"El Ministerio de Educación debe acabar con la incertidumbre de los opositores de Secundaria"

"El Ministerio de Educación debe acabar con la incertidumbre de los opositores de Secundaria"
"El Ministerio de Educación debe acabar con la incertidumbre de los opositores de Secundaria"

Los sindicatos de educación de la provincia de Salamanca presentes en la Mesa Sectorial coinciden en que ha de ser el Gobierno el que fije un criterio único para todas las comunidades autónomas y aplazar las oposiciones a 2021. El motivo: evitar un problema de salud en un punto concreto y evitar un efecto llamada

Este pasado lunes, los sindicatos acordaban junto a la Junta de Castilla y León en la Mesa Sectorial de Educación aplazar las oposiciones de Educación Secundaria, Formación Profesional y otros cuerpos a 2021. Una decisión que se adoptaba a raíz de la crisis del coronavirus y que se tomará sólo si todas las comunidades autónomas deciden actuar de la misma manera.

Esto último probablemente se conozca este martes tras la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación, que reunirá a los responsables del Ministerio de Educación y Formación Profesional junto a las diferentes consejeras y consejeros de Educación de las comunidades autónomas.

Para tratar de dar respuesta a las posibles dudas que puedan surgir sobre el aplazamiento de estas oposiciones, SALAMANCA24HORAS habla con los responsables de varios sindicatos, todos ellos favorables a que se celebren en 2021 siempre y cuando se respeten las plazas ya convocadas, como parece que así será.

El Ministerio debe decretar lo mismo para todo el mundo”

Federico Martín, presidente de CSIF Salamanca, señala que el Ministerio de Educacion “debe decretar lo mismo para todo el mundo”, ya que si no podría producirse ese 'efecto llamada'. Es decir, una “disfunción o movimiento que no es adecuado”, ya que muchos opositores de grandes comunidades que ya han anunciado que no celebrarán sus exámenes -como Comunidad Valenciana o Andalucía- podrían acudir en masa donde sí los haya.

“Si ya el hecho de que los salmantinos no puedan ir a Valencia por el requisito lingüístico y los valencianos sí puedan venir aquí, si el Ministerio no lidera la convocatoria, podría ser un desastre en el que los castellanos y leoneses saldríamos perjudicados”, prosigue el presidente de CSIF Salamanca. “Todas las comunidades donde no se convoquen se moverán a donde sí haya oposiciones”, recalca.

Otro de los aspectos importantes es que se respeten las más de 1.400 plazas que se iban ofertar, “algo que parece que hemos conseguido los sindicatos”, valora Federico Martín, quien cree que se ha de pensar de una vez en los ciudadanos y en la educación “y dejar a un lado las diferencias políticas”.

Además, el presidente de CSIF Salamanca sabe que el aplazamiento siempre es perjudicial, tanto para los que se están preparando esta oposición -se da el caso de que hay gente que dejó de trabajar para dedicar un año completo y examinarse en junio con la mejor preparación posible- como para los aspirantes a maestro, ya que es probable que dichas oposiciones, previstas en 2021, se aplacen en 2022 “porque la Administración, y lo ha dicho siempre, es incapaz de gestionar dos oposiciones a la vez”.

Si la Mesa Sectorial se reunió fue para que la consejera acuda a la reunión “arropada y con una idea, aunque será en la reunión de este martes donde se decida lo que se tenga que decidir”, indica Federico Martín, quien también apunta la idea de que es posible que en junio no se haya solucionado la crisis y, por ende, no se pudiese celebrar la oposición de ninguna manera.

Es muy difícil encontrar espacios para poder hacer el examen con las normas que tenemos en estos momentos de separación”

Esto último es algo que también cree Alegría Alonso, responsable de Educación de FeSP-UGT Salamanca. “Es muy difícil encontrar espacios para poder hacer el examen con las normas que tenemos en estos momentos de separación”, explica, pensando sobre todo en aquellas especialidades que son más numerosas y que más gente reúnen.

Ya no sólo hablaríamos de problemas de espacios, si no de personal, puesto que si se congrega a los aspirantes en más aulas, habría que movilizar “a más miembros del tribunal y a más responsables de aula”. Un problema que no es único para las oposiciones de Educación y que se extiende a otros muchos procesos abiertos.

Desde FeSP-UGT lo que se busca es que, una vez finalice el estado de alarma, se reanude el proceso de convocatoria -quedaban unos 14 días- y que, una vez se cierre este, lo único que se traslade de fecha sea el examen, sin perjuicio para las plazas convocadas “que para lo que solemos ver, estaba bastante bien”.

“Hay muchos profesores y aspirantes que durante estos días no están en la mejor situación de preparación ya que tienen que cuidar de sus hijos o de personas dependientes las 24 horas del día”, comenta Alegría Alonso, quien cree que la incertidumbre es del todo menos buena para todas estas personas, que necesitan cuanto antes una respuesta en firme.

Por último, sobre el posible traslado de las oposiciones de Maestro a 2022, Alegría Alonso lamenta que la Junta no pueda organizar dos oposiciones el mismo año. “Es un tema de organización, porque en otras comunidades autónomas sí que coinciden o coincidirán”, afirma, si bien recuerda que, con la anterior crisis, las que se dejaron de convocar fueron las de Secundaria, por lo que sería razonable hasta cierto punto que esta vez no sean las perjudicadas.

Se debe acabar con la incertidumbre del opositor y que este pueda marcar su ritmo de vida”

“Desde ANPE nos hubiera gustado que se celebrara la oposición en todo el territorio nacional, pero no se puede asumir el más mínimo riesgo de salud ni en los tribunales ni en los opositores”, asevera Nicolás Ávila, presidente de ANPE Salamanca, quien estima que esta convocatoria iba a servir para reducir la tasa de interinidad.

