​Las terrazas, un quebradero de cabeza para la Policía Local de Salamanca, que recibe quejas diariamente

​Las terrazas, un quebradero de cabeza para la Policía Local de Salamanca, que recibe quejas diariamente
​Las terrazas, un quebradero de cabeza para la Policía Local de Salamanca, que recibe quejas diariamente

La falta de señalización está siendo uno de los mayores problemas, ya que los establecimientos hosteleros entran en conflicto con propietarios de otros negocios o, incluso, con propietarios de coches desplazados de su aparcamiento

Este sábado, el primero del mes de junio, ha amanecido con un tiempo prácticamente estival. La ciudad de Salamanca avanza en la desescalada y muchos salmantinos, tratando de recuperar la normalidad, han salido a disfrutar de las diferentes terrazas que hay por varias de las calles charras.

Sin embargo, muchas de estas terrazas están causando un ligero dolor de cabeza a la Policía Local, que vela por el cumplimiento tanto de espacios -con el trabajo que ello conlleva, ya que muchos de ellos han sido habilitados por primera vez a raíz de la crisis del Covid-19- como de horarios.

A lo largo de estas dos semanas que las terrazas llevan instaladas en la ciudad charra, los agentes han recibido numerosos avisos de incumplimiento tanto de horario como de espacio y, si bien la semana pasada se estaban dando numerosos avisos a los hosteleros para que cumplieran lo acordado, muchos de ellos continúan desafiando a la autoridad.

Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, el problema fundamental por el que la Policía Local está recibiendo numerosas quejas es por la falta de señalización del espacio de las terrazas. En el grupo de trabajo creado a raíz de la pandemia y del que formaban parte Ayuntamiento y la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca se acordó ampliar el espacio de muchas de ellas así como dar permiso temporal de terraza a establecimientos que no la poseen para que, durante la Fase 1, pudieran abrir.

Una vez la Policía Local delimitó los espacios que cada establecimiento podría ocupar, se indicó a los hosteleros que, en el caso de que su terraza hubiera aumentado, tendrían que señalizar de dónde a dónde se extendía. Un coste que ha sido asumido por muy poca gente, con todos los problemas que está ocasionando.

Y es que, más allá de las llamadas de vecinos que aseguran que no se respeta el espacio entre cada mesa de las terrazas, también son numerosas las quejas que se reciben por parte de otros comerciantes que acusan a sus ‘vecinos’ de haber invadido su espacio.

También ha llegado a haber problemas con los aparcamientos que se han convertido, momentáneamente, en zona destinada a terraza. Se ha llegado a dar el caso de un enfrentamiento entre el dueño de un vehículo que estaba estacionado y que fue retirado a otro punto cercano por la grúa municipal con el dueño de la terraza porque la misma no estaba señalizada y, por ende, el conductor pensaba que podía aparcar.

Igualmente, muchos hosteleros llaman solicitando el cambio de veladores, normalmente con el deseo de retirar mesas bajas para situar mesas altas con el ánimo de ganar espacio. Y el horario era un problema hasta que, el lunes pasado, se ampliaron los mismos, si bien todavía se siguen recibiendo quejas por ruido.

En definitiva, pese a que la Policía Local está desarrollando todas las labores que le han sido encargadas, las terrazas durante esta Fase 1 se han convertido en un pequeño quebradero de cabeza que esperan que se solucione según avanzamos hacia la nueva normalidad.

Comentarios
Lo más