​El coronavirus no acaba una de las ‘tradiciones’ más salmantinas: comer un helado en la Plaza Mayor

​El coronavirus no acaba una de las ‘tradiciones’ más salmantinas: comer un helado en la Plaza Mayor
​El coronavirus no acaba una de las ‘tradiciones’ más salmantinas: comer un helado en la Plaza Mayor

La cola para comprar uno llegaba, poco antes de las 21 horas, a prácticamente la mitad del ágora charra

Un año cualquiera, a 6 de mayo, los salmantinos estarían disfrutando de la primavera, y más con el agradable tiempo que está acompañando la primera semana del quinto mes del año. Los charros pasearían por las céntricas calles de su ciudad, se pararían en sus jardines, plazas y patios y ocuparían las terrazas disfrutando de una buena conversación.

Pero 2020 está siendo todo menos un año cualquiera. La crisis del coronavirus ha provocado que, aunque se pueda salir a pasear y hacer ejercicio, la ciudad de Salamanca continúe vacía. Ya no en ocupación (puesto que cada vez son más las personas que hay en las calles) sino en espíritu, anhelando que la sociedad charra vuelva a disfrutar de tan magnífico lugar.

Sin embargo, hay un acto que ya se ha convertido en tradición y con el que no han logrado acabar ni el estado de alarma ni el coronavirus. Se trata de disfrutar de un helado en la Plaza Mayor que, aún vacía, sigue atesorando esa magia de los grandes lugares.

Las colas para comprar un helado llegaban, poco antes de las 21 horas, a prácticamente la mitad del ágora charra. Una hilera también extendida debido a que los salmantinos, cumpliendo las medidas de seguridad, dejaban más de un metro entre los miembros de la fila.

Poco a poco, Salamanca va recuperando su aspecto y sus tradiciones. Y con el esfuerzo de todos lograremos retornar a una normalidad que hace unas semanas se nos antojaba inalcanzable pero que ahora está a nuestro alcance.

Comentarios
Lo más