​Un vecino de Castellanos de Moriscos no se toma muy bien que le digan “no le pongas más cervezas” y le pega un botellazo en la cabeza a un conocido

​Un vecino de Castellanos de Moriscos no se toma muy bien que le digan “no le pongas más cervezas” y le pega un botellazo en la cabeza a un conocido
​Un vecino de Castellanos de Moriscos no se toma muy bien que le digan “no le pongas más cervezas” y le pega un botellazo en la cabeza a un conocido

El agresor, en evidente estado de embriaguez, ha abandonado el lugar después de provocarle una brecha en la cabeza al otro varón. “Son dos conocidos que, por lo visto, se llevan bien; pero uno de ellos se ha calentado”, cuentan testigos presenciales

La Guardia Civil y una ambulancia de Sacyl han tenido que personarse en la tarde de este martes en la Plaza Mayor de Castellanos de Moriscos. Allí, se han encontrado con un varón con una pequeña brecha en la cabeza fruto de una agresión por parte de “un conocido”.

Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS.COM por fuentes presenciales, en torno a las 20:15 horas un varón, que llevaba un rato tomando algo en una terraza de uno de los bares de la localidad, ha comenzado a hablar con otro que acababa de llegar.

Después de un rato de conversación entre ambos, el último en aparecer en la terraza, y viendo la dificultad a la hora de articular palabras correctamente por parte del primero, le ha dicho al camarero “no le pongas más cervezas que está muy espeso”. El otro “conocido” no ha encajado muy bien esas palabras y le ha respondido de manera violenta “¿Qué has dicho?”. El segundo le ha reiterado que estaba borracho y que no le había sentado muy bien, a lo que otro protagonista de la acción le ha respondido “tú eres un hijo de p***”.

Acto seguido, este último ha cogido una botella y le ha golpeado en la cabeza al otro hombre, provocándole una pequeña brecha en la cabeza.

Por este motivo, hasta el lugar se ha desplazado una ambulancia de soporte vital básico para curar en el lugar la brecha del agredido que no ha requerido sutura. Al mismo tiempo, ha aparecido allí dos patrullas de la Guardia Civil para investigar los hechos, aunque el agresor ya se había marchado del lugar. 

Comentarios
Lo más