Los dentistas en Salamanca vuelven con las máximas garantías de seguridad e higiene

Los dentistas en Salamanca vuelven con las máximas garantías de seguridad e higiene
Profesionales de Clínica Urbina.
Los dentistas en Salamanca vuelven con las máximas garantías de seguridad e higiene

Dado que no están considerados como grupo de personal de riesgo han tenido que buscar por su cuenta las medidas para ofrecer la mayor seguridad al personal y clientes

Desde este pasado 4 de mayo muchos negocios volvieron a abrir tras estar semanas cerrados por la pandemia del coronavirus. Otros, sin embargo, han decidido esperar hasta poder tener las máximas garantías de seguridad para no exponer ni a trabajadores ni a clientes.

Es el caso de algunas clínicas dentales, como Clínica Dental Urbina, que abre sus puertas este lunes, 11 de mayo, tras semanas de preparación y de atender solamente urgencias. Según cuenta a este periódico el doctor Javier Ortiz de Urbina “ha sido terrible conseguir los materiales”, ya que aunque hay muchos vendedores de material de protección, son muy pocos los que ofrecen garantías.

A pesar de que los dentistas salmantinos han tenido apoyo del Colegio de Odontólogos, al no ser considerados personal de riesgo por el Gobierno, este grupo de profesionales “nos hemos tenido que buscar la vida con los proveedores”. Esto ha supuesto un esfuerzo económico “de varios miles de euros”, ya que cada EPI cuesta en torno a cien euros.

Según cuenta el doctor Ortiz, “somos el medio profesional más expuesto”, dado que, por ejemplo, al aplicar agua en la boca del paciente, puede salpicar y pulverizarse. De hecho, la mayoría de medidas ya se hacían de manera habitual, para prevenir otro tipo de enfermedades, pero con las nuevas incorporaciones en su clínica permitirán reforzar la seguridad.

Así, por ejemplo, desde Clínica Dental Urbina las medidas que se han tomado son las siguientes:

- Se insta a los clientes a acudir solos y a la hora para evitar aglomeraciones en la sala de espera.

- Saber si han tenido contacto con alguien que haya tenido coronavirus.

- Saber si tienen algún síntoma: fiebre, tos, dolor de garganta....

- A la llegada del paciente se le tomará la temperatura con un termómetro láser y se le proporcionará solución hidroalcohólica para limpiar manos y zapatos.

- Una vez en la consulta las butacas estarán separadas por dos metros, pero procurando que no haya más de una persona en la sala de espera.

- Los odontólogos, auxiliares y recepcionistas llevarán Equipos de Protección Individual (EPIs) de cuerpo entero, máscara de protección, mascarilla FPP2 y mascarilla quirúrgica.

- Entre paciente y paciente pasarán a otra sala tanto el auxiliar como el odontólogo por un baño pulverizado de cuerpo completo con una solución viricida específica para el Covid-19.

- Todo el material usado pasará a una sala estéril donde será embolsado y esterilizado primero en un baño químico y posteriormente se esterilizará en autoclave a más de 130 grados y más de 103 Kp de presión, lo que hace que cualquier forma de vida biológica quede erradicada.

- Un auxiliar específico entrará en el gabinete que haya sido utilizado, una vez finalizado el tratamiento, para con la ayuda de un nebulizador de productos químicos, pasarlo por todas las superficies dentro de ese gabinete así como fregar el suelo con lejía.

- Las zonas comunes serán fregadas cada hora con lejía y a la hora de cerrar irá un equipo externo especializado, que mediante el uso de una niebla esterilizará toda la clínica durante un periodo de 3 horas hasta la mañana siguiente.

Dentista en Salamanca

Lo más