Piscinas naturales de la provincia para huir del calor... cuando se pueda

Piscinas naturales de la provincia para huir del calor... cuando se pueda
Piscinas naturales de la provincia para huir del calor... cuando se pueda

De Huerta a Valero pasando por Villanueva del Conde, San Martín del Castañar, la poza de Esmeralda de Las Batuecas, la playa de Sotoserrano, la piscina natural en Santibáñez de la Sierra o la piscina de Agallas...propuestas que recoge Miguel Ángel Ávila en su guía

Las condiciones sanitarias impuestas por la pandemia del coronavirus impedirán darse un baño en algunas de las piscinas naturales que no estén acondicionadas, aunque la decisión de autorizar o prohibir los baños dependerá de cada Ayuntamiento. 

Para conocer las opciones de la provincia, cuando se pueda, Miguel Ángel Ávila, alcalde de Mozodiel de Sanchíñigo, ha elaborado una guía sobre las piscinas naturales en la que reúne 50 de estos parajes con descripciones, fotos o las localizaciones. Gran aficionado a la montaña, cuenta en su haber con más de 700 ascensiones entre las que destacan el Kilimanjaro, el Elbrús o el Nevado de San Andrés.

Guia piscinas

“Mi pasión por el montañismo me obliga a prepararme físicamente. Por la provincia, trataba de encontrar rutas que me permitieran darme un chapuzón cuando acababa de entrenar”, explica el propio Miguel Ángel. Poco a poco, fue recopilando información sobre estos parajes hasta elaborar este trabajo.

A poco más de 20 kilómetros de Salamanca está el municipio de Huerta. Allí se ubican las famosas tres playas del río Tormes. Esta zona constituye uno de los rincones de la provincia a los que escaparse en plena ola de calor. De fácil acceso, permite practicar algunos deportes acuáticos. 

Aparte de las playas de Huerta, también destaca la poza de Piélago, cerca del pueblo de Valero. Se trata de una zona en el arroyo de las Quilamas, junto a la carretera. La charca cuenta con profundidad de hasta dos metros. En la ribera hay zonas donde se puede extender la toalla para tumbarse.

También en Valero está la poza de Palla, “una de las zonas más bonitas de la provincia de Salamanca”, señala Miguel Ángel. Aquí, en el fondo de una garganta confluye una cascada de unos 20 metros. Se trata de un paraje de difícil acceso “aunque con prudencia se puede llegar al sitio”.

Piscina natural huerta

En Puente del Congosto está una de las zonas más populares de baño de la provincia que este año no cuenta con autorización. En pleno río Tormes, sus aguas  atraen a este pueblo de no más de 300 habitantes a los curiosos que buscan escapar del calor de la capital.  

Otra de las zonas de baño recomendadas por Miguel Ángel en su libro es la piscina natural de Villanueva del Conde. Situada en el arroyo de la Umbría de San Benito, acceder a la misma no es costoso. La zona no es pequeña y cuenta con un chiringuito, así como zonas de aparcamiento.

La piscina natural de San Martín del Castañar, la poza de Esmeralda de Las Batuecas, la playa de Sotoserrano, la piscina natural del Pipero en Santibáñez de la Sierra o la piscina de Agallas son otras zonas de baño que completan la guía, que está disponible en Amazon y en las librerías Víctor Jara y Melibea, entre otros sitios.

Comentarios
Lo más