​“El estado de alarma es fundamental e imprescindible. No hay alternativa posible”: el ministro de Sanidad recalca la necesidad de aprobar una nueva prórroga

​“El estado de alarma es fundamental e imprescindible. No hay alternativa posible”: el ministro de Sanidad recalca la necesidad de aprobar una nueva prórroga
​“El estado de alarma es fundamental e imprescindible. No hay alternativa posible”: el ministro de Sanidad recalca la necesidad de aprobar una nueva prórroga

Además, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, recordaba que las medidas económicas están ligadas al estado de alarma y que, sin este, podrían decaer. Ambas respuestas fueron a preguntas de SALAMANCA24HORAS

Una vez más, SALAMANCA24HORAS preguntaba, entre los 255 periodistas tanto nacionales como extranjeros que tienen la oportunidad, en la rueda de prensa telemática que los diferentes ministros del Gobierno de España ofrecen desde Moncloa. En esta ocasión, fue turno para que Salvador Illa, ministro de Sanidad, María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, y José Manuel Rodríguez Uribes, Ministro de Cultura y Deporte, respondiesen a las preguntas de este medio.

Lo fundamental era saber qué pasaría si, finalmente, la prórroga del estado de alarma que debe votarse en el Congreso de los Diputados no saliera adelante -dependerá, principalmente, de si PP y Ciudadanos votan en contra o se abstienen-. Así le preguntó este medio al ministro de Sanidad, y su contestación fue clara y concisa: “No hay alternativa posible”.

Salvador Illa remarcó que el estado de alarma es “imprescindible” para acometer una desescalada gradual “por unidades territoriales” proponiendo ellos las provincias como unidad de referencia si bien “las comunidades autónomas pueden proponer otras”, resolviendo así la duda que en la Junta de Castilla y León tenían en días pasados sobre si podrían proponer una desescalada por zonas de salud.

“Hay que limitar la movilidad de las personas porque son el principal vector de contagio. Y la única forma de hacerlo es con el estado de alarma, por lo que es imprescindible”, recalcaba Illa.

Unas medidas económicas ligadas al estado de alarma y que “decaerían” de no aprobarse la prórroga

Tras el ministro de Sanidad era turno para la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien además se encargaba de recordar que “muchas de las medidas económicas que se han puesto en marcha van vinculadas a la vigencia de este estado de alarma” y que, por tanto, “decaerían” de no haber una nueva prórroga.

Eso sí, también mandó un mensaje tranquilizador aclarando que muchos instrumentos aplicados se seguirán manteniendo en el tiempo para acompañar a los sectores más perjudicados, entre los que se encuentran el turismo y la hostelería, dos que implican directamente a Salamanca y por los que este medio preguntó a la ministra.

Montero además apuntaba que los ERTE han permitido “evitar que se produjeran despidos masivos en el mercado laboral”, especialmente de aquellos que son contratados para un período concreto y que ha coincidido con el estado de alarma. Pero para continuar estabilizando dicho mercado laboral, ahora el Gobierno aprobará y estudiará “mecanismos en el diálogo social” que permitan prorrogar los ERTE, si bien hay que señalar “en qué condiciones, parámetros y sectores”, aunque se beneficiarán principalmente los más perjudicados.

“Tendemos que esperar para ver las posibilidades de su realización”: el FÀCYL, en el aire

“Es verdad que todos los planes llegan hasta finales de junio, y quedan los festivales de verano”. Así comenzaba a responder a este medio el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, señalando que para los que van de julio en adelante, “tenemos que esperar para ver las posibilidades de su realización”.

Esas posibilidades, que vendrán determinadas por la evolución de la pandemia y de los criterios que marque el Ministerio de Sanidad, podrían afectar a la realización del FÀCYL, que este año cambió sus fechas para el mes de septiembre. “Tenemos que seguir los criterios de Sanidad, los criterios científicos y el principio de prudencia, y responderemos a esa celebración cuando llegue el momento”, indicaba.

Eso sí, Uribes también dejó claro que la idea del ministerio es, siempre que sea posible, posponer las fechas de los eventos y no cancelarlos. “Quizá con los festivales de verano es más difícil porque te llevan al año siguiente, pero en todo caso lo vamos a valorar”, explicaba.


También hablaba del tema de las entradas, algo que no afecta al FÀCYL propiamente dicho pero sí a otros conciertos que se debían celebrar en Salamanca durante estos meses y que no han podido tener lugar -o podrán- por la crisis del coronavirus. “Estamos trabajando con el Ministerio de Consumo para encontrar algunas soluciones equilibradas al tema, para proteger al sector, aunque en última instancia el cliente tendrá la última palabra”, afirmaba Uribes.

Comentarios
Lo más