Expertos advierten de que las aguas residuales son una potencial fuente transmisora del Covid-19

Expertos advierten de que las aguas residuales son una potencial fuente transmisora del Covid-19
Expertos advierten de que las aguas residuales son una potencial fuente transmisora del Covid-19

Biólogos ambientales de la Universidad de Stirling (Reino Unido) han advertido de que la posible propagación del Covid-19 a través de las aguas residuales "no debe ser descuidada" en la batalla para proteger la salud humana

La respuesta a la pandemia mundial se ha centrado en la prevención de la transmisión de persona a persona, sin embargo, los expertos creen ahora que el virus también podría propagarse en las aguas residuales.

"Sabemos que el Covid-19 se propaga a través de las gotas de la tos y los estornudos, o a través de objetos o materiales que transportan la infección. Sin embargo, recientemente se ha confirmado que el virus también puede encontrarse en las heces humanas, hasta 33 días después de que el paciente haya dado negativo en las pruebas de los síntomas respiratorios de Covid-19", ha explicado Richard Quilliam, autor principal del estudio, que se ha publicado en la revista 'Environment International'.

Aún no se sabe si el virus puede ser transmitido por la vía fecal-oral, sin embargo, se conoce que la excreción del virus del sistema digestivo puede durar más tiempo que la excreción del tracto respiratorio. Por lo tanto, esta podría ser una importante, pero aún no cuantificada, vía para una mayor exposición.

Los autores presentaron el ejemplo del brote de síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2002-2003, cuando se detectó el SARS-CoV-1, estrechamente relacionado con la cepa del virus SARS-CoV-2, en las aguas residuales vertidas por dos hospitales de China. Quilliam destaca que, como la mayoría de los pacientes con Covid-19 son asintomáticos o experimentan solo síntomas leves y permanecen en sus casas, y no en los hospitales, existe un riesgo significativo de distribución "generalizada" a través de las alcantarillas.

Según estos biólogos, la composición estructural de Covid-19, específicamente su cubierta de lípidos, sugiere que se comportará de manera diferente en ambientes acuosos, en comparación con otros virus que se encuentran típicamente en el intestino. Actualmente existe información limitada sobre la persistencia ambiental del virus, pero otros coronavirus pueden permanecer en las aguas residuales hasta 14 días, dependiendo de las condiciones ambientales.

Sobre el riesgo de exposición humana, los autores también se posicionan: "El transporte de coronavirus en el agua podría aumentar el potencial de aerosolización del virus, en particular durante el bombeo de aguas residuales a través de los sistemas de alcantarillado, en las obras de tratamiento de aguas residuales, y durante su descarga y el posterior transporte a través de la red de drenaje de la cuenca".

El riesgo podría aumentar aún más en las partes del mundo con altos niveles de defecación al aire libre, o donde los sistemas de saneamiento son limitados y las vías fluviales se utilizan tanto como alcantarillas abiertas como fuentes de agua para fines domésticos. "Esos entornos suelen ir acompañados de sistemas sanitarios frágiles y con pocos recursos, lo que amplifica tanto el riesgo de exposición como la mortalidad potencial", concluyen.


Comentarios
Lo más