La Asociación Amigos del Pueblo Saharaui de Salamanca informaba durante la primera semana de abril que este año los niños y niñas saharauis no podrían disfrutar del verano en España. La situación que se vivía en ese momento llevó a que el Frente Polisario tomara tal decisión.

SALAMANCA24HORAS.COM ha tenido oportunidad de hablar con Ángeles Giménez, presidenta de la Asociación en Salamanca y, además, presidenta de la Unión de Asociaciones de Castilla y León solidarios con el pueblo saharaui. Ángeles, a día de hoy, sigue estando de acuerdo con la decisión tomada de que los jóvenes no pasaran aquí los meses de verano ya que “supondría un riesgo muy grande”.

Fue justo en el inicio de la campaña que permitía a las familias apuntarse para participar en el programa ‘Vacaciones en Paz’ cuando se decidió que no podrían venir, “previsiblemente serían alrededor de 25 las que acogerían a niños y niñas”, añade la presidenta.

Despedida niños saharauis 2019 (18)

‘Vacaciones en Paz’ significa no solo que los niños saharauis disfruten del verano en compañía de una familia que aporte una nueva cultura y visión de vida, también se aprovecha para acudir al médico. Muchos de ellos, por no decir todos, pasan por chequeos médicos. Esto lamentablemente no podrá suceder este verano, pero desde la asociación se está ya pensando en “varios proyectos relacionados con atención sanitaria, aunque por el momento no se sabe cómo se llevarán a cabo”.

Cuando el programa llega a su fin y es momento de que los niños regresen a su lugar de origen, una parte de ellos queda en los corazones de cada familia de acogida. Miles de kilómetros les separan, pero a pesar de que la distancia física entre localizaciones es enorme y que esta pandemia les ha dejado sin su verano en Salamanca, las nuevas tecnologías han permitido que esa distancia en kilómetros se reduzca, al menos, virtualmente, así pueden mantener el contacto y pueden saber unos de otros.

Las familias salmantinas no pueden mandar paquetes a los campamentos, algo que antes sí hacían

Esta situación del coronavirus ha traído un problema bastante grande a los poblados saharauis. Es la prohibición de entrada a los camiones de reparto, algo que priva a las familias de recibir todo tipo de bienes y productos que envían con frecuencia desde Salamanca, “desde febrero, debido al cierre de fronteras, estos medios de transporte no han tenido permitida la entrada”. En estos camiones las familias salmantinas tenían la oportunidad de mandar paquetes para los niños y sus familias con una frecuencia de alrededor de dos meses.

Sin embargo, algo positivo es la ausencia de COVID-19 donde viven estos niños y sus familias: “Actualmente en los campamentos saharauis no hay ningún caso de coronavirus, desde el principio se confinaron y están siguiendo todas las medidas sanitarias recomendadas”, añade Ángeles, por lo que haber venido a Salamanca “habría sido una falta de responsabilidad. Si el bicho entrara allí, las consecuencias podrían ser catastróficas”.

Campamentos saharauis


Por el momento, y gracias a que se está actuando de forma responsable, los campamentos saharauis no han tenido que lamentar ningún infectado. Las autoridades se están haciendo cargo de repartir mascarillas entre la población y de instalar sistemas de agua con los que puedan lavarse las manos. También se están llevando a cabo charlas informativas sobre el virus.

Campamentos saharauis (3)

Aunque la incertidumbre que trae consigo el coronavirus está muy presente en todos los ámbitos, hay que mirar de forma optimista al verano de 2021, cuando, esperemos, se pueda retomar este programa que acerca nuestra ciudad a una nueva cultura y se ayuda, de forma desinteresada, al pueblo saharaui.

Comentarios