​La Junta entrega a los representantes de la Parroquia y de la Hermandad de Jesús Nazareno la imagen restaurada de Nuestra Señora de las Angustias de Béjar

​La Junta entrega a los representantes de la Parroquia y de la Hermandad de Jesús Nazareno la imagen restaurada de Nuestra Señora de las Angustias de Béjar
​La Junta entrega a los representantes de la Parroquia y de la Hermandad de Jesús Nazareno la imagen restaurada de Nuestra Señora de las Angustias de Béjar

El Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León ha sido el encargado de acometer los trabajos para reparar grietas y subsanar intervenciones anteriores, así como sucesivos repintados de la imagen

El Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León ha entregado la imagen de Nuestra Señora de las Angustias de Béjar una vez concluidos los estudios y trabajos de restauración. Los trabajos fueron concluidos antes de la Semana Santa de 2020 pero debido al estado de alarma decretado por la pandemia del COVID-19, las normas establecidas de movilidad reducida y protocolos de seguridad sanitaria para las personas no se ha podido realizar dicha entrega hasta esta fecha.

Representantes de la Parroquia de Santa María la Mayor y de la Hermandad de Jesús Nazareno se han trasladado hasta Simancas para recibir la imagen titular mariana de la Hermandad en la sede del Centro que ha llevado a cabo los trabajos de restauración.

Esta intervención se ha llevado a cabo gracias a la colaboración establecida entre la Junta de Castilla y León, a través del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León dependiente de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo; la parroquia de Santa María la Mayor y la Hermandad de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de las Angustias de Béjar. Esta fructífera colaboración se enmarca dentro del Programa de la Semana Santa que se viene realizando desde el año 1998 en Castilla y León.

Detalle del rostro de la Virgen una vez finalizado los trabajos de restauraciu00f3n

Los estudios y restauración han sido posibles gracias a la participación de un equipo multidisciplinar en el que han colaborado: restauradores, físicos y químicos, técnico especializado en rayos X en el estudio de patrimonio cultural, fotógrafo y carpintero-ebanista, además del apoyo de todo el personal administrativo del centro de Simancas. Para la consecución de los mismos se ha realizado una inversión total aproximada de más de dieciséis mil euros en la que ha participado la parroquia y la hermandad que dan culto a la imagen.

La Virgen de las Angustias es una talla policromada que representa el momento en el que la Madre recibe el cuerpo de Cristo en su regazo después de ser descendido de la Cruz, esta iconografía es reconocida popularmente como la Piedad. A fecha de hoy se desconoce la autoría de esta obra, pero atendiendo al estilo y técnica se puede encuadrar en la primera mitad del siglo XVIII. De magnífica factura tiene un detallado estudio de paños y anatomía que, sin duda alguna, bebe de los modelos creados por el insigne escultor e imaginero Luis Salvador Carmona. Además, la imagen tiene la particularidad de ser una imagen con un marcado carácter eucarístico, ya que el pecho del Cristo es un sagrario para alojar el Santísimo Sacramento.

La imagen de Nuestra Señora de las Angustias recibe culto durante todo el año en la parroquia de Santa María la Mayor y forma parte de las procesiones en la celebración de la Semana Santa bejarana. Este valor devocional y cultual es de gran relevancia a la hora de establecer criterios de intervención en este tipo de imágenes.

En el momento en que la imagen ingresó en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León presentaba una serie de deterioros, unos derivados de los procesos de envejecimiento de los materiales y de la técnica de ejecución por parte del imaginero, y otros derivados de la continua manipulación y carácter devocional de la obra.

La talla está realizada en madera de pino. Gracias a las radiografías realizadas y a su estudio se ha podido determinar el sistema de encolado y unión de las diferentes piezas que conforman el embón o bloque inicial de madera del que partió el escultor.

Detalle de la cabeza del Cristo despuu00e9s de la restauraciu00f3n,0

La imagen contaba con numerosas grietas, fendas y juntas de encolado abiertas que se han resanado en la presente restauración. Además contaba con múltiples desajustes y reparaciones desafortunadas de elementos que afectaban a la correcta comprensión estética de la misma. Todos estos deterioros se han podido restaurar devolviendo al conjunto de la imagen a integridad estética originaria. Hay que decir que la imagen presentaba multitud de repintes antiguos que intentaban enmascarar deterioros. Estos repintes han sido eliminados sacando a la luz toda la policromía original de la imagen.

En la presente intervención se ha tenido en cuenta el marcado carácter devocional a la hora de recuperar cromáticamente el conjunto, realizando una reintegración muy ajustada pero respetando el devenir histórico de la misma.

Para finalizar la restauración se ha diseñado una base que tiene una doble finalidad. Por un lado realzar los valores estéticos la escultura, por otro tiene una finalidad de conservación preventiva que es la adecuada manipulación en sus traslados a las andas procesionales.

Como en todas las intervenciones realizadas en el Centro en este tipo de obras se pretende no solo el estudio y conocimiento del patrimonio en su estricto aspecto material, sino que además se intenta conocer los valores inmateriales y devocionales que sustentan. Para ello se realiza una labor de concienciación en materia de conservación preventiva en las personas responsables e instituciones titulares del patrimonio cultural.

Detalle de la cabeza del cristo antes de la restauraciu00f3n,0

Comentarios
Lo más