VÍDEO | Luis Rodríguez, alcalde de Pereña: "Nuestra principal preocupación es la residencia, porque lo más cruel es ver cómo el coronavirus se ceba con nuestros mayores"

VÍDEO | Luis Rodríguez, alcalde de Pereña: "Nuestra principal preocupación es la residencia, porque lo más cruel es ver cómo el coronavirus se ceba con nuestros mayores"
Luis Rodríguez, alcalde de Pereña de la Ribera
VÍDEO | Luis Rodríguez, alcalde de Pereña: "Nuestra principal preocupación es la residencia, porque lo más cruel es ver cómo el coronavirus se ceba con nuestros mayores"

Pidiendo redoblar los esfuerzos "y parar una pandemia que va cambiar nuestras vidas para siempre", se dirige a sus vecinos: "Quiero veros a todos en las fiestas de septiembre, que no sabemos cómo serán"

Luis Rodríguez, alcalde de Pereña de la Ribera, hace balance del mes de confinamiento en una localidad que ha sido tajante a la hora de cumplir y hacer cumplir el estado de alarma. Y atención especial a su residencia de mayores, por lo que el Ayuntamiento aconsejó, hace varias semanas, a las familias de los residentes que no los visitaran para frenar la propagación del virus al colectivo más afectados.

"En esta tierra estamos, de alguna manera, acostumbrados a vivir confinados, formamos parte de la España vaciada en la que, cuando termina el verano y, hasta la llegada del siguiente cuando salimos a la calle lo habitual es no encontrarnos a nadie". Como decimos por aquí, afirma el alcalde, "no ves un alma", y solo la tienda, la farmacia, el bar y la consulta médica rompen esa regla.

Ahora, la situación es diferente porque el confinamiento viene impuesto y es fundamental para poder parar la pandemia. "Protegernos a nosotros y proteger a los demás", añade Luis Rodríguez.




El alcalde asegura que en su pueblo han ido adaptando en cada momento diferentes medidas, teniendo en cuenta las posibilidades y competencias "contribuir a frenar la difusión del virus". Recuerda que se estableció la cuarentena, antes de la declaración del estado de alarma, para los residentes no habituales que llegaban a Pereña; se prohibió la venta ambulante, se ha realizado la desinfección diaria de las zonas más sensibles, hasta bandos en los que se advierte que se denunciará la llegada de personas a segundas residencias.

Otra de las iniciativas en marcha por parte del Ayuntamiento es el servicio de compra y entrega a domicilio de bienes de primera necesidad, destinado sobre todo a las personas mayores y vulnerables.

Pero, manifiesta el alcalde, la principal preocupación ha sido, es y será la residencia de mayores. "Lo más cruel es ver cómo esta pandemia se ceba con nuestros mayores". Mayores, prosigue, que sufrieron como nadie para traernos el bienestar del que nosotros disfrutamos, que dieron su trabajo para que vivamos mejor que ellos, que dedicaron su vida y sacrificaron su presente para darnos un futuro.

Por eso, asegura, "cerramos la residencia a las visitas antes de declararse el estado de alama y contratamos a una trabajadora para dedicarse a tareas de desinfección y limpieza completando y suplementando el trabajo encomiable del resto, a las que quiero agradecer su esfuerzo y dedicación".

Asimismo, hemos habilitado en el antiguo consultorio, por si fuera necesario, tres habitaciones individuales de aislamiento. Pero, añade el alcalde, todo lo que se ha hecho de nada serviría si los que estamos fuera no nos quedamos en casa. "Nunca fue más fácil contribuir individualmente al interés colectivo, nunca algo tan sencillo como quedarse en casa es tan decisivo para que en poco tiempo podamos reencontrarnos todos,. Ahora hay que perseverar y no relajarnos pensando que ya pasó".

"Vivimos momentos muy difíciles, miedo a enfermar, a lo desconocido, a lo que no sabemos cuánto va a durar,  nos está provocando una angustia colectiva que nos está alterando. Y todos estamos igual, con los mismos sentimientos y emociones, a todos nos sobrecoge el alma cuando cada día vemos el número de afectados y, sobre todo, el de fallecidos".

Alcalde y médico de profesión, Luis Rodríguez asegura que cada día se emociona por esas familias a las que no conoce, "pero ya considero de casa. Mi recuerdo emocionado y especial también en este momento para los compañeros de profesión y familias. Hay que redoblar cada día los esfuerzos para parar una pandemia que va cambiar nuestras vidas para siempre".

Dando ánimos a sus vecinos, el alcalde está convencido de que esta pelea "la ganamos juntos. Nos encontraremos en las fiestas de septiembre, no sé cómo serán y qué tendremos, pero quiero veros a todos".

Lo más