​La atención prestada por Cruz Roja en Salamanca durante la pandemia iguala en dos meses al peor año de la crisis económica

​La atención prestada por Cruz Roja en Salamanca durante la pandemia iguala en dos meses al peor año de la crisis económica
Un almacén de alimentos de Cruz Roja.
​La atención prestada por Cruz Roja en Salamanca durante la pandemia iguala en dos meses al peor año de la crisis económica

La organización calcula que invertirá unos 850.000 euros en ayudas en 2020. Casi 15.000 personas ya han sido atendidas

Cruz Roja ha atendido en la provincia de Salamanca a 14.012 personas en los últimos dos meses, desde que comenzó la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Desde la organización han repasado las actividades y acciones que han llevado a cabo para dar respuesta a esta situación de emergencia, que ha supuesto introducir numerosos cambios en su plan de acción.

El presidente provincial de Cruz Roja en Salamanca, Jesús Juanes, ha destacado que no han cerrado “ningún día” y que han ofrecido de forma permanente sus servicios a personas que ya estaban en situaciones de vulnerabilidad antes del inicio de la pandemia. El perfil mayoritario que ha necesitado las ayudas de Cruz Roja durante las últimas semanas ha sido el de familias de más de tres miembros que se han quedado sin sus ingresos, así como personas solas que necesitaban ayuda para alimentación y medicamentos.

A través del programa “Cruz Roja responde” se han desarrollado acciones destinadas a facilitar alimentos, material de higiene, apoyo a personas en soledad, apoyo psicológico y orientación sobre el comportamiento que debe adoptarse ante la nueva situación, entre otras. Todo ello ha supuesto un sobrecoste de 327.468 euros, gastados ya en la emergencia sanitaria, que disparará el coste de las operaciones de Cruz Roja en Salamanca a lo largo de 2020 hasta los 850.000 euros, según ha explicado el secretario provincial, Carlos Santos.

Eso es posible, han indicado los responsables de la organización, gracias a la solidaridad y a la buena voluntad de la ciudadanía y de las instituciones, que han prestado su apoyo de forma especial durante la situación de emergencia sanitaria. Fruto de esa respuesta excepcional es también el aumento en el número de voluntarios de Cruz Roja en Salamanca, que con 180 nuevas incorporaciones suman ya 316.

El coordinador provincial de Cruz Roja, Javier Vicente, ha comparado el número de atenciones prestadas en los últimos dos meses con las que se llevaron a cabo en alguno de los peores años de la crisis económica: “En cuanto a las necesidades básicas, hemos pasado de atender a 2.000 personas en 2019 a atender a casi 7.000, casi llegando a los peores momentos de la crisis económica”. Entonces, desde Cruz Roja Salamanca se llegó a prestar atención sobre necesidades básicas a 9.000 personas a lo largo de un año. “En dos meses y medio vamos a llegar a esos números, prácticamente”, ha asegurado el coordinador.

No obstante, el presidente provincial ha subrayado que “pase lo que pase” Cruz Roja va a seguir atendiendo a las personas en Salamanca y, de hecho, ya está planificando sus acciones para la “fase de recuperación”, que han fechado desde principios de junio hasta el final de 2020. En ella, se impulsarán acciones de empleo y formación y se reforzarán las intervenciones con las personas en situaciones de especial dificultad y extrema vulnerabilidad. Un ejemplo serán los paseos con personas mayores que estén solas y no tengan con quién salir de casa durante la fase 1 del desconfinamiento. “No queremos seguir un sistema puramente asistencialistas”, ha explicado Jesús Juanes, “queremos trabajar en un proyecto más normalizado que sea compatible con la dignidad de las personas”.

Comentarios
Lo más