Pedro Sánchez anuncia que pedirá la prórroga del "último estado de alarma", que duraría un mes

Pedro Sánchez anuncia que pedirá la prórroga del "último estado de alarma", que duraría un mes
Pedro Sánchez anuncia que pedirá la prórroga del "último estado de alarma", que duraría un mes

Así lo ha confirmado el presidente del Gobierno en una comparecencia. La solicitará el martes en el Congreso, y durante el mismo, las comunidades autónomas irán recuperando su capacidad de gobernanza

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha comparecido en rueda de prensa para anunciar que el próximo martes, en el Congreso de los Diputados, solicitará una nueva prórroga del estado de alarma, si bien esta vez tendrá dos aspectos significativos. 

En principio, y si no hay un rebrote del coronavirus durante este tiempo, será "el último estado de alarma" que se aplicará, siendo este otro aspecto que indica que se ha superado lo peor de la pandemia del Covid-19. Además, en vez de 15 días, tendrá un mes de duración si así lo decide la Cámara Baja, donde Sánchez espera que se alcance un gran grado de consenso.

Igualmente, otro de los aspectos notables de esta nueva prórroga que se solicitará es que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, será única y máxima autoridad responsable del Mando Único, por lo que el resto de Ministerios que también englobaban ese mando -como el del Interior o el de Movilidad y Transportes- dejarán de ostentar tal responsabilidad.

Esto también supone que, poco a poco, las comunidades autónomas irán recuperando su capacidad de gobernanza, si bien ciertos derechos fundamentales, como el de libertad de movimiento, continuarán  limitados durante este mes. "En este estado de alarma se producirá una desescalada institucional. La única autoridad delegada del Gobierno será el ministro de Sanidad y decaerán las facultades especiales que se concedieron a los otros ministerios", ha indicado.

El presidente ha recordado que los hechos han demostrado que no se podía confiar en la inmunidad comunitaria y defiende la necesidad de limitar la movilidad y los contactos sociales. "A esa lógica responde la desescalada"

Más de 300.000 españoles podrían haber fallecido de no haberse aplicado el estado de alarma

Pedro Sánchez también ha detallado que, según los cálculos que han podido estimar a raíz del estudio de seroprevalencia, de haber seguido la teoría de algunas personas que reclamaban una libre circulación del virus para alcanzar la inmunidad de grupo o inmunidad de rebaño, cerca de 30 millones de españoles se habrían contagiado con la enfermedad.

Esto habría supuesto que, al menos, 300.000 personas hubieran fallecido por Covid-19 -uno de cada 100 infectados, como indica el estudio de seroprevalencia-, si bien probablemente hubieran sido más “porque habría colapsado el sistema sanitario y muchos enfermos no podrían haber sido atendidos”, detallaba el presidente.

Así, el estado de alarma, al limitar la circulación y la libertad de movimientos y de reunión durante este tiempo, ha logrado salvar un gran número de vidas. Por eso es “fundamental” continuar con la aplicación de este estado de alarma durante un tiempo “prudencial” y certificar que no se perjudica “a quienes ya se encuentran en mejores condiciones”. “El estado de alarma funciona y tenemos que acabar el proceso de desescalada durante el próximo mes”, ha asegurado.

Eso sí, Pedro Sánchez también admitió que, paulatinamente, ha de ir recuperándose “la libertad social y la economía”, siempre manteniendo a raya al virus, de ahí que la lógica siga marcando una desescalada por fases y por zonas que permita avanzar “tanto como sea posible en cada zona y manteniendo controlados los contagios”.

La idea es que a finales de junio, con el inicio del verano, prácticamente la totalidad del país -donde no se incluiría Salamanca- ya estaría en la nueva normalidad, siempre y cuando “no registremos una recaída a lo largo de este proceso”, matizaba Sánchez, quien se congratulaba porque esté aumentando el número de recuperados mientras se desploma el número de contagios pero recordaba que “el riesgo está ahí”.

“El virus no se ha ido y su amenaza continúa siendo real”, finalizaba su comparecencia el presidente del Gobierno.

Comentarios
Lo más