Siete consejos para preparar la piel para el sol tras el confinamiento

Siete consejos para preparar la piel para el sol tras el confinamiento
Siete consejos para preparar la piel para el sol tras el confinamiento

Desde el portal salmantino de belleza deliarose.com se ofrecen recomendaciones para que nuestra piel esté preparada para hacer frente a los rayos de sol tras la cuarentena

La relajación de las medidas de confinamiento ha coincidido con la llegada del buen tiempo, lo cual hace que la piel se exponga al sol sin estar tan preparada como lo estaría en condiciones normales. Por eso, este año más que nunca, es fundamental protegerla de forma adecuada si queremos lucir una piel morena de forma natural. Desde deliarose.com explican cómo preparar la piel para el sol tras el confinamiento de manera segura.

Con la llegada del verano, muchas veces intentamos ponernos morenos muy rápido, y es en ese momento, precisamente, cuando más sensible está la piel, ya que lleva meses sin verse expuesta al sol.

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, un 24% de la población piensa que estar bronceado es beneficioso para la salud, lo cual no es del todo cierto. Aunque el sol puede favorecer algunos procesos químicos necesarios en el organismo y puede tener efectos positivos sobre nuestro estado de ánimo, esto no tiene nada que ver con lucir un tono más oscuro de piel.

El sol no es solo el principal factor causante de arrugas, manchas y signos del envejecimiento cutáneo; en España, cada año se registran 78.000 casos de cáncer de piel según la AEDV.

Estos datos no implican que no podamos disfrutar del sol y de sus beneficios, simplemente debemos recordar que hay que hacerlo con precaución.

A continuación, los 7 mejores consejos para preparar la piel para el sol tras el confinamiento:

1. Utilizar autobronceadores. En lugar de exponer la piel al sol más de lo necesario para conseguir coger color, utiliza autobronceadores al menos al inicio de la temporada. Así podrás ir pasando a un bronceado natural de forma paulatina. Existen en forma de espray, espuma o crema, de diferentes marcas y acabados.

2. Maquillarse con polvos bronceadores. Los bronceadores faciales están más de moda que nunca. Son una forma genial de aportar calidez al rostro sin tener que exponer la piel al sol. Aplícalos debajo de los pómulos y en la línea de la barbilla. Además, algunos de ellos incluyen SPF.

3. Exfoliar la piel. Antes de exponernos al sol es buena idea realizar una exfoliación de la piel para conseguir un color uniforme. Además, de este modo aseguramos que los productos que vayamos a utilizar puedan actuar correctamente.

4. Hidratarse. Tanto por dentro como por fuera, es fundamental mantener la piel elástica e hidratada, ya que al tomar el sol se va a resecar. ¡Ojo! No debemos confundir la transpiración de la piel con el hecho de que esté hidratada.

5. Elegir el protector solar adecuado. Escoge el protector solar más adecuado a tu tipo de piel. Lo más recomendable es comenzar por factores más altos, sobre todo al principio, ya que la piel lleva meses sin estar expuesta al sol. Cuando vaya acostumbrándose a los rayos solares podremos elegir una crema con un SPF menor.

6. Cuidar la piel después del sol. Al volver a casa tras la exposición al sol deberemos mimar la piel, utilizando productos específicos after-sun o, como mínimo, aplicando una crema hidratante. Aunque en el momento no notemos sequedad o tirantez, la piel está más sensible y agradecerá una dosis extra de hidratación.

7. Nutrir tu piel desde dentro. Beber alrededor de 2 litros de agua al día es el primer paso, pero más allá de eso, si queremos proteger la piel contra los primeros rayos de sol deberemos prestar atención a lo que comemos.  Busca alimentos ricos en vitamina C, un antioxidante que combate los daños producidos por el sol, y en betacarotenos, que ayudan a potenciar el bronceado. Podrás encontrarlos en alimentos como el kiwi, la naranja, la zanahoria o la calabaza, y verduras de hoja verde como las espinacas o el brócoli.

Desde el blog de belleza deliriarose.com explican que con estos consejos conseguiremos lucir el bronceado que deseamos sin poner en riesgo nuestra salud. Al fin y al cabo, debemos recordar que un bronceado dura solo unos meses, pero los frutos de cuidar de nuestra salud y evitar el envejecimiento prematuro de la piel son beneficios de los que disfrutaremos siempre.

7 consejos para preparar la piel para el sol tras el confinamiento



Comentarios
Lo más