La Junta y la Agencia Espacial Europea trabajan en un proyecto pionero que mejorará las telecomunicaciones y oportunidades de las empresas frente a la crisis

La Junta y la Agencia Espacial Europea trabajan en un proyecto pionero que mejorará las telecomunicaciones y oportunidades de las empresas frente a la crisis
La Junta y la Agencia Espacial Europea trabajan en un proyecto pionero que mejorará las telecomunicaciones y oportunidades de las empresas frente a la crisis

El Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) ha alcanzado un acuerdo con la Agencia Espacial Europea (ESA) que permitirá desarrollar un proyecto pionero basado en la tecnología de pseudosatélites (HAPS). Entre las aplicaciones posibles se encuentra la ampliación de la señal y la conectividad en las zonas rurales a través de redes 5G, medidas de especial relevancia en el contexto actual y para los servicios online, prioritarios en la reconstrucción económica tras la crisis sanitaria.

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), ha alcanzado un acuerdo con la Agencia Espacial Europea (ESA) que permitirá desarrollar un proyecto pionero basado en la innovadora tecnología de pseudosatélites.

El acuerdo, que ha sido firmado por el consejero de Economía y Hacienda y presidente del ICE, Carlos Fernández Carriedo, y la directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones integradas de la ESA, Magali Vaissiere, tiene una vigencia de cinco años y establece pautas de trabajo conjunto para desarrollar tecnologías de vanguardia que mejoren las comunicaciones a través de pseudosatélites de gran altitud (HAPS) y de un ‘estratopuerto’ para el lanzamiento y las operaciones de los HAPS. También contempla la creación de una aceleradora de empresas tecnológicas para este nuevo sector en Castilla y León, que contará con el potencial respaldo de la ESA.

Los HAPS son plataformas que pueden flotar o volar en la estratosfera, a una altura de 20.000 metros. Funcionan como satélites que, en lugar de operar desde el espacio, mantienen su posición de gran altitud durante meses, ofreciendo una cobertura continua al territorio. De ahí que una de sus posibles aplicaciones sería mejorar las comunicaciones en el extenso territorio de Castilla y León, ampliando la conectividad en las zonas rurales que tienen mayores dificultades de cobertura a través de redes 5G, que ofrecen más velocidad de conexión, más dispositivos conectados y menos tiempo de respuesta de la web. Se trata de un acuerdo especialmente significativo en el contexto actual en el que los servicios online van a ser prioritarios en el proceso de reconstrucción económica tras la crisis sanitaria.

Interés común

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del ICE, impulsa como objetivos prioritarios el progreso en varios aspectos de la Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León (RIS3), como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y los sectores aeronáutico y aeroespacial, en la medida en que contribuyen de forma esencial al desarrollo económico de la Comunidad.

La ESA promueve la cooperación entre los estados en investigación, tecnología y aplicaciones espaciales para su uso con fines científicos. Para ello, apoya el desarrollo, pruebas y validación de los avances e innovación en el sector espacial. De ahí su interés en los casos de uso, aplicaciones innovadoras y servicios vinculados a los HAPS.

Alta velocidad para el medio rural

Los sistemas de comunicaciones no terrestres basados en satélites y HAPS pueden resolver las necesidades de conexiones de alta velocidad en territorios tan extensos como Castilla y León.

El desarrollo de estas soluciones innovadoras contribuirá en un futuro al crecimiento económico y facilitará servicios públicos de alta calidad, ayudando a superar los nuevos retos sociales ante la crisis -teletrabajo, educación a distancia, asistencia médica remota…- y, en definitiva, igualará las oportunidades de personas y empresas en cualquier punto geográfico de Castilla y León.

Estratopuerto

El acuerdo entre la ESA y el ICE -dentro del proyecto de HAPS, que desarrolla en Castilla y León la empresa Altran- fija las bases de su colaboración para usar soluciones espaciales y HAPS.

Uno de los efectos positivos de este acuerdo es la posibilidad de establecer en la Comunidad un centro llamado ‘estratopuerto’, desde el que se podrán lanzar, operar y mantener estos pseudosatélites y la carga útil para comunicaciones 5G y que generaría actividad económica e industrial en torno a estas nuevas plataformas y sistemas para redes 5G.

Aceleradora de empresas con apoyo de la ESA

También prevé la creación de una aceleradora de empresas, potencialmente respaldada por la ESA, en Castilla y León, para atraer empresas emergentes que trabajen desde aquí en estas nuevas tecnologías.

