ALIMENTACIÓN

​¿Es recomendable retirar el moho de un alimento y comerse el resto?

​¿Es recomendable retirar el moho de un alimento y comerse el resto?
​¿Es recomendable retirar el moho de un alimento y comerse el resto?

Es habitual, y más a la vuelta de las vacaciones, que en nuestras neveras encontremos diversos alimentos, como queso, fruta o mermelada, con partes blancas o mohosas

Es habitual, y más a la vuelta de las vacaciones de verano, que en nuestra nevera nos encontremos con varios alimentos que han empezado a ponerse pochos, como las frutas, o que tienen alguna parte mohosa, como puede ser el queso o la mermelada. En ese momento, muchas personas optarían por retirar esa parte pocha o mohosa y comerse el resto, siempre que esté en buen estado. Pero, ¿esto es recomendable?

La respuesta es que no. Y es que aunque no pueda verse, es probable que la alimentación que se reflejaba en el moho se haya extendido por todo el alimento, exponiéndonos así a ciertos riesgos, especialmente gastrointestinales, dada la ingesta de micotoxinas. Estos riesgos pueden ir desde los problemas gástricos más comunes hasta, y si se hace durante manera prolongada en el tiempo, el cáncer.

No todos los mohos son malos, eso sí. Hay algunos alimentos que precisamente basan su peculiaridad y su sabor en la aparición de estos ‘bichitos’, como pueden ser los quesos brie, camembert, roquefort o cabrales, madurados como moho.

Eso sí, para evitar que este moho aparezca en los alimentos que no debería de estar, además de respetar la fecha de caducidad y de consumo preferente, se recomienda guardar los alimentos en su lugar correspondiente (como puede ser una nevera o lugar fresco y seco pero no refrigerado) y, ante caso de sospecha, tirar el producto entero.

Comentarios
Lo más