Los aplausos colectivos desde los balcones se mantienen pese a ir decayendo en algunas partes del país

Los aplausos colectivos desde los balcones se mantienen pese a ir decayendo en algunas partes del país
Los aplausos colectivos desde los balcones se mantienen pese a ir decayendo en algunas partes del país

Los aplausos colectivos desde los balcones y ventanas para agradecer la labor de los sanitarios y los profesionales de servicios básicos se han vuelto a repetir este jueves en las distintas ciudades y pueblos de todo el territorio nacional cuando se cumplen 62 días desde su inicio

El homenaje surgió a mediados de marzo, a través de las redes sociales y aplicaciones de mensajería, una vez que el Gobierno decretó el estado de alarma ante la propagación del coronavirus. El confinamiento llevó a la población española a expresar desde los balcones su gratitud con los profesionales que no han dejado de trabajar pese a las duras condiciones de la pandemia.

Como una rutina más, se han mantenido diariamente a las 20.00 horas en todos los municipios y pueblos de la geografía española. Sin embargo, con la entrada en la primera fase de la desescalada, que permite la reapertura al público de los comercios con superficie igual o inferior a 400 menos cuadrados, las terrazas al aire libre y los mercadillos, o los paseos y la práctica de deporte a las 20.00 horas, la intensidad de las ovaciones han ido decayendo y en muchas calles el ruido es ya inexistente.

Por ello, algunos sectores que se han ido sumando en estos meses a los aplausos colectivos han decidido poner punto y final a los agradecimientos. Es el caso de los carteros de Correos, que se reunían cada miércoles para aplaudir a los sanitarios. En el día de hoy, han finalizado tras dos meses sin interrupción.

Así, en un comunicado, desde Correos han querido agradecer públicamente la solidaridad de sus voluntarios y han dicho sentirse "orgullosa de ayudar en iniciativas solidarias, contribuyendo con lo mejor que tiene: el compromiso y vocación de servicio público que están demostrando cada día los trabajadores cuando la sociedad española más los necesita".

A los aplausos de esta cita diaria se han unido también cacerolas, gritos de ánimo, juegos, y otro tipo de iniciativas que han servido también para fomentar el contacto y unión con los vecinos, con los que ahora se puede coincidir en la calle y conversar 'cara a cara' manteniendo la distancia corporal.

La música ha sido la gran protagonista de la convocatoria a lo largo de estos días, de modo que canciones como 'Resistiré' del Dúo Dinámico, 'Color Esperanza' de Diego Torres o 'Sobreviviré' de Mónica Naranjo se han convertido en los himnos de la pandemia.


Comentarios
Lo más