Y es que desde ANPE consideran fundamental que todas las plantillas se vayan cubriendo “con profesorado estable” y el único medio para ello son las oposiciones. Este año se iba a conseguir dar un gran paso porque “eran muchísimas plazas las que habían salido”, pero ante el riesgo de salubridad que podía darse en el caso de celebrarse los exámenes, es mejor que se aplacen porque “por encima de todo está la salud”.

Eso sí, Nicolás Ávila ha señalado que ANPE ha exigido que no se pierda “ni una sola plaza” y que se convoquen, al menos, el mismo número que estaba previstas para este año. De igual manera, el presidente de ANPE Salamanca incide en que el Ministerio debe resolver y fijar todas las oposiciones en un mismo año “porque queremos que el opositor sepa a qué atenerse y así marcar su ritmo de vida, dado el nerviosismo que hay”. Así pues, el Ministerio ha de ser quién “lidere la coordinación entre todas las comunidades autónomas”.

No sólo para eso, sino que así también se evitaría un “efecto llamada” que perjudicaría a los interinos que llevan mucho tiempo trabajando “y que, ahora mismo, no tienen tiempo para preparar la oposición”, ya que al tener que dar las clases telemáticamente, “no tienen horario y se pasan día y noche atendiendo a sus alumnos”.

Por último, sobre que el aplazamiento de las oposiciones de Secundaria a 2021 suponga el retraso de las de Maestro a 2022, ANPE “ha dejado bien claro que eso no debe servir como excusa. ¿Por qué no van a poder realizarse las dos el mismo año”, sentencia Nicolás Ávila.

Con el 'efecto llamada' vendría mucha gente que sólo pensaría en volver a su tierra”

Desde STE-Salamanca consideran que aplazar la oposición era “lo más aconsejable”, tanto para evitar un problema de salud en las grandes aglomeraciones que se producirían en junio, cuando puede que la crisis del coronavirus no se haya superado por completo, como para evitar un 'efecto llamada', puesto que varias comunidades como Canarias y Andalucía ya habían dicho que no las iban a celebrar de ninguna forma.

Una decisión que STE consensuó tanto con sus afiliados como a través de sus redes sociales, donde pusieron una encuesta para preguntar a los profesores si era mejor aplazar la oposición a invierno, al verano que viene -como parece que será- u otra, saliendo la adoptada como la más votada.

Así lo explica Manuel Colmenero, portavoz de STE-Salamanca, recalcando que “una posición común es lo más importante” para evitar ese 'efecto llamada' y no perjudicar ni a los interinos, que durante estas semanas “dedican cerca de 12 horas a los alumnos” y no pueden preparar la oposición correctamente; como a las plantillas, ya que “vendría mucha gente que sólo tendrían la idea de volver a su tierra”.

Eso sí, desde STE-Salamanca y STECyL consideran imprescindible que se mantenga “una unidad de decisión” y que todas las comunidades autónomas actúen en consonancia. Además, recalcan que la decisión ha de tomarse “ya” porque “no puedes tener a gente estudiando con la incertidumbre” de si van a tener que presentarse a un examen o no.

Un examen que, además, coincidiría con la celebración de la EBAU el 20 de junio, por lo que sería “complicado” realizar ambas pruebas a la vez. “Es una situación importante y es vital llegar a un acuerdo entre todos, sindicatos y Consejería (de Educación), como se ha hecho”, valora Manuel Colmenero, quien no sabe si se postergarán las oposiciones de Maestro a 2022. “Es algo que depende de la Administración, hemos pedido la creación de Mesas Sectoriales para conocer los avances”, puntualiza.

Por último, el portavoz de STE-Salamanca explica que, a nivel nacional, su sindicato ha registrado una petición para valorar un cambio del modelo de acceso y que esta sea diferenciado en función de si se es un nuevo opositor o si se es interino: “Por un lado, consolidas al personal interino; por otro, ayudas a los nuevos opositores, que ahora mismo es casi imposible que saquen plaza”, lamenta.

Tienen que primar las medidas de salud por encima de todo”

Mientras, Laura Mayo, responsable de Educación de CCOO Salamanca, destacaba que esta decisión se ha tomado porque “tienen que primar las medidas de salud por encima de todo” y ahora la labor de los sindicatos es vigilar que el proceso sea correcto, dejando la puerta abierta a que no se suspenda la convocatoria sino a que sólo se aplace el examen además de que se abran bolsas extraordinarias.

También apunta a que hay que resolver las dudas o cuestiones que tengan todos aquellos aspirantes que ya hicieron su solicitud y pagaron sus tasas. Cuestiones que “debe resolver la Consejería de Educación de la mejor manera posible”, tal y como se ha adoptado la decisión de aplazar unas oposiciones en las que se iban a concentrar una gran cantidad de gente con el consiguiente problema de salud que podía haber.

Eso sí, Laura Mayo recuerda que la decisión tiene que ser unánime entre todas las comunidades autónomas porque “si cada uno hace lo que quiere, no sería bueno”, y lo fundamental es proteger la salud de opositores, miembros del tribunal y personal laboral de los centros. Por ello, confían en que en la reunión de este martes se llegue a un acuerdo.

“Y continuamos reivindicando que este aplazamiento no sirva para restringir las plazas y que salgan menos, que ya de por sí no salen todas las que se piden”, finaliza la responsable de Educación de CCOO Salamanca.

Comentarios
Lo más