Los notarios inician "el paulatino retorno a la normalidad" pero ajustándose a las fases fijadas por Sanidad

Los notarios inician "el paulatino retorno a la normalidad" pero ajustándose a las fases fijadas por Sanidad
Los notarios inician "el paulatino retorno a la normalidad" pero ajustándose a las fases fijadas por Sanidad
Redacción
EP
La cita previa será obligatoria hasta la fase 2, se prohibirán aglomeraciones y se mantiene la distancia social hasta la fase 3

El Consejo General del Notariado (CGN) ha señalado en las últimas hora que de acuerdo a la instrucción dictada por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, los diferentes colegios notariales comienzan "el paulatino retorno a la normalidad" en la prestación de sus servicios.

En un comunicado señalan que esa vuelta a la normalidad se hará en consonancia con las distintas fases marcadas por el Gobierno, por lo que los 17 colegios (uno por Comunidad Autónoma) irán levantando las actuales restricciones que solo permiten a los notarios atender casos de urgencia previa petición de cita.

La pauta recoge que cada colegio deberá acordar el levantamiento de las restricciones según las fases en la que se encuentre su Comunidad Autónoma, dada la distinta incidencia en el ámbito local de la pandemia y su evolución, vinculada a la dimensión de las distintas poblaciones.

Así, detallan que en la fase 0, se mantiene la cita previa, la obligación de evitar aglomeraciones, y que en las notarías se atiendan los casos urgentes pudiendo ampliarse a otros que no lo sean, aunque dando preferencia a los primeros.

En esta primera etapa siguen limitadas las actuaciones fuera de la oficina notarial a los casos urgentes en los que no sea posible el desplazamiento de los ciudadanos a la oficina notarial. Resaltan que ese desplazamiento a hospitales, residencias o domicilios deben darse los mecanismos de protección precisos, algo que valorará el propio notario.

No se limitarán las salidas desde la fase 1

Ya en al fase 1 la actuación notarial "no estará limitada, ni siquiera con carácter preferente, a los casos de urgencia" y las salidas para autorizar documentos podrán realizarse en los casos en los que no sea posible el desplazamiento de los ciudadanos a la oficina notarial y estarán sujetas igualmente a la exigencia por el notario de las garantías sanitarias señaladas para la fase anterior.

En la fase 2, en la que sigue en pie la cita previa, la actuación notarial no tendrá limitación alguna, y habrá salidas de la oficina también sin limitación. Por último, en la fase 3, fase avanzada, solo se mantendrá la obligatoriedad de evitar aglomeraciones, por lo que la cita previa pasará de ser obligatoria a recomendable.

Desde el CGN inciden en que en todas las fases se garantizarán las distancias mínimas de seguridad de dos metros tanto en los espacios de trabajo como en las zonas de acceso, espera y de atención al público, para evitar la acumulación de personas.


Comentarios
Lo más