​“Aprobaremos la supresión del impuesto de sucesiones en Castilla y León cuando sea factible con la lucha del coronavirus”

​“Aprobaremos la supresión del impuesto de sucesiones en Castilla y León cuando sea factible con la lucha del coronavirus”
​“Aprobaremos la supresión del impuesto de sucesiones en Castilla y León cuando sea factible con la lucha del coronavirus”

El Gobierno regional ha movilizado casi 368 millones de euros en medidas económicas para impulsar la actividad y el empleo en las empresas y aplazar impuestos en la Comunidad, si bien el consejero ha recordado que “es importante solucionar primero la crisis sanitaria para luego afrontar la crisis económica”

El Consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha comparecido en rueda de prensa para detallar los planes económicos que se han previsto en la Comunidad para tratar de sostener la economía y castellano y leonesa una vez se finalice la lucha contra el coronavirus.

De hecho, el consejero señalaba que “es importante solucionar primero la crisis sanitaria para luego afrontar la crisis económica” para, además, luego tratar la crisis social que posteriormente va a derivarse de las dos crisis mencionadas, si bien reiteraba que la principal prioridad es destinar la mayoría de los esfuerzos a la lucha contra el Covid-19.

Precisamente, por el momento no parece que entre en los planes de la Junta el aprobar la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones entre familiares directos. Algo que, como explicó en su momento Fernández Carriedo, estaba a punto de hacerse (sólo faltaba la aprobación en el Pleno de las Cortes) pero que no dio tiempo a hacerse.

Así, Fernández Carriedo ha señalado que la idea y el compromiso del Gobierno regional sigue siendo eliminar dicho impuesto pero que se hará “cuando podamos, en un contexto que sea factible con la lucha del coronavirus”, insistiendo en que la prioridad es luchar contra la crisis sanitaria y dotar de los recursos adecuados, tanto materiales como humanos, a la sanidad. Y, adem´sa, “que la crisis social y laboral sea la menor posible”, remarcando que habrá una disminución de ingresos y que la liquidez existente se está derivando al empleo y la economía.

Movilizados ya casi 63 millones de los más de 367 previstos para ayudar a las empresas

Además, el consejero ha recordado que la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha un conjunto de medidas económicas destinadas a hacer frente al impacto en la Comunidad del Covid-19 que ascienden a 367.610.000 euros. Este esfuerzo se dirige a facilitar la liquidez y el circulante de las empresas y autónomos, para lo que destina 100,6 millones de euros; y a aplazar el pago de impuestos autonómicos por valor de 42 millones de euros que quedan en el bolsillo de los 38.000 contribuyentes para hacer frente a las necesidades de la crisis.

Además, se han destinado 112 millones a medidas de competitividad e innovación empresarial frente a la crisis, además de poner en marcha medidas específicas para el sector agroalimentario y forestal de la Comunidad por valor de 92,6 millones de euros; Por último, se han previsto medidas específicas de apoyo al empleo, frente al coronavirus, por valor de casi 20,5 millones de euros.

100,6 millones para dotar de liquidez a las empresas

3.000 empresas de Castilla y León podrán contar con la inyección inmediata de 100 millones de euros con la que la Junta respalda la liquidez de pymes y autónomos para mantener su actividad y su capacidad de generar empleo.

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), ha recibido 594 solicitudes de ayudas de empresas por valor de 37,6 millones de euros para hacer frente a las distintas necesidades de liquidez, créditos, soluciones digitales y aplazamiento de préstamos, causadas por la crisis sanitaria. De estas solicitudes el ICE ya ha aprobado 403 solicitudes de empresas por 24,8 millones de euros en ayudas.

A través del ICE se han abierto cuatro líneas específicas de apoyo a las empresas afectadas:

Línea 1. Moviliza 20 millones de euros. Destinada a aportar liquidez a micropymes y autónomos. Préstamos de entre 6.000 y 40.000 euros sin intereses. Se podrán materializar 600 operaciones de crédito por un importe máximo de 40.000 euros - solicitud media de 33.000- con una bonificación del 100 % de los costes financieros. Esta línea de avales tendrá una carencia de hasta 12 meses, una amortización de tres años, y permitirá bonificar los costes de las operaciones solicitadas por pymes de hasta cinco trabajadores y autónomos. Ha recibido hasta el 7 de abril 145 solicitudes, por un valor de 4,9 millones de euros.

Línea 2. Moviliza 40 millones de euros. Destinada a mantener la actividad de las pymes, que desarrollan su actividad en sectores especialmente afectados por la crisis del Covid-19, como la hostelería, el comercio, las manufacturas o el turismo, entre otros. Se trata de una línea del programa ICE Financia, que articula préstamos avalados a tres y cuatro años, con uno de carencia. Ya se están valorando las 205 solicitudes presentadas hasta ahora, que suman 4,7 millones de euros.

Línea 3. Moviliza 25 millones de euros. Dirigida a obtener financiación de circulante e inversión para soluciones digitales de urgencia en teletrabajo, digitalización y modernización de empresas. Habilita avales para la obtención de préstamos de entre 6.000 y 600.000 euros, con cinco años de amortización más 12 meses de carencia. Se han recibido ya 215 solicitudes, que reclaman, en conjunto, 20,1 millones de euros.

Línea 4. Supone un ahorro puntual de 15 millones de euros. Permite aplazar, hasta seis meses, el pago de las cuotas de los préstamos de los programas de Reindustrialización y Crecimiento Empresarial de la Lanzadera Financiera. El ICE tramita ya 29 solicitudes, por 7,9 millones de euros, en esta línea.

“Hemos pedido al Gobierno que prolongue los plazos para solicitar ERTEs”

Igualmente, Fernández Carriedo concretaba que, si bien los plazos para presentar ERTEs por fuerza mayor terminan el mismo día que finalice el estado de alarma, han solicitado al Gobierno aumentar esos plazos porque “habrá empresas y sectores productivos que no podrán tener actividad por la depresión de la demanda”.

Por el momento, el lunes volverán al trabajo los sectores no esenciales “siempre y cuando no estén prohibidos por ley”, como todo lo referente a la hostelería, que probablemente “tardará un tiempo más largo en recuperar la actividad”.

Por último, sobre los posibles recortes de la Junta, el consejero de Economía y Hacienda afirmó que la prioridad es “tener garantizados los fondos sanitarios” tanto para efectos materiales como personal y centrarse posteriormente en las pymes y autónomos y en las empresas generadoras de empleo. “El resto es prioridad secundaria”, finalizó.

Comentarios
Lo más