El Ayuntamiento y la asociación de vendedores del Rastro estudian cambiar su ubicación para que pueda adecuarse a las medidas de la desescalada y volver a funcionar

El Ayuntamiento y la asociación de vendedores del Rastro estudian cambiar su ubicación para que pueda adecuarse a las medidas de la desescalada y volver a funcionar
El Ayuntamiento y la asociación de vendedores del Rastro estudian cambiar su ubicación para que pueda adecuarse a las medidas de la desescalada y volver a funcionar

Entre varios lugares, se está valorando su instalación en el recinto del viejo campo de fútbol situado en la calle Jesús Arambarri, en Puente Ladrillo

El Ayuntamiento de Salamanca y la Asociación de Vendedores Ambulantes del Rastro se encuentran trabajando para encontrarle una solución a la situación que viven los vendedores de este popular mercadillo semanal de la ciudad.

Los 300 puestos del Rastro tienen detrás a 300 familias que no están pasando por buenos momentos ahora mismo. "Muchas están pasando verdaderas penurias", afirman desde la asociación a SALAMANCA24HORAS, por lo que se ven en la imperiosa necesidad de poder trabajar para subsistir. Algo normal. Necesitan volver a montar los puestos.

Sin embargo, el recinto ferial de la Aldehuela, lugar en el que antes de la pandemia se ubicaba el Rastro, no parece el mejor sitio para situarlo en este momento, debido a su situación "abierta", según indican. La explanada es muy grande y es necesario reducir el aforo y los puestos, así como la presencia de clientes. Por ello, se está trabajando para garantizar otro lugar más idóneo para poder reabrir. La reunión entre los vendedores y el Consistorio se celebrará muy pronto y se valorarán posibles alternativas.

Sin embargo, vecinos de Puente Ladrillo relacionados con la venta ambulante afirman a este diario que en las últimas horas se ha intensificado la posibilidad de que el Rastro sea reubicado en el campo de fútbol situado en la calle Jesús Arambarri. Este histórico recinto del fútbol charro se encuentra actualmente en claro desuso y la maleza lo ha copado. Sin embargo, testigos aseguran que la Policía Local ya se ha pasado por allí para medir. A favor de esta propuesta se encuentra que se trata de un recinto acotado, con un muro que separa la gran extensión del resto del barrio y con dos entradas y salidas, que facilitarían poder controlar el aforo en todo momento. 

En contra, claro, aparece que ese terreno no es público. Fue cedido al Consistorio mediante una cantidad de pago simbólico hace ya muchos años por su propietario al Consistorio salmantino.

"Estamos a la espera pero no podemos concretar nada por el momento", afirma a SALAMANCA24HORAS Luis Bermúdez, de la asociación de Vendedores Ambulantes Salmantinos. Este miembro de la agrupación afirma que en las últimas semanas han tenido incluso que firmar convenios de ayuda con Cruz Roja y el Banco de Alimentos para poder sobrellevar la situación de la mejor manera posible. "Necesitamos trabajar y se están barajando varios lugares de la ciudad", dice. En teoría, el Rastro tendría que volver a funcionar con un 25% de  sus puestos en fase 2 y al 50% en fase 3, según argumentan desde la asociación.

Campo de fútbol de Puente Ladrillo



Comentarios
Lo más