​Wuhan, ciudad china en la que se originó el coronavirus, prohíbe el consumo de animales salvajes

​Wuhan, ciudad china en la que se originó el coronavirus, prohíbe el consumo de animales salvajes
Los estudios apuntan a que el virus pudo venir de un murciélago o de un pangolín
​Wuhan, ciudad china en la que se originó el coronavirus, prohíbe el consumo de animales salvajes

Después de cerrar el merado de mariscos en el que se sospecha que pudo comenzar la crisis mundial, las autoridades chinas han tomado ahora esta decisión que se prolongará durante cinco años

Las autoridades en Wuhan, el origen de la pandemia de coronavirus, han prohibido oficialmente el consumo de todos los animales salvajes, según informa Anima Naturalis.

La idea de la administración local de la ciudad china es convertir la zona en un “santuario de vida silvestre”. De hecho, también se ha prohibido cazar animales salvajes salvo casos en los que sean para “investigación científica, regulación de la población, monitorización de epidemias, enfermedades y otras circunstancias especiales”.

Además, también se han introducido controles estrictos sobre la cría de todos los animales salvajes, y Wuhan formará parte de un plan más amplio en todo el país que comprará los animales a los ganaderos que crían especies salvajes.

Los primeros casos de Covid-19 se registraron en Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes en la provincia china de Hubei, a finales del año pasado. Aunque los orígenes de la pandemia parecen claros, es cierto que aún se están investigando, uno de los puntos sospechosos es el Mercado Mayorista de Mariscos de Huanan en la ciudad, que incluía una sección de animales vivos que vendía más de 30 especies de animales, incluidos cachorros de lobo vivo, cigarras doradas, escorpiones y civetas. China clausuró el mercado en enero.

En general, los investigadores coinciden en que la explicación más plausible es que el virus diera el salto de un animal a un humano. Ya antes, China había recibido presiones de la comunidad internacional para frenar su comercio ilegal de vida silvestre después de que se vinculó con la aparición de enfermedades zoonóticas.

El pasado febrero, China emitió una orden temporal sin precedentes a nivel nacional en la que se prohibía todo el comercio y consumo de animales salvajes terrestres, incluidas las especies exóticas criadas en granjas.

En la actualidad, la prohibición de Wuhan tiene una duración de cinco años. Medidas similares existen en las ciudades de Beijing, Shenzhen y Zhuhai, pero ya se han hecho permanentes. 

Comentarios
Lo más