La ESA es un socio excepcional que aporta visibilidad a este nuevo sector en Castilla y León y proporciona soporte técnico, asistencia y certificación en el desarrollo de estas nuevas tecnologías. La Agencia apoya la innovación tecnológica y a las startups que trabajan en aplicaciones vinculadas a la tecnología espacial y le interesan los casos de uso como aplicaciones 5G y otras tecnologías de telecomunicaciones aplicadas a sectores económicos que aborden también los retos específicos de las regiones europeas, como Castilla y León.

Las dos entidades cooperarán en la definición de arquitecturas integradas, bancos de pruebas y plataformas de servicios que combinan redes satelitales y terrestres 5G; desarrollo, integración, pruebas, operación, control y mantenimiento de la parte relevante de las cargas útiles a bordo de las plataformas HAPS asociada a las telecomunicaciones y sus aplicaciones; demostración, validación y pruebas piloto; desarrollo tecnológico en redes 5G híbridas terrestres-satelitales, diseño de carga útil de comunicaciones de satélites y gestión del espectro; y soporte a la obtención de permisos de vuelo y telecomunicaciones y procesos de certificación.

Plan estratégico de I+D

La Junta de Castilla y León respalda el desarrollo de los primeros prototipos de HAPS para probar y validar las tecnologías y sistemas necesarios. Ecosat Airships, empresa del grupo Altran, cuenta con una subvención del Gobierno Autonómico de 12.278.624 euros, dentro de los planes estratégicos de I+D del ICE, para una inversión total de 24.557.248 euros y la creación de 68 nuevos puestos de trabajo. Si se industrializa la tecnología, se crearán 140 empleos cualificados más y el desarrollo del nuevo tejido industrial vinculado a la posible implantación de proveedores estratégicos implicaría la creación de otros 450 empleos cualificados.

Prototipo pionero

El proyecto consiste en desarrollar dos prototipos de HAPS -ECOSAT AS30 EM y ECOSAT AS80-, completamente operativos, con la posibilidad de recuperación para mantenimiento, actualización o retirada de la misión.

En primer lugar, se trabaja ya en el ECOSAT AS30 EM, de 30 metros de eslora, cuyo funcionamiento se probará a 3.000 metros y permitirá validar la aerodinámica de la plataforma, comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas que se instalarán en el prototipo final y demostrar la operación segura de la aeronave en un entorno controlado.

Si las pruebas con el ECOSAT AS30 EM tienen éxito, se dará el paso siguiente: el ECOSAT AS80, un dirigible autónomo de 80 metros de eslora, impulsado por energía solar, que podrá operar de forma autónoma e ininterrumpida en la estratosfera, a 20.000 metros. Se trata de un proyecto singular en el mundo, dado que únicamente en Francia se está trabajando para lograr una solución similar. Esta aeronave validará las tecnologías del AS30 EM en las condiciones hostiles de la estratosfera y las nuevas tecnologías y sistemas específicos que le permitirán operar a esa altura para proveer servicios avanzados de comunicaciones, vigilancia, seguridad y observación de la Tierra.

Trascendencia económica

Este plan estratégico de I+D posiciona a Castilla y León en el nuevo sector de los HAPS y las telecomunicaciones utilizando 5G, con alto potencial de desarrollo, negocio y creación de empleo cualificado. Las patentes, modelos de utilidad o diseños industriales son activos económicos para la Comunidad, además de los beneficios por la comercialización futura de la plataforma y el incremento del PIB autonómico y nacional por creación o desplazamiento de empresas o startups tecnológicas para proveer servicios, aplicaciones de uso o materiales necesarios para el proyecto. Varios proveedores estratégicos han mostrado ya su interés en montar plantas de producción en el área donde se implante la fabricación de ECOSAT.

Aplicaciones

El proyecto supondrá una mejora notable de las telecomunicaciones. La cercanía a la superficie ofrece una calidad de señal que permite lograr misiones inalcanzables para satélites, posibilitando 5G, Internet de las cosas o Industria 4.0 en zonas de difícil acceso.

Otras aplicaciones posibles mejorarían la teledetección y observación del territorio; la asistencia ante emergencias; y aplicaciones de cartografía y la vigilancia de terrenos, y la optimización de los cultivos.

Comentarios
Lo más