​VÍDEO | Un vecino de Salamanca, advertido por la Policía por poner música: “Es algo ridículo que nosotros no podamos y el resto del mundo sí”

​VÍDEO | Un vecino de Salamanca, advertido por la Policía por poner música: “Es algo ridículo que nosotros no podamos y el resto del mundo sí”
​VÍDEO | Un vecino de Salamanca, advertido por la Policía por poner música: “Es algo ridículo que nosotros no podamos y el resto del mundo sí”

Este salmantino, residente de la calle Trébol y que ha sido avisado por los agentes, cree que alguien tiene que haberse quejado a la autoridad. El Ayuntamiento ofrece un margen para poner música alta, con motivo de los aplausos, entre las 19:30 y las 20:30 horas

Este pasado viernes, Mauricio, tras aplaudir junto a su familia en el balcón de su domicilio, situado en la calle Trébol, se dispuso a poner música para animar al resto de convecinos, como viene haciendo desde que se iniciase el estado de alarma y, por consiguiente, la ya mencionada tradición de los aplausos.

Sin embargo, y al igual que sucediera en los últimos días, dos dotaciones de la Policía Local aparecieron para solicitarle que quitara la música. Pero esta vez la cosa fue a más y le advirtieron de que, si volvía a reincidir este sábado, sería multado.

Este vecino del barrio de Garrido considera que lo que está ocurriendo es “algo ridículo”, tal y como reconoce a SALAMANCA24HORAS, y explica que no entiende por qué no puede poner música “y el resto del mundo sí”. “Debe ser que a alguien le molesta, y nos han cortado del todo”, lamenta.

La Policía ha estado acudiendo a la calle Trébol “casi a diario”, asegura. Al principio, sólo le dijeron que no se pasase de las 20:30 horas, algo que nunca hace porque “son dos o tres canciones, nunca más de 15 o 20 minutos”. Pero según fueron pasando los días, las advertencias se tornaron más serias, hasta el punto de llegar a la amenaza de la sanción administrativa.

“Es algo ridículo que en la calle Trébol no pongamos poner música y el resto del mundo sí”, reitera, insistiendo en que “no es el caso” de que ponga la música desde por la mañana, sino que sólo lo hace para continuar con los aplausos a las 20 horas.

Cuando acudieron los agentes este viernes, y justo antes de marcharse, varios vecinos les dedicaron una cacerolada que no descartan repetir este propio sábado. Lo que tampoco sabe es si esa cacerolada irá precedida de música, si bien lo duda porque no quiere exponerse a una multa.


Ninguna queja de los agentes, que fueron “muy amables” pero a los que ha mentido quien se haya quejado

Mauricio quiere dejar clara una cosa. No tiene ni una queja de los agentes de la Policía, ya que ellos hacen su trabajo y en todo momento fueron “muy amables”. Lo que lamenta es que estén engañados por quien se haya quejado, ya que “venían con la idea de que llevo poniendo música desde las 16 horas, algo imposible porque a esa hora llego de trabajar”

Un vecino o vecina desconocido al que no comprende, porque se puede ver que cuando pone la música “toda la gente sale y está con nosotros, se lo pasa bien y está contenta”. Una alegría que no comparte este otro convecino, “que ya tiene 23 horas y 30 minutos al día de silencio sepulcral y que no nos deja ni disfrutar unos 15 o 20 minutos al día, que cerrando la ventana podía aislarse”.

La situación es tal que varios vecinos de la calle Trébol están planteándose, después de los aplausos, comenzar una cacerolada para mostrar su descontento y rechazo a la situación. “No nos dejan otra solución”, indica Mauricio, quien incluso llega a escuchar música desde la plaza de Barcelona “y no pasa nada”.

Po último, lo único que pide este vecino es que le dejen poner música durante el rato que antes lo hacía para animar este confinamiento a sus convecinos, su familia y a él mismo. Un acto que prácticamente se puede escuchar en cada calle de la ciudad… menos en la Trébol.

El Ayuntamiento deja margen para poner música con motivo de los aplausos

Este medio ha podido saber, a través de fuentes municipales, que al no poder realizarse la medición de ruidos debido a las restricciones del estado de alarmas son los agentes de Policía Local los que, ante denuncias por ruido, pueden llegar a tramitar una sanción administrativa, si bien esta sólo se realiza “en casos de reincidencia” y para mantener la convivencia, si bien para llegar a ese punto se ha de pasar por varias advertencias.

Igualmente, el Consistorio permite durante un margen de tiempo de una hora, entre las 19:30 y las 20:30 horas, que se ponga la música más alta de lo habitual para así acompañar a los tradicionales aplausos y hacer el confinamiento lo más agradable posible. 

Comentarios
Lo más