​Alergia primaveral y coronavirus: algunas pautas para diferenciar los síntomas

​Alergia primaveral y coronavirus: algunas pautas para diferenciar los síntomas
​Alergia primaveral y coronavirus: algunas pautas para diferenciar los síntomas

La crisis sanitaria del coronavirus se encuentra ya en plena temporada de alergias. Tradicionalmente, los meses de primavera son los más temidos por las personas alérgicas y este año 2020 se ven envueltos en la pandemia. Algunos pacientes pueden llegar a confundir los síntomas normales de la alergia primaveral con los de la infección por coronavirus. Por ello, profesionales de los servicios de Alergología de toda España se han puesto manos a la obra para tratar de que las personas que sufren alergias en esta época del año puedan diferenciar los síntomas y que su preocupación no vaya en aumento al pensar que puedan tener Covid-19

Y es que, estas enfermedades son todas respiratorias y comparten varios de sus síntomas, por lo que en los momentos en los que estamos, podamos llegar a confundirnos por el propio nerviosismo; pero hay claves que nos pueden ayudar a diferenciarlas. SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con Ignacio Dávila, el jefe del Servicio de Alergias del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, para solicitarle unas pautas para diferenciar alergias estacionales de algo mucho más grave.

“En algunas cuestiones, el coronavirus puede parecerse, en cuanto a sus síntomas, con una alergia, debido principalmente a que es muy polimórfico en cuanto a sus manifestaciones clínicas”, relata el doctor. Pero es importante destacar que “tanto la alergia como el asma no presentan cuadros de fiebre, a diferencia del Covid-19”, afirma. Dávila indica también que tampoco las enfermedades alérgicas provocan fuertes dolores musculares generalizados, como sí hace el coronavirus.

Sin embargo, existen otros síntomas que pueden ser similares entre la alergia y el Covid-19. Es el taponamiento nasal y la mucosidad transparente típica de los alérgicos, que en ocasiones puede aparecer en la infección por coronavirus. En cuanto a la disnea, es decir, el ahogo o dificultad en la respiración, puede ser común en los dos procesos, pero es más continua en el caso del coronavirus, mientras que en los alérgicos aparece de forma esporádica y generalmente tiene un predominio nocturno.

“Pueden darse más complicaciones, a la hora de diferenciar síntomas, si la persona que sufre la alergia estacional es también asmática, principalmente porque presentan fatiga”, indica el doctor del Hospital de Salamanca. “Sin embargo, esa fatiga suele responder al paracetamol.

El asma y su tratamiento

Tal y como indica la OMS, el asma es una de las principales enfermedades no transmisibles, y se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias (que es un sonido silbante durante la respiración, que ocurre cuando el aire se desplaza a través de los conductos respiratorios estrechos en los pulmones). Los síntomas pueden manifestarse varias veces al día o a la semana, y en algunos casos empeoran durante la actividad física o por la noche. En el caso de la infección por coronavirus, estas sibilancias son mucho menos frecuentes.

A nivel cutáneo, ya que el Covid-19 también puede presentar lesiones en la piel, la diferencia radica en que los pacientes alérgicos suelen presentar lesiones urticarias crónicas, muy poco frecuentes en el coronavirus. “Los pacientes con Covid-19 presentan lesiones en la piel, principalmente en las extremidades, que tienen apariencia de sabañones”, asegura Ignacio Dávila.

Sobre la pérdida de olfato y gusto, tan comentado en los síntomas que presenta la infección por Covid-19, el doctor asegura que existen pacientes alérgicos que pueden presentar pérdida de olfato como síntoma habitual, pero en el caso del coronavirus es “mucho más brusco y repentino”.

Por lo tanto, tal y como indica Dávila, “sin fiebre, ni malestar general, ni pérdida de olfato importante, el paciente debe estar tranquilo sabiendo que lo que está sufriendo es una alergia estacional. El problema fundamental puede estar en pacientes asmáticos que se encuentren sufriendo una infección respiratoria asociada a su enfermedad, porque los síntomas pueden parecerse a los del Covid-19”.

Por ello, afirma, “es muy importante que los pacientes con asma no dejen de tomar su medicación, ya que los corticoides inhalados no inducen a generar más predisposición para tener Covid-19”, finaliza.

Desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) mantienen que ser asmático hace que las vías respiratorias sean más susceptibles a las infecciones respiratorias, especialmente a las víricas. "Esto ocurre porque las infecciones víricas suelen generar mayor inflamación bronquial en la persona asmática que en la no asmática, induciendo hiperreactividad bronquial y mayor riesgo de crisis de asma", resaltan.

Por otro lado, advierte de que el asma mal controlada de base podría aumentar la susceptibilidad a una infección respiratoria vírica (incluyendo el coronavirus), y también a una peor evolución de dicha infección respiratoria.

Por eso, preguntada por si las personas con asma deben seguir algún protocolo en especial, la SEAIC afirma que "por supuesto", y lo primero y principal a su juicio debe ser que el paciente asmático cumpla correctamente, y todos los días, con el tratamiento prescrito por su médico para mantener el asma controlada.

Otras infecciones víricas distintas del coronavirus

Existen otras infecciones víricas aparte del coronavirus Covid-19 que presentan síntomas comunes, pero también diferenciales. Es el caso de la gripe, para la que se reconocen dolor de cabeza, congestión nasal, molestias de garganta, malestar general, dolores musculares y pérdida de apetito.

Sin embargo, la gripe está más ligada al otoño y al invierno que a la primavera. Aun así, hay otros virus que perduran en primavera y que pueden dar lugar a la aparición de amigdalitis. La amigdalitis conlleva dolor de cabeza y de garganta, además de dificultad para tragar, síntomas no definitorios del Covid-19. Los síntomas de la gripe son, principalmente, fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, congestión nasal, molestias de garganta, malestar general, dolores musculares, pérdida de apetito y tos seca.

Comentarios
Lo más