Castilla y León y la región norte de Portugal estrechan su colaboración para dinamizar económicamente los territorios y dar respuesta a los retos demográficos

Castilla y León y la región norte de Portugal estrechan su colaboración para dinamizar económicamente los territorios y dar respuesta a los retos demográficos
Castilla y León y la región norte de Portugal estrechan su colaboración para dinamizar económicamente los territorios y dar respuesta a los retos demográficos

Francisco Igea, ha mantenido esta mañana su primer encuentro oficial con la vicepresidenta de la Comisión de Coordinación y Desarrollo de la Región Norte de Portugal, Ester Silva en la localidad fronteriza de Miranda do Douro

El vicepresidente y consejero Francisco Igea ha estado acompañado en la reunión de hoy por los directores generales de Acción Exterior –Carlos Aguilar- y de Ordenación del Territorio y Planificación -Antonio Calonge- para abordar diversos temas de interés común con sus homólogos de la Comisión de Coordinación y Desarrollo de la Región Norte portuguesa: la vicepresidenta Ester Silva; la directora de Servicios de Desarrollo Regional, Raquel Meira; y el jefe de División de Desarrollo de Coordinación de Proyectos y Relaciones Institucionales, Pedro Figueiredo. En la reunión también ha participado el presidente de la Cámara Municipal de Miranda do Douro, Artur Nunes.

En el actual contexto derivado de la pandemia de la Covid-19 y ante el posible aumento de las divisiones territoriales, Castilla y León plantea un mayor apoyo a la cohesión en la Unión Europea y prestar especial atención a los Programas de Cooperación Territorial Europea. A este respecto, se demanda que la Unión Europea tenga muy en cuenta los territorios fronterizos en la asignación de fondos para mantener -y no retroceder- su progreso económico, social, integrado y sostenible. Y ante un problema común de primera magnitud, como lo es la despoblación y la urgencia de respuestas ante los retos demográficos, Castilla y León comparte con la Región Norte de Portugal la necesidad de aunar esfuerzos para que entre los criterios de reparto de fondos europeos resulte clave el aspecto demográfico.

El Marco Financiero Plurianual 2021-2027 representa para ambas administraciones territoriales una vía necesaria y determinante para, como mínimo, mantener fondos destinados a la política de cohesión. Dentro de las propuestas económicas planteadas por la Comisión Europea, y en concreto la denominada Next Generation Europe 2020-2024, existen instrumentos de refuerzo para la política de cohesión, con asignación de fondos a los estados miembros en función de la gravedad de los efectos socioeconómicos de la crisis. A través de este programa se pondrá financiación adicional a disposición del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), para apoyar la recuperación de las regiones frente a la crisis.

Desde el Gobierno autonómico se trabaja para articular la cooperación transfronteriza de Castilla y León con las regiones Norte y Centro de Portugal hasta el año 2023 en torno a dos aspectos principales: consolidar las Comunidades de Trabajo como mecanismo de cooperación transfronteriza y consolidar la cooperación de proximidad.

El vicepresidente Francisco Igea ha propuesto a su homóloga Ester Silva preparar el nuevo periodo de programación de fondos comunitarios 2021-2027 y comenzar a concretar una estrategia con acciones de interés común, lo que permitirá poner en marcha proyectos de cooperación transfronteriza conjuntos. Otra parcela de gran relevancia en la cooperación transfronteriza es, sin duda, la de proximidad, cuyo objetivo es mejorar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos que viven en la zona fronteriza entre Castilla y León y las regiones Norte y Centro de Portugal.

Mediante las denominadas microiniciativas ambas administraciones impulsan la prestación conjunta de servicios públicos esenciales y otras actuaciones que palíen las debilidades propias del territorio de frontera, inherentes al hecho de localizarse alejados de los centros neurálgicos de las respectivas regiones; también revalorizan los recursos propios del área de frontera, como los de carácter natural, patrimonial y cultural así como el potencial económico asociado a ellos; y contribuyen a la eliminación de barreras lingüísticas y culturales mediante el apoyo a todo tipo de iniciativas formativas que acerquen la lengua y la cultura portuguesas a los ciudadanos de Castilla y León, y viceversa, con el objetivo de sentar las bases de una auténtica ciudadanía europea.

Comentarios
Lo más