​Igea recuerda que “la peor estrategia económica sería volver al confinamiento” y reafirma una desescalada moderada, aunque abre la puerta a “flexibilizar criterios”

​Igea recuerda que “la peor estrategia económica sería volver al confinamiento” y reafirma una desescalada moderada, aunque abre la puerta a “flexibilizar criterios”
​Igea recuerda que “la peor estrategia económica sería volver al confinamiento” y reafirma una desescalada moderada, aunque abre la puerta a “flexibilizar criterios”

El vicepresidente ha asegurado que este verano el mapa de Castilla y León estará teñido de verde al completo y que “podremos pasear por nuestros campos y ver a los nuestros”. Es posible que la próxima semana alguna capital de provincia pase de Fase, aunque “vamos a seguir a los números”

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha valorado los datos del estudio de seroprevalencia realizado por el Gobierno de España que indica la prevalencia del coronavirus entre la población española y, por tanto, castellano y leonesa.

Una vez conocidos los resultados, el portavoz ha indicado que la desescalada que está proponiendo el Gobierno regional es “la manera racional de enfrentarnos a la pandemia”, tal y como han demostrado los números, recordando que el coronavirus “no entiende de provincias, de fronteras ni de nacionalismos”.

Además, ha valorado como “baja” la mortalidad de Castilla y León, teniendo en cuenta que la población es “envejecida”, pero ha recordado que sigue siendo “alta” puesto que son muchas personas y ha apuntado que si alcanzar tal grado de “inmunidad colectiva” -ya que concuerda con la definición de “inmunidad de rebaño”- ha costado tantas vidas (más de 3.000 en la Comunidad) , “que cada uno haga sus cuentas”, en referencia a aquellos que piden una desescalada inmediata.

De hecho, Igea ha felicitado al servicio de salud de Castilla y León puesto que es “fantástico” y el trabajo de los profesionales unido a la estrategia en Atención Primaria, que “ha sido demostrada, comparativamente, como más efectiva”, se ha logrado una tasa de hospitalización por debajo del 5% y que el ingreso en UCI se encuentre “entre las más bajas de España”.

Por ello, desde la Junta se seguirá trabajando por obtener “la mejor respuesta” y se analizarán “qué tratamientos han ido mejor, en qué cosas hemos fallado…”. El vicepresidente aseguraba, además, que el estudio de seroprevalencia permitirá “modular la estrategia de respuestas”, si bien la estrategia para la desescalada se resume en una frase: “Seguir a los números”. 

Esos números vendrán determinados por las tasas de incidencia y de la ocupación de los hospitales, porque “queremos estar seguros de que podrán responder a las necesidades que se crearán si hay un rebrote”. Para ejemplificarlo, Igea hizo la analogía de que tenemos un globo en nuestras manos “y vamos a abrirlo y desinflarlo progresivamente, intentando que no se nos vaya de las manos ni explote”.

Se abre la puerta a “flexibilizar criterios” aunque recuerda que “no hay estrategia que valga una vida humana”

El vicepresidente y portavoz del Gobierno, que insistió en que la estrategia de la desescalada aplicada es la “manera racional” de enfrentarnos a la misma, y si bien reconocía que como Gobierno tienen la obligación de valorar un aspecto económico, aseveró que “la peor estrategia, económicamente hablando, sería volver al confinamiento”.

Esto sería “ruinoso” para comerciantes y hosteleros, entre otros colectivos y con los que se reunirán la próxima semana. Este punto les será explicado con detalle, si bien Igea ha dejado claro que “no hay estrategia que valga una vida humana”.

Francisco Igea añadía además que esta semana es importante porque “es la primera vez que es propuesta un área entera de salud” y, en la misma, se incluye una gran ciudad (El Bierzo y Ponferrada, respectivamente). Si se pide que esta región pase a la Fase 1 es porque “los números lo permiten”.

“La incidencia acumulada y el estado del hospital lo permiten, y estos son los criterios que vamos a seguir durante todo este proceso”, anunciaba el vicepresidente, si bien abría la puerta a “flexibilizar” los criterios, aunque siempre “de manera objetiva”.

Esta manera de trabajar de la Junta de Castilla y León fue elogiada por el Ministerio de Sanidad en la reunión que mantuvieron este miércoles. “Los números están ahí, pero vamos a mejorar y a tener mejores resultados”, proseguía Igea, quien se dirigió a los castellano y leoneses para asegurarles que “vamos a completar este puzle y que el mapa va a estar pintado de verde en pocas semanas”.

Eso sí, “sin correr, porque debajo de este puzle hay seres humanos”, por lo que la responsabilidad de la Junta es lograr que se alcance la nueva normalidad con el menor daño posible, algo complicado porque “caminamos sobre un terreno minado”.

Así, no descartó que haya un rebrote en los próximos meses, pero para ello hay que “caminar despacio y con prudencia” y, gracias a ello, en verano será posible “caminar por nuestros campos y ver a los nuestros”. 

“En las siguientes semanas vamos a poder proponer provincias completas”

El portavoz de la Junta anunció, además, que “queda poco” para que las capitales de provincia puedan avanzar a la Fase 1, y afirmó que “en las siguientes semanas vamos a poder proponer áreas concretas y provincias completas”, si bien los números serán los que marquen esa petición, aunque reconoció que “estamos viendo una buena evolución”.

Sobre Salamanca, Igea concretó que la capital “tiene buenas cifras” y que “está evolucionando muy bien”, pero que se han de extremar las medidas de higiene, aislamiento y desinfección, algo para lo que pidió “compromiso” al alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, indicando que si se aseguran esas medidas “avanzaremos más rápidamente”.

Aprobar la prórroga del estado de alarma durante un mes, una opción posible, sobre todo por la necesidad de limitar la movilidad

Igea admitía además que “cada día estamos mejor que ayer” aunque advirtió de que los meses de invierno “serán duros”, por lo que se antoja necesario el tener la trazabilidad “mucho más controlada” y de incrementar la capacidad de realización de PCR.

Además, sobre la posibilidad de prorrogar el estado de alarma durante 30 días, el vicepresidente indicaba que es “importante” mantener la restricción de movilidad mientras dure la desescalada, algo que es complicado fuera de dicho estado de alarma y que, si bien es una discusión jurídica, el Gobierno de la Junta de Castilla y León precisa “las herramientas necesarias” para garantizar una desescalada gradual.

Comentarios
Lo más