Simón no descarta avanzar más rápido en las fases si la evolución es favorable

Simón no descarta avanzar más rápido en las fases si la evolución es favorable
Simón no descarta avanzar más rápido en las fases si la evolución es favorable

Con el plazo de 15 días establecido entre fase y fase, los territorios en fase 0 no acabarían la transición como pronto hasta primeros de julio

El doctor Fernando Simón, principal asesor científico del Gobierno en la epidemia de coronavirus, no ha descartado este viernes que los distintos territorios puedan avanzar más rápido de lo previsto en las fases del plan de desescalada para el levantamiento progresivo de las restricciones del estado de alarma si la enfermedad y su tasa de contagio siguen evolucionando de forma favorable.

En rueda de prensa conjunta con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, desde el Palacio de La Moncloa para informar de qué zonas pasan a la fase 1 y cuáles progresan a la fase 2, Simón ha recordado que en principio se estableció que cada fase debe durar 15 días. "Pero también es cierto que si las cosas evolucionan mucho más favorablemente de lo que estamos observando o de lo que esperamos, yo no descarto nada. En la epidemia lo peor que podemos hacer es autoencajonarnos en criterios o calendarios concretos y es mucho mejor tener el margen de maniobra suficiente para adaptarnos a lo que esté pasando en cada momento", ha explicado.

Simón se pronunció en este sentido en respuesta a una pregunta referida sobre la posibilidad de que pueda progresar de forma más rápida en el futuro la Comunidad de Madrid, que por segunda vez ha sido rechazada para pasar a la fase 1, si bien tanto para ella como para la zona metropolitana de Barcelona y el grueso de la comunidad de Castilla y León se aplicarán desde el lunes nuevas medidas de alivio, como la posibilidad de que el comercio minorista pueda abrir sin cita previa.

Se trata precisamente, ha dicho Simón, de las tres zonas que están reportando en los últimos más casos de contagios, lo que explica la conveniencia de ser más prudentes con ellas que con el resto del territorio español. Juntas las tres zonas representan el lugar en el que vive el 30 por ciento de la población española, unos 14 millones de personas, mientras que el resto ya está o estará desde el lunes en fase 1.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias se ha mostrado confiado en que a finales de la semana próxima se pueda decidir que si no todo el territorio español, prácticamente todo, progrese a la fase 1 y algunas zonas a la fase 2 (el plan de transición a la nueva normalidad contempla cuatro fases, de la 0 a la 3).

El ministro Illa ha dicho al respecto que "los calendarios son orientativos" y "el ritmo lo marca la epidemia". "Las decisiones se van tomando conforme evoluciona la epidemia y siempre con criterios de prudencia, cautela y seguridad". "Es muy difícil anticipar nada", ha incidido.

El asunto no es baladí porque el Gobierno ya ha avanzado su intención de solicitar una quinta y posiblemente última prórroga del estado de alarma por el periodo de más o menos un mes, y con el objetivo de que abarque todo el proceso hasta el final de la desescalada, que debería por tanto culminar a finales de junio aproximadamente. Sin embargo, si se mantiene el plazo de 15 días establecido inicialmente entre fase y fase, las zonas que hoy permanecen en fase 0 no culminarían la desescalada hasta primeros de julio, y eso contando con que el 25 de mayo progresen efectivamente a la 1.

Está previsto que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, comparezca este sábado en rueda de prensa como viene siendo habitual para anunciar la intención del Gobierno de aprobar el martes en el Consejo de Ministros una nueva solicitud de prórroga al Congreso de los Diputados.

Confinamientos concretos ante rebrotes

A pesar de la evolución favorable de la epidemia que ha puesto en valor el doctor Simón, el epidemiólogo ha reconocido que "el riesgo de rebrote existe" y que, de producirse en Madrid, afectaría a toda España y tendría "un impacto enorme en los servicios sanitarios" y en la economía.

De ahí que los criterios que están pesando más ahora para progresar de fase son aquellos que miden la capacidad de detección precoz de casos infectados y de respuesta de los servicios sanitarios, tanto en lo que se refiere a la atención primaria como hospitalaria. Es decir, que de cara a futuro, en el caso de que se produzcan rebrotes "el objetivo no es confinar grandes territorios, sino poder detectar de la forma más precoz y más localizada posible cualquier riesgo de rebrote para poder actuar de una forma mucho menos lesiva para el resto del territorio", tal y como contestaba a pregunta de SALAMANCA24HORAS

El ministro Illa ha puesto el acento en la necesidad ahora de no tolerar comportamientos de una minoría irresponsable que no cumpla las medidas de distanciamiento social y se ha referido en concreto a las personas que se han concentrado en los últimos días en algunos barrios de Madrid para protestar contra el Gobierno.

No ha podido valorar el cambio el plan presentado este sábado por el conseller catalán de Interior, Miquel Puig, para permitir las manifestaciones bajo el estado de alarma cumpliendo unas determinadas medidas que garantizarían la seguridad de los asistentes evitando posibles contagios. Illa ha alegado no tener conocimiento aún de esa propuesta que el Govern presentará al Gobierno buscando su autorización.


Comentarios
Lo más