Nuevos elementos naturales se suman a la decoración de la Isla del Soto de Santa Marta

Nuevos elementos naturales se suman a la decoración de la Isla del Soto de Santa Marta
Nuevos elementos naturales se suman a la decoración de la Isla del Soto de Santa Marta

El Ayuntamiento coloca grandes 'lapiceros', de troncos procedentes de talas, junto a la zona infantil

El Ayuntamiento de Santa Marta suma nuevos atractivos a la Isla del Soto. Con la intención de dar una mayor visibilidad a este espacio en los últimos días ha retomado la decoración de elementos naturales que se había paralizado con motivo del cierre de la isla. Los trabajos han consistido en la decoración de troncos situados en la zona infantil, próxima al acceso de la pasarela que conecta la isla con el municipio, junto a la iglesia.

Se trata de troncos obtenidos de desbroces y talas de limpieza, alguno con más de dos metros de altura, que se han pintado de color negro, amarillo y rojo, dando lugar a grandes lápices que llaman la atención a quienes pasean por este entorno natural. Existen otros troncos en la isla que se decorarán en las próximas semanas continuando con esta ‘ruta del color’. Asimismo, el Ayuntamiento tiene pensado ampliar estas actuaciones a otros puntos de la localidad santamartina.

El alcalde de Santa Marta, David Mingo, subraya que “estas iniciativas se enmarcan en el plan que está llevando a cabo el Consistorio para dotar al  municipio de nuevos atractivos turísticos que atraigan a visitantes para fomentar el consumo en el pueblo”. En este sentido, ha recordado que “estamos haciendo una apuesta clara por convertir al municipio en un referente artístico y cultural con sus propias señas de identidad como son estos elementos decorativos, así como el arte mural”.

Cabe destacar que Santa Marta cuenta con una decena de localizaciones donde se muestran cerca de una veintena de murales que han convertido a la localidad en un museo de arte urbano al aire libre. “Hemos conseguido que el arte sea uno más de nuestros vecinos, ofreciendo un espectáculo visual y un regalo para los sentidos”, ha esgrimido el alcalde.

En esta línea, el concejal de Turismo, Juan Carlos Bueno, ha recordado que el Consistorio ha llevado a cabo otras acciones con el mismo fin, como la instalación de una valla promocional de sus museos que colocó en la Isla del Soto. También ha acondicionado un antiguo quiosco, situado en la confluencia de las calles Juan Padilla con Francisco Maldonado, mejorando notablemente su imagen y dándole un uso promocional de la oferta turística y cultural de Santa Marta de Tormes. Se trata de acciones que no sólo están dirigidas a quienes nos visitan, sino también para que nuestros vecinos conozcan la oferta cultural y turística que tienen cerca de casa”. 

En los últimos años el Ayuntamiento ha realizado una apuesta decidida por la Isla del Soto, un paraje fluvial donde se puede pasear, realizar deporte, montar en bicicleta, observar la fauna y flora y disfrutar al aire libre con mascotas, además de practicar la pesca, en sus cuatro puestos habilitados para ello.

Santa Marta es una de las pocas localidades españolas que cuentan con una isla dentro de su término municipal destinada al uso público. Si a ello se une la singularidad del paisaje ribereño, el bosque de galería que forman los brazos del Tormes y la riqueza de especies de flora y fauna, este espacio natural se convierte en un escenario de alta calidad para el disfrute de santamartinos y visitantes.

Comentarios
Lo más