Una cosechadora ha terminado completamente calcinada tras echar a arder en una tierra de labranza ubicada en la localidad salmantina de Santo Tome de Rozados.

El fuego se originó mientras el vehículo estaba en marcha, trabajando sobre la tierra. Según han informado los Bomberos de la Diputación de Salamanca, recibieron el aviso a las 00:30 horas de este sábado.

Además de al vehículo, el fuego afectó a media hectárea de pasto. La rápida intervención de los Bomberos impidió que las llamas se propagaran, ya que el foco se declaró a apenas 50 metros del pueblo.

Comentarios