FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

​Chopi&Chopi: la historia de dos hermanos salmantinos que buscan el ascenso a Segunda B

​Chopi&Chopi: la historia de dos hermanos salmantinos que buscan el ascenso a Segunda B
​Chopi&Chopi: la historia de dos hermanos salmantinos que buscan el ascenso a Segunda B

Ángel y Roberto Gándara han coincidido esta temporada en el Portugalete, de la Tercera Vasca

Ángel y Roberto Gándara son dos futbolistas salmantinos. Los hermanos ‘Chopi’, como se les conoce, buscarán el ascenso a Segunda División B con el Portugalete.

“Pensaba que lo iba a pasar peor pero luego me he mantenido bastante distraído con videollamadas, jugando a la Play o viendo documentales deportivos. Tengo muchísimas ganas de volver a jugar. Me siento como al niño que le quitan su piruleta. El fútbol es lo que más contento me hace estar. Ahora hay que esperar para que Sanidad dé luz verde. Y también habrá que esperar que nos hagan todos los controles sanitarios”, explica Roberto Gándara, el menor de los hermanos.

El mayor, Ángel, reconoce que tiene ganas de jugar pero no a cualquier precio y deja claro que la salud es lo más importante: “Yo he llevado mal el confinamiento porque pasas muchos tiempo sin salir de casa. Se me ha hecho largo y pesado. Pero el preparador físico nos puso normas exigentes para llegar lo más preparado posible. Tenemos ganas pero no a cualquier precio. Creo que no estamos en situación de poder jugar. Es un acto de responsabilidad el no jugar. Están en juego vidas de personas. Creo que no deberíamos de jugar, aunque tengamos ganas. Yo no me siento protegido para jugar. Quizá ni en Primera División, mucho menos los equipos humildes de Tercera. Es inviable económicamente y sanitariamente. Si a alguien le tienen que ayudar es a los sanitarios, que son los que más lo necesitan. Nosotros somos entretenimiento. A ellos sí les va la vida en juego”.

Por delante tienen el reto de poder ascender al Portugalete a Segunda División B. “No hay mucha diferencia dentro y fuera del campo. En el campo se intensifica su competitividad. Él es más cabeza y yo más pasional. Ya conseguimos subir con el Arenas juntos a Segunda B. Ahora quiero repetirlo con el Portugalete”, explica Roberto.

Por su parte, Ángel también describe al pequeño de los Gándara: “Mi hermano es una persona normal. Siempre estamos de cachondeo, de bromas… en el campo, discrepamos algo más. La confianza nos hace discutir algo más. Pero siempre tenemos muy buen rollo y nos lo pasamos muy bien. Ya subimos juntos con el Arenas y sería la leche repetir aquello. Son cosas que te quedan para el recuerdo. Momentos bonitos. Encima lo haces con alguien tan cercano… y nos servirá para recordarlo en las Nocheviejas”.

Comentarios
Lo más