La desescalada interna de las residencias de mayores y centros de discapacidad será en dos etapas

La desescalada interna de las residencias de mayores y centros de discapacidad será en dos etapas
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco
La desescalada interna de las residencias de mayores y centros de discapacidad será en dos etapas

La consejera Isabel Blanco explica que deberán contar con tres zonas diferenciadas: Libres de covid-19, para positivos y otra tercera para, con un 5% de las plazas, para aislamiento

Con el objetivo de ir recuperando la normalidad en los centros de discapacidad (desescalada en la Fase 2) y residencias de mayores (desescalada en la Fase 3), la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha explicado este lunes que se comenzará por una "desescalada interna", en función de las características estructurales y de personal, con un protocolo que este lunes se enviará a todos los centros.

Blanco explicó que las residencias de mayores deberán disponer de tres zonas específicas y diferenciadas.  Esta zonificación de las residencias deberá contar con una zona libre de covid-1; otra zona para covid-19 y una tercera, de cuarentena, con un 5% de plazas para poder aislar a residentes en el momento en el que se detecte un positivo. 

Asimimo, la consejera destacó que habrá dos etapas de desescalada interna para flexibilizar las condiciones de los centros, con el fin de que los mayores vayan recuperando la normalidad y sus hábitos diarios, con siete días para el cambio de una etapa a otra.

En la primera etapa, la consejera recordó que se permitirá la salida de mayores a zonas comunes de la residencia, como jardines exteriores o patios entre media hora y 60 minutos. Después, bastones, sillas o andadores tendrán que ser desinfectados. También se podrá acceder a los comedores si se puede mantener el distanciamiento mínimo exigido de dos metros y se garantizan las condiciones de seguridad. 

En esta etapa inicial de desescalada no se permiten visitas, salvo las que se realicen ante un fallecimiento inminente. En el acompañamiento en fase terminal de los residentes, se limitará a una sola  persona, previa firma del consentimiento informado sobre los riesgos de contagio de covid-19 y se habilitarán accesos y circuitos seguros de entrada y salida que garanticen el contacto mínimo con otros residentes y trabajadores del centro.

En la segunda etapa, los mayores podrán acceder a zonas comunes internas como comedores o a servicios de podología, peluquería o fisioterapia en los que no se pueden mantener los dos metros de distancia de seguridad. Blanco aseguró que todos los trabajadores que se reincorporen a la actividad en estos centros deberán contar con PCR negativo. Estas pruebas se realizarán de forma periódica para ofrecer mayor garantía de que ningún trabajador sea portador/transmisor del virus, al menos mientras exista la alerta epidemiológica.  

Blanco también aseguró que, con las visitas de familiares prohibidas, se incrementará e intensificará la comunicación de los mayores con las familias. Además, recordó que los ingresos en estos centros se realizarán teniendo en cuenta la prioridad social, siempre con una PCR negativa en los tres últimos días y mantenerlos aislados en un periodo concreto.

 

Comentarios
Lo más