Ir a misa vuelve a ser obligatorio en Salamanca: el Obispo cree que el riesgo es "prácticamente inexistente"

Ir a misa vuelve a ser obligatorio en Salamanca: el Obispo cree que el riesgo es "prácticamente inexistente"
El Obispo de Salamanca, Carlos López Hernández.
Ir a misa vuelve a ser obligatorio en Salamanca: el Obispo cree que el riesgo es "prácticamente inexistente"

Se ha restablecido el precepto dominical para los fieles, con excepción de los enfermos y ancianos que tengan "un miedo grave" a acudir a la eucaristía

El Obispo de Salamanca, Carlos López Hernández, ha restablecido el precepto dominical o, lo que es lo mismo, el mandamiento de la iglesia que obliga a los fieles a ir a misa los domingos y "fiestas de guardar".

Lo ha hecho a través de una comunicación dirigida a la comunidad de la Diócesis de Salamanca en la que explica que termina la "dispensa general de asistencia a la eucaristía", una medida que permitía a los cristianos creyentes saltarse las misas debido a la situación de crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

"La razón que motivó la dispensa fue la imposibilidad de participar en la eucaristía por las limitaciones de número ordenadas por la autoridad sanitaria y el posible riesgo de contagio. Y la dispensa fue concedida por tiempo indeterminado. Al cesar las causas que la motivaron, la autoridad puede declarar su cese", explica en el comunicado el Obispo de Salamanca.

En las misas, no obstante, deberá respetarse la distancia de seguridad o, en su defecto, utilizar mascarilla. El aforo estará limitado al 75 por ciento y deberán llevarse a cabo medidas de higiene y prevención.

En la comunicación remitida a la Diócesis, puede leerse que "el riesgo de contagio, que fue la causa de la concesión, es prácticamente inexistente para el común de los fieles si se observan las normas higiénicas establecidas".

La dispensa, no obstante, se mantiene, según ha explicado el Obispo, para las personas enfermas o ancianas que puedan tener un especial riesgo de contagio o, incluso "un miedo grave a la asistencia a la eucaristía en las actuales circunstancias".

"En las circunstancias actuales es muy conveniente animar al pueblo de Dios a la celebración presencial de la Eucaristía, especialmente en el Domingo, para que sienta que sin el Domingo no puede vivir", conclue el comunicado de Carlos López Hernández.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Castilla y Léon, Francisco Igea, ha reaccionado a esta publicación en Twitter y ha recomendado mantener las precauciones. "La valoración del riesgo es mejor que la haga la salud pública", ha comentado.

Comentarios
Lo más