios, no compiten, los clubes presentan ERTES que es un procedimiento desconocido para el futbolista, no saben si la competición va a reanudarse y tienen dudas de en qué medida todo esto puede influirles en su futuro. Lo más importante para ellos, y para todos, es ser positivos, mantener la calma, seguir los pasos que nos marcan y tener confianza en que todo va a salir bien. En lo profesional, todos pagaremos un peaje causado por el Covid-19, pero no hemos podido controlar cuando y como llegaba esto. Solo podemos trabajar para buscar alternativas que minimicen los daños”.

¿Están aprovechando los clubes para renovar futbolistas? “En una inmensa mayoría de clubes, no. Ahora mismo la situación es complicada también para los presupuestos de los clubes, a los que patrocinadores les generan importantes ingresos. Si las empresas patrocinadoras no tienen actividad ni facturación, obviamente la inyección económica a los clubes va a disminuir, y por ente, el presupuesto de los clubes para la próxima temporada. La UD Ibiza ha renovado esta semana a dos futbolistas, pero hablamos de un club con una solvencia económica total. Solo 4-5 clubes en 2ªB podrían permitirse ése lujo. Desde mi modesta opinión, si un club sustentado en gran medida por patrocinios, aprovecha ésta situación de incertidumbre y nerviosismo para renovar futbolistas, me parecería, cuanto menos, un movimiento arriesgado y de cierta irresponsabilidad”.

¿Cómo quedará el fútbol tras el COVID-19? “Pues a día de hoy sabemos que habrá consecuencias, pero no conocemos la magnitud de ellas. Después de esta crisis sanitaria va a venir una económica, que va a afectar a todos los sectores, incluido el fútbol. Inevitablemente los presupuestos van a verse reducidos por lo que los contratos de los futbolistas también. A nivel internacional me preocupa más la aceptación y disponibilidad que los clubes extranjeros puedan tener para el fichaje de futbolistas foráneos. Esta situación está creando fuertes uniones internas de los ciudadanos con cada uno de sus países patria y me preocupa que por desconfianza puedan encarar el próximo mercado siendo reacios o reduciendo la incorporación de futbolistas extranjeros por miedo que puedan transportar de nuevo el virus a ese país en concreto. Todo es una incógnita, pero siempre hay que encarar las situaciones con la máxima de las confianzas y positividad. Ahora no podemos pensar más allá que en el día a día”.

Debido a esta situación, ¿se están acercando más futbolistas a tu agencia demandando vuestros servicios? “La verdad que sí. Los futbolistas ahora mismo tienen muchos miedos y mucho tiempo para darle vueltas a la cabeza. El que piensa con claridad se da cuenta de que es posible que debido a esta situación anómala pueda necesitar los servicios profesionales de un representante que pueda ayudarle. Pero nosotros no podemos volvernos locos. Cometeríamos un error porque nosotros tampoco conocemos las consecuencias exactas que el Covid-19 puede llegar a acarrearnos. En HMFootball Sport Management cuento con un equipo de ojeadores y colaboradores que están haciendo un trabajo fantástico, estamos en constante comunicación entre nosotros para valorar y decidir qué futbolista puede ser de nuestro interés. También nosotros estamos aprovechando para contactar con futbolistas que nos interesan aprovechando que, sin el estrés de la competición, se pueden tener conversaciones más pausadas, tranquilas y de mayor y mejor contenido”.

Comentarios
Lo más